Diario de viaje de un filósofo. Hermann Keyserling. Traducción de Manuel G. Morente. Hermida editores

El Diario de viaje de un filósofo, de Keyserling, es una obra colosal, ambiciosa, profunda y sobre todo actual. Sorprende que sea tan actual, si tenemos en cuenta que el viaje que dio pie a estas reflexiones, a este sumergirse en una cultura tras otra, es de principios del siglo pasado. Una vuelta al mundo de las ideas. Se trata de un libro en el que las propias experiencias del viajero se trenzan, o se enhebran, con el conocimiento profundo de las formas de pensar y de creer de las culturas que atraviesa. Es un viaje ideal. «Un rayo de sol», dice Tagore de este libro, por su capacidad de tender un puente de comprensión entre Oriente y Occidente. Más allá del viaje actual del turismo adocenado y urgente, más allá de la misión comercial, en el Diario se despliega un análisis comprensivo de las formas de pensar y de las creencias que forman los mundos culturales más complejos de la diversidad humana.

Una tradición inmóvil

Keyserling
Keyserling

La primera perplejidad que asalta al lector en este viaje de Keyserling es su vocación de llegar hasta lo más remoto del planeta. La tradición de los filósofos está vinculada a la estática. Kant apenas salió de su Könisberg, y Xavier de Maistre sentenció la tentación del deambulante con su célebre Viaje alrededor de mi habitación. El viaje del espíritu era una aventura más que suficiente para los pensadores. El mundo exterior solo podía servir como distracción para una mente que se debía concentrar en las regiones conceptuales. Frente a esta tradición, Keyserling hace las maletas y se marcha al oriente.

Embarca en Génova en 1911 para un viaje de varios años. Cruza el Mar Rojo, llega a India, atraviesa China, alcanza el Japón para concluir su última etapa en América. Keyserling es un filósofo alejado de lo convencional, una rara avis, un hombre que en 1920 fundará una escuela de yoga. Un viaje alrededor del mundo, anota, «es el camino más corto para llegar a la esencia de uno mismo». Y en esa esencia, el filósofo traza toda una geografía del pensamiento, y una región en la que Oriente y Occidente se encuentran. El Diario del viaje de un filósofo se convirtió en un superventas.

La sabiduría que rompe cadenas

Y no es extraño que se convirtiera en un libro vendido, leído y citado. Porque está lleno de pensamientos deslumbrantes, de descripciones de una nítida profundidad filosófica, y porque resulta permanentemente estimulante en todas sus más de ochocientas páginas. Keyserling reconoce pronto que en su búsqueda de la felicidad necesita continuos estímulos que conecten su mente con las cosas del mundo. Con ese espíritu se lanza a una aventura intelectual: «el conocimiento funde todas las cadenas de la naturaleza. El que sabe rompe todos los vínculos. Pero solo el que sabe puede prescindir de todos los prejuicios».

En India descubre el yoga: «…me maravillo de que la práctica del yoga no haya sido incluida ya en el plan de todos los institutos de educación. Indudablemente, toda exaltación de las fuerzas vitales es función de su concentración acentuada. Indudablemente, la concentración es la base técnica de todo progreso». En China se descubre reaccionario: «….veo motivos para temer que la caída del viejo régimen acarree la pérdida de todo lo que hasta ahora hizo de China un país digno de admiración». También en Japón donde ve con temor la posibilidad de que el país se occidentalice. Y expresa en América su determinismo naturalista, la influencia de la naturaleza en el carácter y en las formas de lo humano. En América, Keyserling descubre de nuevo Occidente y el valor absoluto de lo individual: «cada día adquiero más conciencia de mi humanidad violenta en esta naturaleza salvaje y estimulante». La suya es una aventura cosmopolita, la primera vez en la historia del pensamiento que este adopta la empresa de cuajar una sabiduría global, común a todas las culturas, consciente de toda su diversidad. Ahí radica su actualidad.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre