La librería del señor Livingstone – Mónica Gutiérrez – Ediciones B – 18.90€

Escondida tras una calle londinense está La librería del señor Livingstone, un lugar con entidad propia en donde las historias del pasado son el mejor recuerdo y más aun cuando puedes disfrutar de la lectura bajo el halo de la luna. Mónica Gutiérrez ha creado un libro donde la simplicidad de los hechos son el mayor acto de respeto y admiración, dándole un especial valor al amor por los libros

Sinopsis principal

Portada de la novela de La librería del señor Livingstone de Mónica Gutiérrez
Portada de la novela de La librería del señor Livingstone de Mónica Gutiérrez

Agnes Martí no quiere regresar de nuevo a Barcelona, antes de que se le acaben todos sus ahorros tiene que encontrar un trabajo en cualquiera de los museos de Londres y es que esa ciudad tiene cientos de ellos, por estadística en alguno debería trabajar. Pero las oportunidades no eran demasiadas y el tiempo cada vez era menor. Su pasión es la arqueología, a pesar de su inexperiencia laboral ella era una experta en ese sector, llevaba años preparándose.

Paseando con una  amiga por la ciudad vio un cartel que sería el prefacio de su nuevo futuro, en él buscaban una nueva dependienta para la librería Moonlight Books, un sitio diferente que servía como refugio a los clientes y es que en ese espacio no era solo un sitio donde vender libros.

Moonlight Books

Los libros contemporáneos, las últimas novedades editoriales no las encontrarías allí, en ese lugar solo reinaban las grandes obras clásicas de la literatura. Cada tomo, cada historia o personaje se trataba con mimo y respeto, especialmente por parte de Edward Livingstone, el dueño de la librería.

Bajo una pose de carácter huraño y prepotente se escondía Edward Livingstone, él vivía por y para sus libros. Sabía que libro era acertado para cada cliente, y siempre recitaba grandes frases de autores destacados como Shakespeare; nadie sabía realmente quién era ese hombre pero lo único que parece que tras esa capa de hombre gruñón había un hombre con verdaderos sentimientos hacia los demás.

Junto a él siempre había un pequeño niño, con un nombre curioso pero que parecía recalcar la relación del señor Livingstone con la literatura, ese niño se llamaba Oliver Twist, y como la obra de Dickens también fue abandonado, aunque solo de manera ocasional.

Relaciones interpersonales

Agnes no estaba totalmente preparada para trabajar como librera o al menos eso creía ella, porque era cierto ella era arqueóloga pero también era muchas cosas más. Cada día era una pequeña aventura, los personajes más disparatados se paseaban por aquel lugar que parecía escondido del mundo. La actitud y forma de ver la vida de Agnes cambió por completo en tan solo unos meses, parte de ese cambio se debió a la relación con el señor Livingstone pero también a aquel niño que rondaba diariamente la librería.

Pero aun todo cambiaría más tras la desaparición de una pieza única en la tienda, y es que no desapareció un simple libro, desapareció parte de la historia familiar de Edward Livingstone. ¿Quién se la habría llevado? La principal sospechosa era Agnes, su llegada coincidió con la pérdida del objeto. Pero no sería ellos quiénes se encargaría de su búsqueda si no un inspector al que también le cambiaría la vida tras este asunto.

Cantidad de reflexiones y de iconicidad nos encontramos en el interior de La librería del señor Livingstone, un historia sencilla sin más pretensiones que la de agradar a sus lectores, aquí encontraremos un lugar con encanto y nostalgia, donde las relaciones humanas se demuestran no solo a través de los besos y los abrazos, sino a través de las palabras y los gestos.

Mi valoración personal

Foto de archivo de Mónica Gutiérrez, autora de La librería del señor Livingstone
Foto de archivo de Mónica Gutiérrez, autora de La librería del señor Livingstone

Hay libros que te gustan por su trama y otros por sus personajes, este libro es especial por sus palabras. La manera de transmitir de Mónica Gutiérrez es íntima pero personal, domina con soltura el lenguaje de la palabra, utilizando de manera sutil el doble sentido para dotar a la novela de fuerza y estilo.

Con respecto a la trama no es excesiva, al contrario es muy lineal, creo que la importancia de este libro radica en las ganas de aprovechar las oportunidades y conocer el fondo de las personas, porque aquí las apariencias lo son todo.

Entrando en detalles

Este libro nos muestra una historia en la que lo más significativo es el cambio personal de los personajes tras los últimos sucesos. Y nos ayuda a ver todas aquellas cualidades que tenemos, y es que no somos solo una profesión, somos más cosas y de eso trata la novela, de tratar de ampliar nuestras expectativas y abrirnos a nuevas oportunidades.

He disfrutado de la novela, pero creo he echado en falta más acción, más desarrollo por parte de los protagonistas o más peso de los secundarios. Y es que la trama se resuelve de manera casi inmediata y no permite conocer de lleno a parte del elenco que pasa de “puntillas” por la novela. Con respecto a la narración, ya digo que es lo mejor de la obra junto a la delicadeza que muestra al hablar de los libros y sus historias.

Es una historia sencilla, lineal pero que te permite soñar y te hace sentir que tú también formas parte de esa librería. Todos querríamos leer allí un buen libro clásico mientras la luz de las estrellas permanece brillando a través de la cúpula de la tienda. Nos hace ver que la vida de los libros, es una relación eterna con nosotros mismos.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre