Quizá la pregunta fundamental de este libro breve y bien armado de argumentos se sitúa en la última página, en la última letra. La monarquía no es el problema, o al menos no es nuestro mayor problema, ni siquiera es uno de nuestros más acuciantes problemas.

De la misma forma que algunos se preguntaron si reinaría Felipe VI cuando se anunció su boda con la Letizia periodista, Jordi Canal se pregunta en este libro si reinará Leonor I. Hay que decir que el autor tiene más argumentos, conocimiento y perspectiva histórica que el autor de aquel otro libro sobre Felipe. Y aquí, lectores, la perspectiva es fundamental, por mucho que nos puedan los vientos presentes.

La monarquía siempre ha sido una diana, y ha recibido ataques de forma constante y recurrente. No olviden el paso tímido con el que Juan Carlos pisaba España en el inmediato posfranquismo, acompañado de una Reina que estaba muy lejos del afecto que hoy se tiene a doña Sofía. Pero lo que ha cambiado en esta hora es el auge de dos sectores políticos que tienen en la monarquía un objetivo de derribo. Estos son el independentismo catalán y la izquierda populista, que quiere jugar con el Rey a un juego de tronos, de tronos vaciados.

Los Reyes Felipe y Letizia
Sus Majestades los Reyes, acompañados de sus hijas, Su Alteza Real la Princesa de Asturias y Su Alteza Real la Infanta Doña Sofía, así como por Su Majestad la Reina Doña Sofía, en Palma, momentos antes de acceder a la Catedral de Mallorca

De las fobias de los autores del procés tenemos ejemplos constantes: quema de retratos y banderas, una indecente algarada en la manifestación de condena de los atentados yihadistas de la Rambla, y un odio enconado desde el discurso del 3 de octubre, aquella noche en la que el Rey se jugó la corona mientras en la Moncloa Rajoy hacía solitarios.

Canal repasa en este libro los hechos y circunstancias del final de Juan Carlos I, las razones por las que perdió el crédito popular y las que le llevaron a una abdicación, antes de que la Monarquía bajara del treinta por ciento de aceptación entre el público. Pero recuerda que los aciertos de la Corona han sido muchos y relevantes, y han sido decisivos en el éxito de una España postfranquista, en la estabilidad de la que ha gozado un país como el nuestro, tan aficionado a las orgías cainitas.

Diseño Web

Un debate próximo

En las últimas páginas del libro el autor señala que el debate entre monarquía y república no debería ser una suerte de tabú: «La cuestión no resulta, en absoluto, baladí. Sin embargo, un par de condiciones tienen que presidirlo. Ante todo resulta imprescindible convertirlo en una discusión seria, con argumentos fuertes y sin prejuicios, sin demagogias, y con voluntad integradora». Y dos líneas más adelante reclama » una exigencia de responsabilidad intelectual y moral a los participantes en dicha controversia, tanto desde los medios de comunicación y las redes, como desde la tribuna y el ámbito académico, deviene indispensable».

Si la primera de estas condiciones nos parece imprescindible, la segunda lo es más: «resulta imprescindible que tenga lugar en un ambiente lo más sereno posible, en una situación lo más estable posible y en un país lo más recuperado de las crisis posible». Es decir, que podamos debatirlo con la misma perspectiva histórica que emplea el autor en analizar el reinado de Juan Carlos I y los primeros maños de jefatura del estado de Felipe VI.

Jordi Canal es historiador, ha escrito sobre el carlismo (El carlismo. Dos siglos de contrarrevolución en España y Banderas blancas, boinas rojas. Una historia política del carlismo) En los últimos años hemos leído de Canal su Historia mínima de Cataluña, tan esclarecedora, y Con permiso de Kafka. el proceso independentista de Cataluña.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre