jueves, febrero 29, 2024

‘La vida es una fiesta’, en la sala de urgencias de un manicomio

Share

Teatros del Canal lleva a escena el humor irreverente de Les Chiens de Navarre en La vida es una fiesta (La vie est une fête). El último montaje de la compañía francesa que dirige su fundador Jean Claude Meurisse, nonimado a los premios franceses Molière como mejor espectáculo de teatro público, se estrena en España del 20 al 23 de abril en la Sala Verde. El espectáculo, ambientado en una sala de urgencias de un sanatorio siquiátrico como trasunto de una sociedad enferma, está acogido al sello Creación Canal y se exhibirá en francés con sobretítulos en español

El estilo irreverente y transgresor del colectivo teatral francés Les Chiens de Navarre vuelve a Teatros del Canal, esta vez con el estreno en España de La vida es una fiesta (La vie est une fête). La formación que dirige Jean-Christophe Meurisse se estrenó en España en 2021 en este mismo escenario madrileño con No todo el mundo puede ser huérfano, y del 20 al 23 de abril presentan su último montaje, donde mete al espectador en una sala de urgencias siquiátricas que funciona como un espejo de una sociedad enferma. El espectáculo está nominado a los premios de teatro franceses Molière (los equivalentes a los Max españoles) como mejor espectáculo de teatro público.

la vida es una fiesta

Después de tratar temas como la identidad nacional en Hasta tus brazos (2017) o las neurosis familiares en No todos pueden ser huérfanos (2019), la compañía gala retoma el tema de la locura en La vida es una fiesta (La vie est une fête). La obra empieza en un parlamento con un guirigay de voces de políticos de todas las tendencias que se insultan ante los infructuosos intentos del presidente de la Cámara de calmar la situación. Sigue en un sanatorio mental en ruinas donde se reúnen, entre otros personajes, un diputado de extrema derecha, una mujer, un maduro ejecutivo al que sus jefes jóvenes fanáticos capitalistas de la ecología han despedido de la empresa, todos ellos parodiados en extremo.

El humor incorrecto, la irreverencia, la burla contra todos convierten a La vida es una fiesta en una celebración amarga que reclama la libertad de expresión y arremete contra esa idea actual tan extendida de la cancelación. «No hay nada más humano que la locura –explica el director de La vida es una fiesta-. Las urgencias psiquiátricas es uno de los pocos lugares que pueden albergar a cualquier persona en cualquier momento, con independencia de su edad, sexo o país. Un lugar de vida extremadamente palpable para salirse de la carretera. Una pequeña vía de humanidad». En ese escenario, que supone un trasunto de una sociedad enferma, discurre este espectáculo irreverente, de humor sarcástico, escenas de violencia, desnudo y sexo explícito.

la vida es una fiesta

Jean-Christophe Meurisse descubrió el teatro a los 21 años mientras estudiaba en la Facultad de Artes de Rennes. Formado como actor clásico, trabajó sobre las tablas durante ocho años hasta que fundó en 2005 Les Chiens de Navarre, para la que ha dirigido los ocho espectáculos que ha creado con la compañía.  A lo largo del tiempo ha ido modificando el proceso de creación y pasó de escribir los textos a la improvisación con los actores, concibiendo obras alocadas, mediante la expresión de los deseos libres de los intérpretes.

Además de director teatral, Meurisse ha probado con el cine y su primer largometraje, Apnée, de nuevo una comedia alocada como sus espectáculos teatrales, fue seleccionado para la Semana de la Crítica del Festival de Cannes en 2016. Su segundo largometraje, Orangessanguines, se presentó en julio de 2021 en la selección oficial en el Festival de Cannes en una sesión de medianoche, y se estrenó en los cines en noviembre de ese año.

Read more

Otras historias en FANFAN