No se puede crear con un comité.

Sinopsis

Tras fracasar en la adquisición de Ferrari, Henry Ford II encarga a Lee Iacocca desbancar a la escudería italiana en las 24 horas de Le Mans. Liderados por el visionario automovilístico Carroll Shelby y su conductor británico Ken Miles, un equipo americano de ingenieros y diseñadores intentará lograr un hito que parece imposible.

Cartel de Le Mans 66
Cartel de Le Mans 66

Ficha técnica

  • Director: James Mangold
  • Guión: Jason Keller, Jez Butterworth, John-Henry Butterworth
  • Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Tracy Letts, Josh Lucas, Noah Jupe, Remo Girone, Ray McKinnon
  • País: EE.UU.
  • Duración: 152 minutos
  • Música: Marco Beltrami
  • Fotografía: Phedon Papamichael

Comentario

Shelby en una carrera regional, Le Mans 66
Shelby en una carrera regional

Hace apenas unos meses fallecía Lee Iacocca. Este ejecutivo automovilístico contribuyó a la creación del Ford Mustang, a salvar a Chrysler y a crear el monovolumen como concepto automovilístico. Otra hazaña fue recaudar fondos para reconstruir la Estatua de la Libertad y la Isla Ellis. Hace apenas unas semanas se estrenaba Le Mans 66, en la que Iacocca tiene un papel más que relevante. Él convence a Ford para competir contra Ferrari en las 24 horas de Le Mans.

James Mangold dirige esta cinta apoyado en Phedon Papamichael como director de fotografía. Papamichael es un colaborador habitual de Mangold que ha trabajado con él en películas como En la cuerda floja o El tren de las 3:10. La historia gira en torno a un tema recurrente de Hollywood, el genio frente al sistema. Aquí el genio, el individuo, el héroe, se trasmuta en Carroll Shelby y Ken Miles. Y el sistema, el antagonista, son las grandes corporaciones (Ford) y sus ejecutivos (Leo Beebe).

Miles e hijo preparando una carrera
Miles e hijo preparando una carrera

El trabajo e los actores, especialmente de su dúo protagonista, es magnífico. A veces uno pensaría que Damon y Bale serían incapaces de hacer una mala actuación incluso si lo desearan. La sensación de velocidad, emoción, vértigo y estrés de las carreras está ahí, presente. La ambientación es espectacular. Se recrea un mundo, ya casi perdido, en el que la seguridad era menor, las normas menos rígidas y pesaba más el piloto y sus sensaciones a la hora de diseñar el vehículo. Y la película, que dura dos horas y media, no se hace larga en ningún momento.

Pero por algún motivo, no deja poso. Quizá sea por algo de falta de profundidad en los personajes. Quizá sea por la constante reivindicación de la figura de Miles o por su innecesario momento de drama final.

A pesar de esto, si uno quiere pasar dos horas y media de emoción y adrenalina sin pensar demasiado, es una elección que merece la pena.

Tráiler

Tráiler de Le Mans 66

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre