Los seres huecos. Las cintas de Blackwood. Vol 1 Guillermo del Toro y Chuck Hogan. Alianza de Novelas. 19,90.-€

Guillermo del Toro es conocido, sobre todo, por obra maestra del cine fantástico, El laberinto del fauno. Pero hay una faceta menos conocida, que es la de escritor. En las letras hace pareja con Chuck Hogan, que es un autor que ha recibido elogios y bendiciones del gran maestro Stephen King. El dúo Del Toro/Hogan es autor de una Trilogia de la oscuridad que ha renovado el género de novelas de vampiros. Del Toro y Hogan han abierto ahora una nueva colaboración literaria que promete ser una serie. La primera entrega se llama Los seres huecos. Las cintas de Blackwood, volumen 1.

Detectives y mundo sobrenatural

Los seres huecos
Los seres huecos

La narrativa de Del Toro y Hogan tiene dos elementos fundamentales: el thriller, lo detectivesco, y el mundo sobrenatural. Son dos ingredientes que regresan en Los seres huecos. Un título, por ciento, que nos recuerda a Los hombres huecos, ese poema de T.S. Eliot que Marlon Brando recita en el final de Apocalypse Now.

En Los seres huecos. Las cintas de Blackwood hay tres hilos narrativos. Uno es el de los agentes del FBI, Earl Solomon y Odessa Hardwicke. Ella es una joven agente, de una de las nuevas promociones del FBI. El es un agente retirado. Tiene más de ochenta años. El tercer hilo narrativo es el de Hugo Blackwood, que es el que da nombre a toda la saga. Blackwood es un caballero inglés

Un homenaje a Algernon Blackwood

En la Trilogía de la Oscuridad el nombre de referencia es Bram Stoker, el creador del mito literario de Drácula. En Los seres huecos, todo apunta a Algernon Blackwood, uno de los grandes maestros del género de terror, sobre todo a través de sus relatos. Blackwood inicia lo que podría llamarse un género dedicado a la investigación de lo oculto.

En los inicios de la novela se habla de un edificio en Manhattan que tiene un extraño número, el 13 y medio. En ese edificio hay un buzón al que solo llegan peticiones de ayuda desesperadas dirigidas al señor Hugo Blackwood. Con Blackwood entrarán en contactos los agentes, en capítulos distintos, en tiempos diferentes. Primero con Solomon en los años 60, luego con Odessa Hardwicke en 2020. Junto con su colega Leppo tiene que enfrentarse a un asesino itinerante.

“El asesino itinerante mata en distintos escenarios, comúnmente durante un breve intervalo de tiempo, que puede durar desde una hora hasta varios días o semanas. El asesino relámpago está estrechamente relacionado con el itinerante: se trata de una persona que asesina a múltiples víctimas en un solo evento homicida”.

Los seres huecos

Violencia y baladas

Los seres huecos tiene el permanente contrapunto de las baladas. Ese contraste hace más cruda la violencia. Y desgarradora, por que la agente Odessa tendrá que enfrentarse con Leppo, al que tiene que matar porque una locura violenta se apodera de su ser. Hay un punto en el que las vidas de Solomon y Hardwicke se cruzan. Limpiando su oficina ella descubrirá un archivo de cintas.

Solomon le sugiere a la agente Hardwicke que escriba al señor Blackwood al buzón del misterioso edificio en Manhattan. Entra en juego en este momento la vida de Blackwood, y su papel en la historia. Nos lleva a 1592. Así se titula el capítulo en el que descubrimos la figura de un filósofo ocultista y consejero real, afanado en unir de nuevo la ciencia y la magia, la alquimia y la adivinación. Ahora es el lector el que tiene que unir todos los puntos entre los vértices de esta novela de policías y fantasía ocultista.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre