Los Crooners eran cantantes que destacaban por tener una voz portentosa y prodigiosa, a la vez que llamativa por sus tonos graves. Algunos de los artistas más reconocidos de este género son entre otros: Frank Sinatra, Bing Crosby, Gene Autry, Nat King Cole, Tony Bennet, Dean Martin o más recientemente Michael Buble. Todo voces masculinas, ya que el término Crooner solamente se adopta para los varones, quienes además suelen ir acompañados de orquestas.

Desde hace  más de un mes, así lo marcan los comercios, estamos ya en época navideña. Un periodo, inicialmente religioso, en el que además las familias tratan de unirse para celebrar, al menos una vez al año, que la unión hace la fuerza dentro de los apellidos. Esos momentos de reuniones son ideales para que destaquen de fondo figuras como las que vamos a escuchar a lo largo del siguiente artículo, y más si cabe, si lo que hacen estos famosos personajes es cantarle a la Navidad.

El primero, Sinatra

El primer artista que vamos a escuchar es al Crooner por excelencia, es decir, Frank Sinatra. Para hablar sobre la capacidad musical de Sinatra hay que quitarse el sombrero, ponerse cómodo y saber que lo que uno va a escribir es historia de la música. Frank Sinatra tenía un apodo “La Voz”, era un hombre nacido en Hoboken (Nueva Jersey) que a lo largo de su carrera grabó más de 1.300 canciones. Imagínense con ese sobrenombre lo que tenía que ser escuchar cantar en directo a semejante personaje. Un artista carismático que se desenvolvía en el mundo del cine también con brillante soltura y al que sus llamativos ojos azules, a parte de costarle otro apodo “Blue Eyes”, le acercaron a unas cuantas mujeres. Sus canciones eran irregulares, pero muy emocionales. Todos tenemos en mente temas suyos como “Fly me to the moon” o “New York, New York”. Sinatra era un cantante al que no le gustaba ensayar, tenía la suficiente confianza en uno mismo como para lanzarse a la piscina y dejar a todo el mundo con la boca abierta. Y eso es lo que hizo en el año 1957, cuando cantó la canción “Santa Claus is coming to town” y hoy en día quizá sea todavía la versión más conocida. Una pieza compuesta en el año 1932 por John Frederick Coots y Haven Gillespie y que también han versionado Andrea Bocelli, Mariah Carey o Dolly Parton entre otros.

La leyenda de Santa Claus cuenta que vive cerca del Polo Norte junto a la Señora Claus y muchos duendes navideños. Estos le ayudan a fabricar los juguetes que la noche del día 24 al 25 de diciembre se reparten por el mundo a los niños que han escrito sus cartas. Con un saco mágico, su trineo volador y los renos se pone en marcha para no descansar hasta el amanecer.

Autry, entre Crooner y Country

Y hablando de renos vamos a escuchar a otro de los grandes Crooners de todos los tiempos. Gene Autry, a parte de ser cantante era actor, músico, compositor y empresario. Realmente hay gente que no le cataloga como un Crooner y sí como un cantante de country más. Para mí y para otro tantos sí que fue un verdadero Crooner con gran repercusión en su país. Hay un tema muy famoso llamado “Rudolph the red noised reindeer” que se compuso en 1939 gracias a la labor de Johnny Marks. Tema que por cierto, alcanzó en su momento el top de las listas de éxitos en los Estados Unidos.

La historia de los renos originales de Santa Claus aparece por primera vez en el año 1823 dentro del poema “A visit from Sant Nicholas”, San Nicolás es el nombre por el que se conoce a Papá Noel en Oriente, en base a una historia del obispo San Nicolás de Myra o San Nicolás de Bari. Rudolph, el reno más conocido del trineo adquiere su nombre años más tarde. Lo hace a raíz de una historia y un cuento del mismo año en el que se compone esta canción, 1939, que escribe Robert May y que publica la Montgomery Ward Company.

Un reno que se convirtió en el favorito de los niños, por su nariz roja, por ser el ayudante de Santa Claus, y porque es el último de los 9 renos que se añade al trineo. Rudolph es un ejemplo para los demás porque en una gran tormenta de nieve, y tras ser al principio mal visto por la manada por su Juventud y su nariz roja, decide ayudar a Santa Claus a abandonar esa tormenta y hacer de guía con su luz roja al resto. Así fue como se consiguieron repartir los regalos y comenzar el viaje por la noche de nochebuena.

La letra dice así:

Conoces a Dasher, a Dancer, a Prancer, a Vixen, a Comet, a Cupid, a Donder, a Blitzen, pero ¿recuerdas el reno más famoso de todos?

Rudolph, el reno de nariz roja tenía una nariz muy brillante y si alguna vez lo vieras, incluso dirías que brilla. 
Todos los demás renos solían reírse y ponerle apodos. Nunca dejan que el pobre Rudolph juegue en ningún juego de renos. 
Después, en una brumosa víspera de Navidad, Santa vino a decir: 
«Rudolph con tu nariz tan brillante, ¿no me guiarás en mi trineo esta noche?» 

Entonces todos los renos lo amaron ,mientras gritaban de alegría, 
Rudolph , el reno de nariz roja, ¡pasarás a la historia!

Vamos a escuchar a Gene Autry y la canción “Rudolph the red noised reindeer” o Rudolph el reno de la nariz roja, que graba en el año 1947.

Otro de los grandes Crooners que no podía faltar en esta cita navideña es el gran Bing Crosby. Un artista que falleció en Alcobendas (Madrid) en octubre de 1977 tras un ataque al corazón mientras jugaba al golf. Crosby fue un artista que según la revista “Yank” era la persona que más hizo por levantar la moral de los soldados en la Segunda Guerra Mundial. Su nombre real era Harry Lilis, y nació en 1903 en Tacoma (Washington). Además de ser cantante, también fue un buen actor al que le encantaban las carreras de caballos, la caza, el golf y el futbol americano.

El tamborilero

En un pasaje de su vida llegó a ser entrenador de los “Gonzaga Bulldogs” e incluso llegó a ser accionista de un equipo de beisbol llamado “Los Piratas de Pittsburgh”.  Bing Crosby convivió con gente como Frank Sinatra o Dean Martin, y consiguió dejar imprenta en un legado que ha sobrevivido hasta nuestros días, la radio. Crosby tenía un programa que llegó a emitir más de 80000 horas. Viendo como avanzaba la industria de la radio en la posguerra convenció a su cadena la ABC para que le dejara grabar sus emisiones en una cinta de bobina a bobina de AMPEX. Fue el primero que lo hizo, y hoy en día los programas grabados son una parte fundamental del panorama radiofónico. Volviendo al tema navideño y los Crooners, vamos a comentar que la pieza que vamos a escuchar “The Litltle drummer boy”, para nosotros el tamborilero, no es de nuestro cantante Raphael, a quien en más de una ocasión le hemos escuchado cantar el Ropopompón. Esta vez lo vamos a escuchar en su versión original. Es el año 1962, y su autor es Bing Crosby.

Quedan muchos grandes artistas por escuchar cantándole a la navidad, pero hoy he querido sacar a colación a tres grandes de la música americana que en algún momento de sus carreras decidieron dar cabida entre sus canciones a temas que posteriormente han hecho historia dentro de los villancicos. Unos cantantes que movían ciudades enteras cada vez que se desplazaban a dar un concierto, y que en la tierra de los campos de algodón bien reconocen. Por cierto, una curiosidad, ni Frank Sinatra ni Bing Crosby querían ser Crooners. No se veían como tales, pero ya sabemos que hoy en día la crítica y el público es soberano y son los que en definitiva mandan a la hora de encasillar a un artista.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre