La saturación de oxígeno en sangre es uno de los indicadores clave para conocer si una persona padece covid-19 o no. La venta de los aparatos para medirlo se dispara en internet.

El oxímetro se ha convertido en un controlador fundamental. ¿Qué síntomas tiene un infectado de COVID-19? ¿Cómo puedo saber si tengo el virus? Probablemente, estas sean dos de las preguntas que más nos hechos hecho en estos días de confinamiento desde que comenzó la expansión del virus a nuestro alrededor. Y las respuestas han variado notablemente desde el inicio de la pandemia. Al principio, los principales indicadores eran la temperatura corporal, falta de oxígeno o tos. Posteriormente se habló de problemas intestinales. Más adelante escuchamos que podíamos tener problemas con los sentidos del olfato y el gusto. Incluso en algún momento, se ha hablado de problemas de piel.

Temperatura y saturación de oxígeno, factores clave

Lo que sí está claro, es que en todo momento ha habido dos indicadores que nunca ha desaparecido de la ecuación: la fiebre, o temperatura corporal anormalmente alta; y la insuficiencia respiratoria. Sin embargo, según los expertos, existe lo que han denominado “neumonía silente o silenciosa”, que es un descenso de la saturación de oxígeno que no se manifiesta en síntomas externos y que puede tener consecuencias graves si no se trata a tiempo.

Del termómetro al oxímetro

Mantener el control de la temperatura es algo relativamente sencillo en nuestra sociedad. No hay hogar que no cuente con un aparato tan sencillo como un termómetro que es imprescindible para tener bajo control este síntoma. Pero, ¿qué sucede con la saturación de oxígeno de la que hablábamos? Esta puede medirse con otro gadget también muy sencillo conocido como oxímetro de pulso o pulsioxímetro. Este aparato, de venta en farmacias y algunas plataformas online como Amazon, es de pequeñas dimensiones y funciona como una pinza que se coloca sobre un dedo. Emite diferentes longitudes de onda luminosas hacia la sangre a través de fotodiodos. Las ondas se reflejan y el aparato las interpreta calculando los niveles de oxígeno en sangre.

oxímetro

Una persona sana en circunstancias normales, presenta una saturación de oxígeno de entre el 95 y el 100% durante el día. Cualquier cifra por debajo del 90% es peligrosa para la salud. Y este dato es clave en el control del Covid-19.

Ya nos habló en Fanfan de la importancia de conocer su nivel de saturación de oxígeno en sangre Pedro Alsina Mier. El farmacéutico ingresó en urgencias contagiado del virus tras medir su índice de oxígeno y comprobar que era bajo.

Sin recomendación de la OMS

Aunque no existe ninguna recomendación de la OMS con respecto al uso de oxímetros en casa, si es cierto que se trata de un aparato de venta en farmacias y tiendas online, a un coste relativamente bajo y que puede ser de gran ayuda en estos momentos.

De hecho, desde el comienzo de la expansión del virus, su venta por Internet se ha disparado. Se situó como uno de los gadget más vendidos en Amazon en la última quincena de abril y hoy en día, tres de los 13 productos más vendidos en el apartado de salud del gigante de las ventas online son oxímetros de pulso. En otras muchas plataformas de venta digital están agotados.

Aplicaciones móviles poco fiables

Algunos pacientes, tras la falta de stock de oxímetros en establecimientos habituales, han optado por instalar en sus teléfonos móviles aplicaciones que miden el nivel de oxígeno en sangre mediante la luz de la cámara móvil. Esto está DESACONSEJADO, ya que los resultados de estas apps no son fiables en absoluto.

La longitud de onda que emiten los flashes de la cámaras de los teléfonos móviles no se corresponde con la que utilizan los oxímetros y, por lo tanto, el resultado no puede tomarse como real.

El uso de estas aplicaciones está produciendo una falsa sensación de seguridad, puesto que arrojan resultados normales en casos en los que la saturación es inferior, y viceversa, y esto provoca que no se ponga solución a la enfermedad en casos donde ya la padece el paciente.

1 Comentario

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre