El buen cine siempre nos aporta algo y nos descubre otras vidas, otros mundos y otras formas de pensar. Pues bien, El indomable Will Hunting es una obra maestra imprescindible para todos aquellos que trabajan en el ámbito social, pero también para quienes en algún momento se plantean qué es realmente el éxito. 

Un mundo aislado


El indomable Will Hunting es una obra maestra que consigue mostrar las secuelas del maltrato infantil y cómo el miedo a volver a sufrir el abandono hace que el protagonista viva en su mundo donde nadie puede llegar. Crea un mundo propio, un ámbito exclusivo, donde todos los demás están al margen.

Al mismo tiempo nos muestra como el concepto de éxito también nos lleva a escondernos detrás de títulos, de reconocimientos y pensamientos e ideas que no son las nuestras. El precio del éxito puede ser el de vivir una vida ajena, alienada, desconectada por tanto de la realidad. Es aquí donde surge el dilema el éxito del protagonista está en tener reconocimiento y un buen trabajo o ser el mismo sin miedo a amar sin miedo al rechazo. 

Una lección para el trabajo social


Otro de los temas que toca El indomable Will Hunting es el trauma del maltrato infantil. la profundidad terrible de su dolor. Las secuelas se arrastran durante toda la vida. Solo cuando uno toma conciencia e interioriza que no es culpable empieza la curación.   Excelente la interpretación de Robin Williams en sus diálogos con el protagonista Matt Damon. En   el momento estelar, una sencilla frase lo dice todo » no es culpa tuya «. Se lo repite varias veces, porque no se trata de oír la frase si no de sentirla desde dentro. 


Esta película no es sólo para quienes han sufrido malos tratos sino para el conjunto de la sociedad, que confunde el éxito con el tamaño del ego porque como nos dice el protagonista Matt Damon podemos tener todos los títulos y reconocimientos pero ¿tenemos ideas propias?, ¿somos personas auténticas? 

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre