El escritor y guionista Santiago Díaz, concede esta entrevista a Fanfan, en donde nos cuenta detalles sobre la adaptación de su primera novela Talión y pero también nos explica aspectos de su última novela El buen padre, un thriller del que ya hemos hecho referencia y que creemos que os debéis perder

Comienzos en la escritura, una promesa como escritor

En primer lugar como siempre agradecerte el permitirme realizar esta entrevista. Una de las primeras peguntas que realizo es ¿Cuándo empezaste en el universo de las letras? Y es que aunque te conozcamos como escritor llevas años ejerciendo como guionista.

Mi primer contacto con la escritura fue muy tardío. Yo daba clases de educación física y, en uno de aquellos larguísimos veranos entre curso y curso, ya con veintitrés o veinticuatro años, se me ocurrió escribir una película. Yo siempre he sido aficionado a la lectura, al cine y a las series de televisión y quise probar suerte. No se me debió dar mal porque dos o tres meses después ya estaba trabajando en una productora, y han pasado casi treinta años.

Foto de Santiago Díaz, autor de El buen padre
Foto de Santiago Díaz, autor de El buen padre

Como hemos comentado anteriormente eres guionista de películas y series de televisión, pero tan solo hace un par de años que te adentraste en la faceta de escritor de novelas ¿Cuándo tomaste la decisión, que te arrojó a escribir un libro?

Gracias a mi hermano Jorge, que también es guionista y escritor. Llevaba tiempo diciéndome que debía escribir una novela, pero yo, sinceramente, no me veía capacitado. Al final terminó metiéndome el gusanillo y, casi sin darme cuenta, ya estaba buscando una idea. Cuando la encontré y empecé a escribir, disfruté muchísimo.

Tan solo dos novelas en el mercado pero ambas con excelentes opiniones de la crítica y lectores ¿Te esperabas ese cariño por parte del público? ¿Qué es lo que más te ha sorprendido?

Los que nos dedicamos a escribir sabemos que nuestro trabajo va a ser juzgado por todo el mundo, y eso crea mucha inseguridad. Tanto con Talión como con El buen padre, yo estaba convencido de que tenía una buena historia entre manos, pero jamás pensé que fuesen a ser tan bien acogidas por los lectores y la crítica. La verdad es que estoy muy orgulloso y agradecido por todo el cariño que me han demostrado.

Se dice que lo más complicado de escribir es pensar una historia original, creativa pero real, y convincente, pero eso para ti es algo casi trivial por tu profesión pero ¿has notado muchas diferencias  entre escribir un guion de una novela? ¿Cuáles son los aspectos que destacarías en ambas? 

La principal diferencia es que, en una serie de televisión, normalmente formas parte de un equipo y las decisiones no las tienes que tomar tú solo, al contrario que en una novela. Otro de los aspectos importantes es que en una producción audiovisual normalmente te tienes que ceñir a un presupuesto, a unos determinados decorados o a un número limitado de actores, mientras que en una novela puedes escribir lo que quieras sin pararte a pensar si cuesta mucho dinero o en la dificultad de llevarlo a cabo. Es una libertad maravillosa, aunque hay que tener cuidado porque muchas veces te lleva a lugares de los que después es muy difícil volver.

Novelas con la justicia como telón de fondo

Talión sigue la estela del refrán ojo por ojo y diente por diente, porque la periodista Marta Aguilera tiene poco que perder y es que apenas le quedan unos meses de vida, algo similar le pasa a Ramón Fonseca en El buen padre y es que arriesga todo por la verdad, la justicia. A pesar de que son dos novelas completamente diferentes, tienen ese nexo en común ¿Por qué ese afán de perseguir la justicia con tus libros? ¿Es una manera en parte de criticar o hacernos ver los errores del sistema?

Creo que la justicia, o mejor dicho, las injusticias que nos rodean, hacen que a todos nos hierva la sangre. En el caso de Marta Aguilera, ella tenía como objetivo a criminales que no habían pagado por sus delitos, mientras que Ramón Fonseca trata de reparar una injusticia que está viviendo su hijo en la cárcel, al que considera inocente del asesinato de su mujer. Son dos personajes de ficción que se toman la justicia por su mano cuando sienten que el sistema no funciona como debería.

Portada de Talión, la primera novela de Santiago Díaz
Portada de Talión, la primera novela de Santiago Díaz

Yo aun no he tenido el placer de leer Talión, pero sé que lo haré porque me gusta tu estilo narrativo, pero para todos aquellos que como yo no lo hayan hecho, ¿qué podrías decir de ella? ¿Qué pueden encontrar los lectores entre tus páginas?

Tanto en Talión como en El buen padre he procurado escribir historias entretenidas que, a pesar de su dureza, nos hagan pasar un buen rato lleno de acción, de suspense y de sorpresas en la trama. Pero también quiero que los lectores se planteen qué harían ellos en el lugar de los protagonistas; en el caso de Marta Aguilera, que piensen cómo actuarían si solo les quedasen dos meses de vida, y respecto a Ramón Fonseca, qué harían si considerasen a la persona que más quieren encarcelada injustamente.

Tanto Talión como El buen padre son novelas de suspense o thriller, un género que cada día está más en boga tanto por los lectores como por los escritores y es que esta temática ha servido de plataforma para muchos nuevos autores ¿Qué crees qué tiene el thriller para que cause esa fascinación? ¿Siempre tuviste presente iniciarte en él o hay otros géneros que también te gustaría abordar?

A mí, como lector, la novela negra es la que más me atrae, y por eso he querido centrarme en ella. Aunque he de reconocer que, desde hace ya varios años, le estoy dando vueltas a una novela histórica que, en cuanto tenga tiempo, me lanzaré a escribir.

En cuanto al éxito del género, yo creo que es muy atractivo poder adentrarse, de la mano del autor, en lugares muy peligrosos y sentirse completamente a salvo. Y eso sin contar con la cantidad de personajes que conocemos y con los que jamás trataríamos en la vida real. Y como guinda, poder acompañar a los investigadores en la resolución de un crimen.  Creo que, todos estos elementos unidos, hacen que el thriller sea un género al que es difícil resistirse.

El buen padre, éxito de crítica y público

Entrando ya más en detalles, tu segunda novela El buen padre nos narra la historia de Ramón Fonseca, un hombre que se entrega por haber secuestrado a tres personas, las cuales presuntamente estuvieron sobornadas para que mantuvieran a su hijo en la cárcel, él es el único que cree en su inocencia y hará todo lo posible por sacarlo de allí ¿pero cómo surge El buen padre? Desde mi punto de vista es una novela en homenaje a los padres coraje, un libro que pone de manifiesto el amor incondicional ante un hijo ¿tú también lo ves desde ese punto de vista?

Yo tenía claro que quería contar la historia de un secuestro, pero no a cambio de un rescate, como sería lo normal. Empecé a explorar diferentes ideas con eso como base hasta que se me ocurrió el concepto “secuestro por justicia”. A raíz de aquello, pensé en un padre que quería salvar a toda costa a su hijo y que no se detendría hasta demostrar su inocencia. O sea que sí, realmente a Ramón Fonseca se le puede considerar un padre coraje.

A medida que vamos leyendo, indagamos más en la vida de esos tres secuestrados quiénes tienen un pasado un tanto convulso. Cada uno está encerrado en un sitio diferente, solo con los víveres necesarios para sobrevivir el tiempo que El buen padre cree estimado pero si hablamos de moralidad, y esto saltara a la vida pública en un entorno real ¿De qué parte crees que pondría la mayoría? ¿Defenderían al buen padre por ayudar a su hijo o por el contrario estarían de parte de los secuestrados?

Yo me he preguntado muchas veces por qué la gente no se rebela ante esta clase de injusticias, y he llegado a la conclusión de que es porque hemos avanzado como sociedad y, estemos más o menos de acuerdo, confiamos en la justicia. Aunque, por desgracia, hay muchos descerebrados que aprovechan cualquier momento de crispación para salir a la calle a quemar contenedores, creo que la mayoría de la gente condenaría que alguien se tomase la justicia por su mano.

Si en la vida real se produjese un caso como el de El buen padre, creo que todos nos pondríamos de parte de los secuestrados, aunque después exigiríamos que se investigase si de verdad fueron sobornados para condenar a alguien inocente.

Portada de El buen padre, la novela de Santiago Díaz
Portada de El buen padre, la novela de Santiago Díaz

La inspectora Indira Ramos es cuanto menos un ser excepcional y único, ella padece TOC pero pone “por bandera” la defensa de la justicia, enfrentándose a sus compañeros y haciendo que su vida social sea un hecho aislado ¿Cómo y porqué decidiste crear un personaje así? ¿Tú crees que la gente empatizará con su trastorno o les ayudará a ver la enfermedad desde otro punto de vista?

Desde que empecé a trabajar el personaje, quise alejarme de los típicos policías con problemas de alcoholismo o de culpa, así que le busqué un enemigo que solo pudiese ver ella, y de ahí surgió esa aversión a las bacterias. En ningún momento he pretendido hacer un personaje cómico gracias a ese trastorno, pero es indudable que sus manías y obsesiones sirven para relajar un poquito el resto de tramas, mucho más dramáticas. Pero Indira no es solo eso, también es una policía muy válida y honesta, tanto que llega a causar rechazo entre sus compañeros. Muchas veces, la sinceridad cierra más puertas de las que abre.

A todos aquellos que como yo nos hemos quedado con ganas de más, sabemos que la inspectora Indira Ramos tendrá un nuevo caso y es que ese final es digno de ello ¿pero sabrías poner una fecha exacta? ¿Has comenzado ya a escribirla? ¿Se convertirá en bilogía, trilogía o saga?

No puedo contarte mucho, pero te diré que ya estoy metido de lleno en el segundo caso de la inspectora Indira Ramos y que estoy disfrutando como nunca. La fecha exacta es cosa de la editorial, pero si todo va bien, se publicará a principios de 2022. En cuanto a tu última pregunta, a mí me gustaría que fuese una trilogía, pero ahora mismo no tengo claro que se quede en dos entregas o pueda llegar a muchas más. Supongo que eso dependerá de la aceptación que tenga entre los lectores.

Salto a la pantalla y recomendaciones literarias

Talión tendrá su adaptación como serie de televisión, pero poco más se sabe de ello ¿Cómo va el proceso? ¿Habéis empezado ya con el casting de los personajes o la producción? ¿Qué es aquello que nos puedes revelar?

La pandemia lo ha ralentizado todo bastante, pero ya empezamos a ver la luz y se han reactivado las negociaciones. De momento, estamos decidiendo si será una serie o una película, pero de lo que estoy seguro es de que terminará saliendo adelante. Ojalá sea pronto. Tanto la productora como yo tenemos claro quién queremos que interprete a Marta Aguilera, pero aún están negociando y no puedo contarlo. Lo que sí puedo decir es que es una actriz de primer nivel que sorprenderá en un papel muy alejado de los que suele interpretar.

Si Talión tiene adaptación yo creo que El buen padre también debería, y es que su ritmo frenético, ágil y fresco sería todo un acierto, si así fuera ¿Quién te gustaría que representase el papel de Indira Ramos?

Eso es muy complicado de decir. Cada lector se hace una idea de cómo le gustaría que fuera, y decantarme ahora mismo por una determinada actriz gustaría a algunos, pero también decepcionaría a otros. Yo creo que eso hay que dejarlo en manos de los directores de casting, que saben perfectamente lo que puede o no dar determinada actriz.

El buen padre tiene una narración directa y una trama muy bien armada y es que no hay un “fleco” suelto, pero ¿tú que destacarías de ella? ¿Qué crees que ha hecho que se convierta en todo un fenómeno?

Una premisa muy potente que se mantiene hasta las últimas páginas, sorpresas y giros inesperados y, sobre todo, personajes muy creíbles. Para mí, lo importante de una novela, una película o una serie es trabajar en los protagonistas. Si conseguimos hacer que a la gente le interese lo que les pase, ya tenemos buena parte del éxito asegurado.

Después todo depende de la suerte y del boca a oreja. Por eso no me canso de agradecer a todos los que recomiendan mi novela tanto entre su círculo como en sus redes sociales. Me hacen un favor enorme, independientemente de los seguidores que tengan.

Foto cogida de archivo de la colección de libros de Pierre Lemaitre, el autor favorito de Santiago Díaz
Foto cogida de archivo de la colección de libros de Pierre Lemaitre, el autor favorito de Santiago Díaz

Y por último, me gusta conocer cómo son nuestros autores a la hora de escoger un libro ¿Qué es aquello que necesitas que tenga un buen libro? ¿Qué libros o autores crees que no deberíamos perdernos?

En mi caso, depende mucho del momento en el que esté. A veces me apetece una lectura más ligera, otras novelas algo más profundas y otras muchas veces me decanto por un tema determinado que me haya llamado la atención por algún motivo. En cuanto a autores, lo mismo te digo. Antes mi escritor favorito era Paul Auster. Ahora, probablemente Pierre Lemaitre. Sus novelas sobre el comandante Camille Verhoeven no se las debería perder nadie que le guste la novela negra.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre