El buen padre – Santiago Díaz – Reservoir books – 18,90€ – 412 páginas

Tras el éxito de Talión Santiago Díaz vuelve con un thriller cautivador como es El buen padre, aquí los límites exceden lo moral y es que todo vale por salvaguardar a un hijo, y es que no pierdes nada cuando está todo perdido. En esta novela entramos en un universo de egoísmo, interés, astucia, arrogancia y valor. Antes de su salida a la venta esta novela ya cautivó a los medios y es que sus derechos se han vendido para traducirlo a varios idiomas, iniciando así la primera entrega de la saga protagonizada por la inspectora Indira Ramos

Sinopsis inicial

Una apacible noche en una urbanización de chalés se vuelve tumultuosa con la llegada de la policía, estos entran tras una patada en la puerta y hallan en el suelo un cadáver perteneciente a una mujer, su nombre Andrea Montero. La policía tardaría tiempo en olvidar aquel suceso y es que la mujer presentaba signos de violencia pero lo peor fue el coágulo de sangre que tenía en la cara, lo que impedía distinguir en un principio su apariencia. En la habitación contigua un hombre arrodillado, con la ropa ensangrentada y un cuchillo cerca  de él, la policía no necesitó más pruebas y es que sin duda él era el culpable, un caso más de violencia machista.

Portada de ' El buen padre' de Santiago Díaz
Portada de ‘ El buen padre’ de Santiago Díaz

Había transcurrido casi un año desde aquel suceso, Gonzalo Fonseca estuvo desde ese momento en prisión, él seguía alegando que él no era el responsable, nadie creía en su palabra excepto una persona, su padre, Ramón Fonseca y él haría todo lo que estuviese en su mano para defender la inocencia de su hijo, saltándose incluso los cauces morales y es que poco le importaba a aquel hombre el resto del mundo mientras su hijo estuviera en prisión, por ello creó un plan, algo macabro pero eficaz y es que solo poniendo en riesgo la vida de otras personas el caso se reabriría.

Tres personas, tres secuestros, tres semanas y una única oportunidad

Había trascurrido poco tiempo desde la desaparición de Almudena García, Juan Carlos Solozábal y Noelia Sampedro a priori tres personas alejadas entre sí pero que guardan un nexo en común, Gonzalo Fonseca. Almudena García fue la responsable de emitir el veredicto en contra de Gonzalo por el cual estaría en la cárcel durante 20 años, Juan Carlos fue el que llevó la defensa del caso pero no hizo su trabajo de manera extraordinaria, o si no el señor Fonseca no estaría en prisión y por último Noelia, esta joven chica testificó en contra del detenido.

Ahora la vida de estas tres personas estaban en peligro y es que Ramón Fonseca los tenía retenidos, eso sí cada uno en un lugar distinto y con provisiones para que pudieran subsistir durante el tiempo que él tenía previsto. El plan estaba de tal modo ejecutado que tenía planeado incluso su muerte, y no haría falta que él estuviera presente y es que la cuenta atrás había comenzado.

Portada de 'Talión', la novela anterior de 'El buen padre' de Santiago Díaz
Portada de ‘Talión’, la novela anterior de ‘El buen padre’ de Santiago Díaz

Ramón Fonseca exigió hablar con la inspectora Indira Ramos, ella era la que debía reabrir el caso. Sabía de su sentido de la responsabilidad y la justicia, ella tuvo problemas con algunos de sus compañeros por no cubrirle ante alguna situación y decir la verdad, su valor y coraje habían conseguido crear ante ella una imagen de persona rara pero coherente, la única capaz de hallar la verdad en este caso.

Ante ellos se expuso sin miramientos, les dijo que él era el responsable del secuestro de esas tres personas, solo les dio un tiempo tres semanas, uno por cada una de las víctimas, si en ese tiempo no hallaban al verdadero culpable del asesinato de su nuera aquellas personas irían muriendo, él solo les daría la dirección para que pudieran encontrar su cadáver ¿Pero sería verdad lo que proponía El buen padre? Los agentes creyeron en su palabra, por lo que el caso se reabrió y sería más turbio de lo que en un principio se plantearon.

Los personajes

Si hay algo que destaca por encima de la trama en esta novela son sus personajes, todos fielmente retratados y es que conoceremos los detalles más íntimos de cada uno de ellos, paso previo a la policía conoceremos sus temores y mentiras y es que si hay algo extraordinario en este libro son las verdades a medias de cada personaje. Santiago Díaz perfila a la perfección cada uno de ellos, en especial el de la inspectora Indira Ramos. Ella tiene diagnosticado TOC (Trastorno Obsesivo-Compulsivo), y esa enfermedad hace que sea más meticulosa en sus casos pero no le permite interactuar y tratar de forma distendida con nadie, excepto con uno, él único que parece entender lo que supone esa enfermedad.

Para ella todo tiene que estar correctamente colocado, ordenado y se debe hacer de una determinada forma, cualquier pequeño cambio es muestra de un pequeño problema, inclusive su casa está perfectamente alicatada para así evitar la más mínima aparición de microorganismos, polvo o cualquier otra sustancia que pueda alterar su orden vital.

Siempre ha sido hermética con su vida privada, demostró ser algo particular pero fue de un tiempo a esta parte cuando algo precipitó la aparición de la enfermedad, en esta novela poco más se habla de ello pero ya nos lo irá mostrando su autor en el resto de entregas y es que la inspectora Indira Ramos sentará un buen precedente en la literatura.

El buen padre es una novela en parte coral y es que todos sus integrantes son igual de relevantes, conocemos a cada uno de ellos, y es que aquí no hay nada al azar todo está perfectamente calculado para ir desgranando sus acciones de manera sigilosa pero voraz. Cada personaje tiene una misión en la historia, lo que nos ayudará a conocer los límites a los que estamos dispuestos a llegar por proteger nuestro prestigio y familia.

Mi valoración personal

Foto de archivo de Santiago Díaz, autor de 'El buen padre' y Talión''
Foto de archivo de Santiago Díaz, autor de ‘El buen padre’ y Talión»

La historia comienza con un asesinato y termina con una revelación por parte de la inspectora que hace que permanezcamos pegados a sus líneas hasta el final, así ha sido todo el transcurso de la novela. Un thriller imparable que te hace vibrar y que está perfectamente encajado con cada una de sus acciones. Se nota que Santiago Díaz se dedica a crear guiones porque es fascinante su manera de ir contando la historia con cuenta gotas pero de manera tan eficaz para que no quieras parar de leer.

Más que la resolución del caso destaco esa manera de transmitir y crear ambiente, algo muy difícil de conseguir en algunos libros de temática de suspense donde lo más relevante es quién fue de verdad el asesino, aquí no. En El buen padre cada capítulo se narra como si de un episodio se tratara, y es que su pluma nos deleita con cada pequeña subtrama, sin duda un libro totalmente adictivo que ha permitido que disfrute de una buena dosis de suspense.

Solo puedo tener halagos para esta novela porque me ha permitido saltar los límites de lo moral, haciendo también una crítica a la sociedad. En definitiva, un libro que me ha permitido conocer al autor y del que ahora necesito leer todo lo que publique, tan solo hace un mes que sacó la novela a la venta pero ya estoy deseando reencontrarme con la inspectora Indira Ramos y su equipo y es que ese final solo puede traer otra buena historia.

Otros thrillers que no os debéis perder son: Al cerrar la puerta, La vida secreta de los escritores, La Nena

Si queréis saber más sobre Santiago Díaz, no os perdáis esta entrevista que nos ha concedido donde conocemos más aspectos sobre esta novela y sus futuros proyectos.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre