‘Sin perdón’ (Unforgiven) es no sólo uno de los mejores westerns de la historia del cine, es también una película redonda, incluida entre las 100 mejores de todos los tiempos, con un sobresaliente guión y con unas interpretaciones contundentes.

Eastwood (Munny), un pistolero de la misma calaña que Little Bill, Bob el inglés o Ned Logan

‘Sin perdón’ reúne a cuatro de los «viejos pistoleros que nunca mueren», y que seguramente se verán de nuevo las caras en el infierno. Cuando juntas a Clint Eastwood, Gene Hackman, Morgan Freeman y Richard Harris te encuentras con esto, una obra maestra, casi unánimemente aceptada como tal por la crítica y el público.

William Munny (Clint Eastwood), que se ha retirado hace 11 años de cazarecompensas, de asesinar a mujeres y niños por dinero, de ser una auténtica «estrella» entre los forajidos de América, y que se ha reformado gracias a su mujer Claudia, es a la hora de la verdad, un impasible pistolero, frío y al que no le tiembla el pulso cuando se trata de apretar el gatillo.

Gene Hackman como Little Bill, recibió el Oscar como actor de reparto. Fotos de imdB

Munny no perdona la paliza que Little Bill le da, la primera vez, cuando llega a Big Whiskey. Y es que el mandamás de la ciudad, el sheriff que ahora vela por la paz, Little Bill, no permite la entrada de armas a la misma. Él, que también es un tipo muy duro, no permite que los sucios, borrachos y matones pendencieros entren a su ciudad y comiencen tiroteos.

¿De qué es inocente William Munny?

Casi nadie es inocente para Little Bill (Gene Hackman) y desde luego William Munny (Eastwood), ese forastero que ha incumplido la ley (entrando con una pistola en la localidad) tiene que pagar por ello.

Bob el inglés, y su cronista

Ya lo había hecho antes Bob el inglés (Richard Harris), ya había pagado su osadía de no querer desarmarse ante los ayudantes del sheriff y además hablar de la monarquía británica como ejemplo en el día de la Independencia americana.

Los grandes y viejos pistoleros, las leyendas del Oeste, son así, y llevan ahora sus propios cronistas, que contarán sus hazañas, siempre un poco agrandadas. Y que además cambian de pistolero cuanto más poderoso y rápido les parece.

Demasiado arrastrarse por el barro agota la paciencia del señor Clint Eastwood

El que ha acabado con la vida de tantos hombres, se deja arrastrar demasiado por el barro, con los cerdos que cría en su granja, con el caballo que le tira cuando lo intenta montar, con la paliza de Little Bill, en fin, demasiado estar por los suelos para un tipo tan duro.

Sin perdón. Clint Eastwood disparando

Así que seguramente debido a eso, ya no fallará al matar a los hombres que habían acuchillado a las prostitutas en la escena inicial. En una de las fases culminantes, cuando pillan por sorpresa a esos desalmados, no yerra con la escopeta. Y eso sí, después de varios disparos, alcanza a uno de ellos, cuando su amigo Ned (Freeman) se da cuenta que ya no es capaz de asesinar, ni siquiera por dinero

Excelente guión en ‘Sin Perdón’ de parte de David Webb Peoples

Peoples, coautor también de Blade Runner, nos brinda un estupendo guión y le facilita mucho las cosas a Clint Eastwood, porque la historia, si bien simple, es más que potente.

Sin perdón. Las mujeres

Entre la redención de William Munny, la falta de perdón de las prostitutas, la crueldad y violencia ejercidas por el representante de la ley Little Bill, el joven que desea convertirse en asesino a sueldo, tenemos algunos de los ingredientes que son necesarios para construir un buen film. Pero es que hay muchos más, convirtiendo a ‘Sin perdón’ en la fascinante película que es y que se llevó 4 Oscars en 1993: mejor director, mejor actor de reparto, mejor montaje y mejor película

Además, no hay que olvidar, que los personajes principales de Sin perdón, Munny y Little Bill, mantienen un duelo, que supone el desenlace inevitable y final en la historia.

Sin perdón. Final

Creo que supone la consagración de Clint Eastwood, que evoluciona así desde las películas de Sergio Leone (como El bueno, el feo y el malo), de las de Don Siegel, o de otras como Escalofrío en la noche, El fuera de la Ley, Bronco Billie, o El jinete pálido, por citar algunas, y que deja de ser tan sucio como Harry, para alzarse con el reconocimiento de Hollywood, que obtendrá de nuevo después con Million Dollar Baby. Una trayectoria que le convierten en un peso pesado en el cine mundial.

Os recomiendo que sigáis la biografía de Clint Eastwood en Wikipedia

Y podéis ver Sin Perdón en Movistar+

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre