Inicio Etiquetas La divina comedia

Etiqueta: La divina comedia

Tiago Barbosa, el Rey León que vino de las favelas : «los sueños no envejecen»

Tiago Barbosa
Tiago Barbosa nació en Rio de Janeiro, en una familia dedicada a la música. Estudió Pedagogía y se estaba especializando en foniatría cuando sintió la llamada del arte y se marchó a Sao Paulo. Ha sido entrenador vocal del grupo de teatro Nós do Morro, y pasó por el reality Ídolos 2012, emitido por “Rede Record”. Fue uno de los candidatos más fuertes de la edición. Ese mismo año debutó en el teatro musical en The Lion King. Tiago fue elegido por la creadora y directora general del musical, la estadounidense Julie Taymor, para dar vida al personaje de Simba. Fue considerado por ella como el mejor intérprete dentro de todas las producciones realizadas en el mundo.

‘La casa de Jack’: un asesino en serie en la Comedia de Dante

Casa de Jack
El asesino en serie, Jack, es como el mismo Dante y el personaje al que le confiesa sus crímenes, Verge, es como Virgilio. La idea de Lars Von Trier es unir a la idea de su compañera, Jenle Hallund, de hacer una película sobre el infierno, la suya propia de contar la historia de un asesino en serie

CONECTA CON NOSOTROS

6,069FansMe gusta
1,543SeguidoresSeguir
1,780SeguidoresSeguir
- Ad - Banco Santander

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

celine

‘Guerra’, de Céline, el borrador de una obra maestra

"On attrape la guerre comme on attrape la grippe, la gastrite, la gale, la goutte ou la gonorrhée" La guerra como...
gaetano volpi

El fervor por los libros, de Gaetano Volpi

El fervor de tener libros. Gaetano Volpi. Traducción y prólogo de Natalia Zarco. Trama editorial. Gaetano Volpi era un...
tomás baleztena

Tomás Baleztena, o la pintura como un estado del alma

Tomás Baleztena se asoma a la puerta de su estudio, en un bajo del Carabanchel de Vista Alegre. Tiene un aire de marino, elegante, enjuto, elemental. En el estudio están clavados en la pared tres grandes lienzos. Son tres obras en marcha que le dan al rincón un ambiente abisal de grises, azules y negros oceánicos. El suelo está impregnado de óleo, y en un lado hay una montaña de tubos de color, como si los hubiera arrastrado una marea. Tomás va cogiendo cuadros terminados y los coloca en la luz para que tengan la misma vida que los animó. Hay paisajes de fronda y luz, árboles que han convertido su larga vida en un garabato, algún retrato de aire holandés en el que la luz pinta un rostro que pudiera ser de cualquier tiempo.
Flipboard