El próximo 1 de noviembre se estrena Terminator: Destino Oscuro. Sexta entrega de una saga que lleva años a la deriva con secuelas que no acaban de triunfar. Este nuevo intento cuenta con el regreso de James Cameron en la producción y Tim Miller en la dirección en lo que será una secuela directa deTerminator 2: el Juicio Final. ¿Es merecido este desprecio a las siguientes? en este artículo lo averiguaremos

Terminator es una saga que se remonta a 1984 cuando James Cameron escribió y dirigió una historia de ciencia ficción en la que, en el futuro, las maquinas dominan la Tierra pero tienen que luchar contra una resistencia humana que se hace fuerte gracias a la comandancia de John Connor. Skynet envía un Terminator (Arnold Schwarzenegger) al pasado a matar a Sarah Connor (Linda Hamilton) y, como respuesta, la resistencia envía a Kyle Reese (Michael Biehn) para protegerla. La película a pesar de tener un éxito moderado, asentó buenas bases para una saga que afianzaría su secuela.

Terminator

En 1991 llegaría Terminator 2: el Juicio Final que para algunos es la mejor de toda la saga. En ella repiten tanto Cameron en la dirección como Hamilton y Schwarzenegger como protagonistas. A ellos se les uniría Edward Furlong como un joven John Connor y Robert Patrick como el cyborg de metal líquido T-1000 enviado para matarlo. Los efectos especiales son abrumadores y pioneros para la época. El éxito fue incluyo mayor que el de su predecesora siendo una de las pocas película en incumplir eso de «segundas partes nunca fueron buenas». el mensaje de la película es el de que somos dueños de nuestro destino dejando un final lleno de esperanza para la humanidad.

Sin embargo toda esta esencia se pierde con ‘Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas

En ella se insinúa que los acontecimientos de la anterior película solo retrasaron los planes de Skynet que ya no es un ordenador físico sino que habita en internet (se nota aquí el avance informático de los años). Esta tercera entrega se estrenó en 2003 con cambios sustanciales: quedaron fuera tanto James Cameron como Linda Hamilton y eso pasó factura. En la dirección entró Jonathan Mostow. Schwarzenegger, vuelve para proteger, una vez más, a John Connor (Nick Stahl) y a Kate Brewster (Claire Danes) del T–X un nuevo terminator femenino (Kristanna Loken) que, además de integrar el metal liquido del T-1000, también puede controlar otras máquinas. Esta película viene a ser diametralmente opuesta al espíritu de su antecesora: lo que promueve es el determinismo y que no se puede luchar contra el destino. Quizá por eso este ha sido el inicio del ocaso de esta franquicia ya que la taquilla y los fans le dieron la espalda.

Terminator

Entre 2008 y 2009 FOX sacó una serie de televisión que venía a mostrar los acontecimientos entre las dos últimas películas: Las Crónicas de Sarah Connor con Lena Headey como Sarah Connor, Thomas Dekker como John Connor y Summer Glau como la cyborg Cameron. La serie contaría con 2 temporadas y un total de 31 capítulos con un guion intrincado lleno de agujeros e incongruencias lo que supuso que la audiencia no la secundara y se suspendiera de la tercera temporada en 2010.

A partir de estos fracasos se intentó dinamizar la franquicia dándole nuevos aires y nuevos enfoques

Así surgió la idea de Terminator: Salvation película de 2009 dirigida por  Joseph ‘McG’ centrada en el inicio de la guerra contra las maquinas. Es la más diferente de todas. No hay viajes en el tiempo. No hay referencias apenas a las anteriores. Y la presencia de Schwarzenegger se reduce a un cameo al final de forma digital. Aquí John Connor está interpretado por un brillante Christian Bale y aparece un Kyle Reese adolescente con los rasgos de Anton Yelchin. Junto a ellos lucha  Marcus Wright (Sam Worthington) (SPOILER) un humano que resulta ser uno de los primeros prototipos de Skynet para sus terminators (FIN DEL SPOILER). La película como tal funciona con buenas interpretaciones, un buen ritmo y acción. Por todo ello, no creo que estemos ante una mala película, sin embargo decepcionó. Quizá por quedarse tan alejada de la imagen que todos tenemos de la franquicia no acabó de funcionar en taquilla siendo la que menos dinero ha recaudado. Otra oportunidad de relanzar la saga desperdiciada.

Terminator

Se descartó la continuación del arco argumental de ‘McG’ pero no por ello se dejaría morir la franquicia

Para dinamizarla (otra vez), En 2015 Se decidió hacer un reboot de la franquicia con Terminator: Génesis. El encargado sería Alan Taylor y vuelve todos los elementos icónicos de la saga empezando por el regreso triunfal de Schwarzenegger  incluso por partida doble. La película viene a ser un refrito de las anteriores pero con un planteamiento y una línea temporal totalmente nueva. Vemos a una Sarah Connor con los rasgos de Emilia Clarke que ya recibió una visita del T-800 cuando era niña y ahora le tiene como su protector y “abuelo” (Schwarzenegger viejo… pero no obsoleto). No obstante, se verán envueltos en la llegada de Kyle Reese (Jai Courtney) así como de un modelo T-800 joven (aludiendo a Terminator) y un nuevo T-1000 con los rasgos de Byung-Hun Lee (como una fugaz recuerdo a Terminator 2). Hasta la llegada del terminator definitivo: el T-3000 que no es otro que (SPOILER) el propio John Connor del futuro (Jason Clarke) rediseñado robóticamente célula a célula.

A nivel personal me pregunto: si Skynet “robotiza” a Connor haciéndolo fiel a su causa… ¿para qué enviar terminators al pasado a liquidarle a él o a su madre? (FIN DEL SPOILER). Quizá por esta y más incongruencias la película fue otro fiasco tan solo salvando el expediente por el mercado chino que hizo que recaudara la nada envidiable pero insuficiente cantidad de 440.6 millones de dólares.

Terminator

Este desaguisado solo lo puede arreglar el padre de la criatura: James Cameron

He aquí que nos encontramos con esta nueva versión: Terminator: Destino Oscuro que nos sitúa cronológicamente después de los acontecimientos de Terminator 2 obviando todo lo hecho con posterioridad. Sarah Connor vuelve a ser Linda Hamilton e incluso Edward Furlong regresa como John Connor. Por supuesto, vuelve Schwarzenegger como el Terminator protector que debe enfrentarse al nuevo Rev-9 (Gabriel Luna) que viene a liquidar a Daniella Ramos (Natalia Reyes). ¿Por qué ella y no los Connor? Habrá que ver la película. El tráiler nos devuelve la ilusión por recuperar la esencia de la franquicia que solo Cameron y el director Tim Miller (genial artífice de Deadpool) podrían conseguir. Habrá que esperar al 1 de noviembre para ver si la película cumple con tales expectativas creadas.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre