Anoche acabó la novena temporada de la serie The walking dead y solo los fans más incondicionales hemos quedado satisfechos y deseando que empiece de una vez la décima, que está más que firmada. No así, la undécima…

A continuación, realizaré un somero análisis de lo que ha sido esta, a mi juicio, algo descafeinada hornada -aunque remontó en los últimos capítulos y la décima promete-, así como las últimas noticias y rumores sobre esta saga. Ojo, que vienen spoilers y muchos… Estás avisado.

Queda un regusto amargo porque Rick Grimes es The walking dead. Ni más ni menos, y su desaparición deja huérfana a la serie. Muchos son los que dicen que va a volver en la décima, pero son solo rumores. Sí que es verdad que regresó… pero para dirigir algún capítulo. Y también que protagonizará una trilogía de películas, pero exclusivamente para la pequeña pantalla, contrariamente a lo que se había especulado con que iría al cine.

La novena temporada de ‘The walking dead’ se despide con cierto regusto amargo, pero buenas sensaciones para la décima

La franquicia da dinero, mucho dinero, y precisamente por eso cuesta entender por qué Andrew Lincoln abandonó el barco. Dicen las malas lenguas que las estrellas de esta ficción, a diferencia de otras superproducciones como Juego de tronos, no estaban muy bien pagados. Sea como fuere, Norman Reedus, que da vida a Daryl Dixon, ha sacado tajada de la situación… Sobre todo porque también se fue un personaje carismático -secundario- como el de Maggie, y en la décima no estará Michonne, que podía hacerle sombra.

Lo que sí está claro es que la no muerte de Rick fue un auténtico fiasco. Fieles a su filosofía de estirar el chicle lo máximo posible -lo de la séptima temporada con los preparativos de la guerra contra Los salvadores fue lamentable-, la desaparición de Grimes estaba siendo muy emotiva, despidiéndose y saludando a otros personajes durante su agonía. Pero no, tiene una muerte heroica -como Madison, la de la heroína de Fear the walking dead-… hasta que llega un caballo de Zeus en forma de helicóptero y, hala, se cargan un final épico. Money, money, money…

Otro punto a tener en cuenta es la cohabitación entre la serie y el cómic de Robert Kirkman. Menos mal que cada uno va a su bola, más o menos… Y eso es algo muy de agradecer porque destrozaría a los seguidores de los tebeos. Eso sí, el final, con esa voz femenina hablando por radio supondría un salto increíble, ya que casi casi se pondrían al día, con un tomo 29 de 30 que se han publicado en España.

También resulta positivo que la dramática escena de las picas de la frontera de Los susurradores tenga diferentes protagonistas… Sin ir más lejos, en el cómic pierde la cabeza el rey Ezequiel.

Si esa voz de mujer es la que parece que es, van a juntarse en la décima temporada dos frentes que quedarían solapados. Todo indica que es un guiño para los seguidores de los cómics y que primero habrá una guerra contra Los susurradores.

La irrupción de Los susurradores ha sido todo un acierto, con una irreconocible Samantha Morton que da mucho ‘miedito’

Hay que darle la enhorabuena a los responsables de casting por haber fichado a Samantha Morton como Alfa, la líder del grupo que se cubre con pellejos de los zombis. ¡Quién se lo iba a decir a la dulce Jane Eyre -uno de sus papeles-! Da auténtico miedito.


También causa pavor -incluso más- su fiel Beta, una mala bestia muy difícil de matar que jamás se quita la putrefacta máscara y que, según el cómic, era un héroe del deporte americano -y de los anuncios- antes del apocalipsis zombi.

Ahora hay que esperar a octubre, que es la fecha inicial de estreno de la décima temporada, aunque en junio estará la quinta temporada de Fear the walking dead, un sobresaliente spin off de la serie, al que parece que le seguirá otro en breve. Hay zombis para rato.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre