Tormenta en Cape May – Chip Cheek – Lumen Editorial – 19,90€

Una novela íntima donde se manifiesta que el verdadero amor es comprender al otro, y eso es lo que hicieron los protagonistas de Tormenta en Cape May, y es que su luna de miel no fue tan paradisiaca como ellos pensaban, pero les permitió saber quiénes eran ellos mismos.

El primer paso es conocerse

1957 una fecha que siempre recordarán Henry y Effie, en ese año contrajeron matrimonio tras un breve noviazgo. Pero ¿para qué esperar? Si ellos ya se conocían de siempre, no pensaron que hubiera nada que les sorprendiera al uno del otro, pero nada más lejos de la realidad y es que en su luna de miel conocieron de verdad los anhelos y deseos de ambos, aspectos que ellos mismos desconocían.

Imagen que muestra el pequeño pueblo costero donde se desarrolla "Tormenta en Cape May"
Imagen que muestra el pequeño pueblo costero donde se desarrolla «Tormenta en Cape May»

Decidieron como lugar para disfrutar de su luna de miel el pequeño pueblo costero de Cape May, puede que no fuera el lugar más romántico de todos pero no importaba, ellos tenían un concepto mágico del amor, y pensaron que sería el lugar idílico para enmarcar sus primeros recuerdos como recién casados.

Cape May es cierto que lo recordarían pero no tal y como ellos esperaban en un primer momento. En ese pequeño pueblo había algunos habitantes o simples visitantes como ellos que les hicieron revolucionar, allí y gracias a  Clara, Max y Alma la estancia se hizo más larga, también más placentera pero hizo tirar por tierra la inocencia de los jóvenes protagonistas.

Tormenta en Cape May, ¿después llegaría la calma?

Clara, Max y Alma eran la antítesis de nuestros personajes, ellos eran más “urbanitas”, sofisticados y liberales, unos conceptos que se escapaban de los límites conocidos por Henry y Effie. En ese lugar apartado de todo, ellos comenzaron a experimentar y es colarse en casas ajenas, bañarse desnudo bajo la estrellas son solo algunas de las sensaciones que allí experimentaron.

Portada de Tormenta en Cape May de Chip Cheek
Portada de Tormenta en Cape May de Chip Cheek

Sin embargo, el tema sexual fue uno de los mayores alicientes. Picados por la curiosidad, el temor a lo desconocido y la propia ingenuidad que les caracterizaba realizaron acciones que nunca antes hubieran pensado. Solo fueron 17 días, un poco más de dos semanas que les sirvió para conocerse a ellos mismos y que puede que fortaleciese a la pareja o quizás no, lo que estoy segura que esa luna de miel nunca la olvidaron.

Y es poco antes de dar fin a la novela, el autor nos muestra la evolución de esos personajes. Dicen que el tiempo pasado fue mejor, eso nunca se sabe pero lo que sí es cierto, que lo ocurrido años atrás en el pequeño pueblo costero de Cape May, hizo mella en Henry y Effie, porque allí dejaron apartada su inocencia, dando comienzo a otros seres muy alejados de los que allí llegaron.

Mi valoración personal

No se puede dudar de la calidad literaria de Tormenta en Cape May, en esta novela se ponen de manifiesto una serie de sensaciones difíciles de abarcar, especialmente si lo contextualizados a finales delos años 50; sin embargo, hay veces que he notado que la novela era demasiado densa y que parece que no proseguía.

Pero también ha habido momentos donde no he podido dejar de leer por la sensibilidad del relato, y es que expone de manera brillante la evolución personal de cada uno de los personajes. En una luna de miel se supone que es todo de ensueño y que luego es cuando llega la realidad y conoces de verdad a alguien, pero para ellos ese viaje les sirvió para darse cuenta de quiénes eran y para saber con quiénes estaban.

Chip Cheek, autor de "Tormenta en Cape May"
Chip Cheek, autor de «Tormenta en Cape May»

Al final del libro tienes una sensación semidulce de querer saber más y Chip Cheek nos la muestra porque nos permite saber más de Effie y Henry, pero no de la forma en que nos pensamos y es que este libro no es un cuento de hadas, es un cuento de realidad. Una realidad dura, apasionante, real que nos hace discernir y preguntarnos qué haríamos nosotros ante todas las dudas que ellos se plantean.

Menos de 300 páginas son suficientes para crear algo diferente, emotivo, denso, desgarrador, íntimo pero sorprendente ¿y tú, te atreves a leerla? Aún no sé si la novela me ha gustado o no, lo que sí sé es que no me ha dejado indiferente porque se escapa de los límites literarios en los que suelo inmiscuirme, pero creo que la mejor opción es que juzgues por ti mismo.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre