¿Cómo cerramos las heridas abiertas? ¿Cómo pasamos página si los recuerdos, el hambre y las escenas cotidianas nos devuelven al pasado?

Sinopsis

1945, Leningrado, la Segunda Guerra Mundial he terminado. Pero la guerra ha devastado la zona, demoliendo sus edificios y las vidas de sus habitantes. Dos mujeres jóvenes, Iya y Masha, lucharán por reconstruir sus vidas en una ciudad en ruinas.

Cartel de Una gran mujer (Beanpole)
Cartel de Una gran mujer (Beanpole)

Ficha técnica

  • Director: Kantemir Balagov
  • Guión: Kantemir Balagov, Alexander Terekhov
  • Reparto: Viktoria Miroshnichenko, Vasilisa Perelygina, Konstantin Balakirev, Andrey Bykov, Olga Dragunova, Timofey Glazkov
  • País: Rusia
  • Duración: 137 minutos
  • Música: Evgueni Galperine
  • Fotografía: Ksenia Sereda

Comentario

Tras tres cortometrajes (Pervyy ya, Andryukha y Molodoy eschyo), Kantemir Balagov triunfaba en el Festival de Cannes de 2017 con su primer largometraje, Demasiado cerca. Allí recibió el Premio FIPRESCI en la sección Un certain regard. Ese mismo año obtuvo una mención especial del jurado en Zabaltegi-Tabakalera del Festival de San Sebastián.

En 2019 Balagov ha cosechado dos premios en la misma sección del festival de Cannes por Una gran mujer (Beanpole). Ha recibido de nuevo el FIPRESCI y además el de Mejor Director. Tras presentarse en la Sección Perlak del 67SSIFF, se estrenaba recientemente en las salas comerciales.

La película recoge multitud de cuestiones, y lo hace con escenas de cierta dureza. Plantea la crueldad de la guerra y las consecuencias más allá del frente, tanto en el espacio como en el tiempo. Las ruinas, los heridos e incluso los supervivientes nos recuerdan el pasado reciente. Los más débiles mueren o desean morir. Los supervivientes pueden tornarse crueles, egoístas o locos. Algunas heridas, físicas y mentales, no están a la vista pero están presentes. La maternidad o el matrimonio pueden ser una cura o una vía de escape más que una elección. En cambio, el amor sincero puede ser el que se haya de ocultar. Aunque todas estas son interesantes, todo parece haberse bañado en plomo. La narración es tan pausada que por momentos parece no avanzar.

Pero si a este trabajo le falta dinamismo, le rebosa la plástica. Muchos de sus planos son auténticos cuadros y juega maravillosamente con los colores y con la composición. Nos cautiva con manchas de color intenso y cálido, en un mar de colores fríos y apagados. El trabajo de Ksenia Sereda es realmente interesante y bello.

¿Pueden las cuestiones que plantea y el manejo de la imagen compensar su lentitud excesiva? En Cannes opinaron que sí y la crítica ha sido casi unánime en su acogida a este filme. Pero ahora toca opinar al público.

Tráiler

Tráiler de Una gran mujer (Beanpole)

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre