Tras muchos devenires y retrasos, el próximo 7 de junio se estrena la última entrega de la saga ‘X-Men: Fénix Oscura

Mal que bien, la compra de Fox por parte de Disney ha supuesto un final de ciclo para la franquicia de los mutantes que se cierra con esta película casi apócrifa cuyos retoques en el guion y reshoots han ido retrasando su estreno hasta la fecha actual. Raven (Jennifer Lawrence), el Profesor Xavier (James Mcavoy) e incluso Magneto (Michael Fassbender) junto con los X-Men se tendrán que enfrentar a su compañera Jean Grey (Sophie Turner). Corrompida por una fuerza cósmica superpoderosa (y arengada por el misterioso personaje de Jessica Chastain), se convertirá en Fénix, una amenaza a nivel universal.

Antes de Kevin Feige y su MCU… estaba ya Fox con su universo de mutantes

Un universo que, en estos casi 20 años, ha tenido más sombras que luces. Más desatinos que aciertos. Aun así, ha sabido labrarse un camino que abarca 12 películas que, a pesar de todo, ha mantenido viva esta franquicia… hasta la llegada de Disney que ha decidido clausurarla para darle un reinicio e incorporarla a sus propios proyectos. Y me temo que eso va a tardar. Pero no adelantemos acontecimientos.

X- Men

Todo empezó en 1998 donde se le encargaría a Bryan Singer que dirigiera X-Men. Esta llegaría en 2000 con una historia que giraba en torno a Lobezno (Hugh Jackman) y Picara (Anna Paquin) que junto al Profesor X (Patrick Steward) y sus X-Men se enfrentarían a La Hermandad de los Mutantes encabezada por Magneto (Ian Mckellen) y Mística (Rebecca Romijn-Stamos). Aun sin lograr resultados espectaculares, la película fue bien recibida por parte del público y crítica de forma que en 2003 se estrenaría la secuela: X-Men 2 repitiendo el mismo reparto y director. Esta vez se inspira libremente en el comic God Love, Man Kills donde las 2 facciones de mutantes tendrán que unir fuerzas para luchar contra el coronel William Striker (Brian Cox) en su idea de exterminar a todos los mutantes.

Las dos primeras películas, fueron un éxito a cual mayor por lo que una tercera entrega estaba asegurada

X- Men

Sin embargo esta película contaría con la salida de Bryan Singer y de James Marsden (Ciclope) ya que ambos fueron fichados para el rodaje de Superman Returns. X-Men: la decisión Final se estrenaría en 2006 bajo la dirección de Brett Ratner, y guion de Josh Whedon que readaptaría las ideas originales de Singer: la controversia suscitada para la comunidad por la aparición de una cura para el gen mutante. La película cuenta, además con la inclusión del arco de Fénix Oscura aunque de forma secundaria y mal afrontado. A pesar de tener una recaudación aceptable superior incluso a sus predecesoras, no contó con el apoyo de la crítica y la saga de los mutantes entró en declive.

Paralelamente, en un afán de expansión de la franquicia, se idearon diferentes spin off. Nacía así el proyecto X-Men Orígenes.

Se llegaron a pensar en hacer películas de X-Men Orígenes: Magneto, X-Men Orígenes: Mística o X-Men Orígenes: Tormenta. Todas ellas olvidadas. La que si se llevó a cabo fue X-Men Orígenes: Lobezno. Dirigida por Gavin Hood para lucimiento absoluto de Hugh Jackman y de cómo pasa de ser un superviviente a convertirse en Arma X. Se estrenó en 2009 y a pesar de que los resultados en taquilla no fueron del todo mal, la crítica la hundió por su falta de fidelidad con los comics y, sobre todo, por la aberración que hicieron con el personaje de Wade Wilson (Ryan Reynols) convirtiéndolo en Arma XI cosa que nunca pasó en los comics ya que es Deadpool. No obstante, en 2013 se estrenó Lobezno Inmortal donde se vuelve al protagonismo en solitario del personaje de Jackman bajo las órdenes de James Mangold y centrado en su etapa japonesa enfrentándose a Silver Samurái. Aunque la película es correcta y también respondió bien en taquilla, la crítica volvió a defenestrarla de nuevo por su poca fidelidad con los comic.

En 2011 se reinició la saga con X-Men First Class contando los orígenes de todos los personajes.

X- Men

El guion viene a ser un rescate y actualización de aquel que se ideara para X-Men Orígenes: Magneto. La acción se sitúa en 1962 y contaría con la vieja amistad entre Xavier (James McAvoy) y Magneto (Michael Fassbender) y la creación de un incipiente grupo de mutantes para luchar contra el Club Fuego Infernal liderado por Sebastian Shaw (Kevin Bacon). Aunque la recaudación fue moderada, la crítica exaltó el buen trabajo de Matthew Vaughn bajo la dirección y se daba así punto de partida a una nueva singladura renovada para los mutantes.

Para la siguiente entrega se contaría con el aclamado regreso a la saga de Bryan Singer

planteó su película: X-Men: Días Del Futuro Pasado (2014) como una forma de aunar la primera trilogía y la nueva línea argumental. Así, se contaría con todos los actores originales interpretando sus personajes en un futuro apocalíptico dominado por los Centinelas y tendrá que ser Lobezno quien viaje al año 1972 para impedir que el Proyecto Centinela salga a la luz de manos de Bolívar Trask (Peter Dinklage). La película fue una de las que más ha recaudado hasta el momento y también se ganó el favor de la crítica.

En 2016 Bryan Singer siguió al frente de la saga al dirigir X-Men: Apocalipsis. Ambientada en 1982 Charles Xavier y sus alumnos tendrán que enfrentarse al mutante más antiguo del mundo: Apocalipsis (Oscar Isaac) que reclutará a sus 4 jinetes (Magneto, Ángel (Ben Hardy) , Psylocke (Olivia Munn) y Tormenta (Alexandra Shipp)) para dominar el mundo. La historia se repite. La película, como le pasó a X-Men: la decisión Final, cayó en el descrédito de crítica y público al no satisfacer sus expectativas y tampoco recaudó todo lo esperado. ¿De nuevo la franquicia en crisis?

Otro fenómeno de ese mismo año vino a redimir a los mutantes. Y todo gracias a un personaje marginal: Deadpool.

La película dirigida por Tim Miller y protagonizada por Ryan Reynolds viene a ser un reboot del personaje que tan maltrecho quedó en X-Men Orígenes: Lobezno. Por su fidelidad a la esencia de los comics y su humor negro rompiendo constantemente la cuarta pared, se ha ganado el favor de crítica, público y taquilla ya que se puede considerar que fue el gran éxito de ese año. Su formato mucho más adulto y violento con su calificación R ha abierto una nueva tendencia dentro del género de superhéroes.

Gracias a ello Lobezno tuvo el mejor final para su trilogía en solitario

Logan (James Mangold – 2017) ambientada en un futuro arrasado, muestra a un Lobezno débil y demacrado junto a un nonagenario Charles Xavier como unos de los pocos mutantes en pie tras la extinción de los X-Men. La película es una suerte de Road Movie de los protagonistas huyendo del gobierno y protegiendo a X-23 (Dafne Keen), la última esperanza para la supervivencia de la raza mutante. Su buen hacer, su tono sobrio y decadente y el fantástico cierre para la historia de Logan se ha ganado la aceptación de crítica y público.

Por supuesto, Deadpool 2 estaba cantada. Esta vino en 2018 de la mano de David Leitch e introduciría a Cable (Josh Brolin) y Domino (Zazie Beets) en las alocadas aventuras del protagonista. Acción, humor negro, violencia y de nuevo calificación R garantizó otra vez el éxito. Tanto que, tras la compra de Fox, Disney ha asegurado que seguirá produciendo películas del Mercenario Bocazas manteniendo su línea. Aun así, ha editado una revisión descafeinada de esta segunda entrega sin la calificación R llamada: Érase una vez Deadpool.

X-Men: Fenix Oscura viene a ser el cierre de una etapa. La compra de Fox por parte de Disney así lo ha establecido.

Me lo imaginé como la culminación, e incluso se lo dije al estudio, ya que este es el fin del ciclo de las historias de los X-Men. Sin duda habrá más películas de los X-Men en el futuro, pero en este ciclo en particular con este elenco, sentí que era el momento de hacer lo que Game of Thrones ha hecho, lo que Endgame ha hecho’. Con estas palabras, su director, Simon Kinberg, habla de la película que nos ocupa.

Por ello estamos ante una película que pretende ser la más épica de todas. La trama no es nueva ya que fue tangencialmente abordada en la defenestrada X-Men: la decision final: Auge y caida de Jean Grey al lado oscuro pero con un enfoque nuevo más cercano a los comic. Aun así, el interés por verla por parte de los fans es mínimo. Quizá por la decepción de la anterior. Quizá por los retrasos sufridos (incluidos reshoots e incluso un nuevo final por parecerse al de otra película de superhéroes según palabras de James McAvoy) o por los síntomas de agotamiento que experimenta la saga.

El caso es que muchas fuentes la dan ya como un fracaso más para Fox. Aun así es una apuesta segura si se quiere disfrutar de una película de acción, aventuras y de un último encuentro con estos X-Men que dicen adiós a la gran pantalla tal como les conocemos y dan pábulo a los designios de Disney al respecto que, por lo que se ve por la planificación de su Fase 4, se antoja lejanos.

Pero esperad. Aún queda un proyecto más: ‘Los Nuevos Mutantes’ (Josh Boone)

X- Men

Esta película está marcada por el infortunio y muchos le auguran un mal porvenir. Por lo pronto debería haberse estrenado el año pasado y parece que se estrenará en abril de 2020 (si lo hace y no sale directamente en la plataforma streaming Disney+). Los sucesivos retrasos en la fecha de estreno (y van 5 fechas las barajadas) viene dado por los continuos reshoots y cambios en el guion puesto que la estética de terror que se le quería implementar al inicio no convencía. Veremos qué suerte le depara a este último disparo de la recámara de Fox y si no se quedará solo en balas de fogueo. Disney, por lo pronto, no apuesta por ella.

¿Qué depara el futuro a esta franquicia? por lo pronto, barbecho

Los planes para estos personajes por parte de Disney pasan por introducirlos en el MCU pero no tiene ninguna prisa. Todos los proyectos que tenía en ciernes Fox antes de su compra han quedado cancelados.  Gambito (Con Channing Tatum), Multiple Man (con James Franco), X-23 (auspiciada por Mangold con Dafne Keen como posible heredera de Logan), Kitty Pride (con Ellen Page), X- Force (reuniendo de nuevo al equipo de Deadpool 2), o incluso una hipotética Dr. Doom. Las series tampoco se salvan: Gifted y Legion tampoco renuevan temporadas. Todo pasará al olvido o, como mucho, por la revisión por parte de Disney como pase con Deadpool 3.

Sea como sea, se auguran años sin mutantes. Una lástima. En ese sentido hemos salido perdiendo con esta compra porque, si, al fin podremos ver a todos estos personajes en el MCU pero a costa de estar años sin verlos en espera de los planes que Feige tenga para ellos (como también para Los 4 Fantásticos, que están con la misma problemática). Probablemente sea en la Fase 5 que se augura como mínimo para dentro de 5 años. Disfrutemos de lo poco que nos queda. Y lo más inmediato esta última singladura de los X-Men tal como les conocemos con X-Men: Fénix Oscura. Y larga vida a los mutantes.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre