La diseñadora sueca hace traseros portátiles y otros artilugios con materiales 3-D flexibles para crear una moda que nunca antes había visto. Beate Karlsson está viviendo su fantasía de moda adolescente. Cuando no encabeza la dirección creativa en AVAVAV en Florencia, o trabaja a tiempo parcial en Pyer Moss en Nueva York, diseña prendas fuera de lo común con su etiqueta epónima: prendas que hay que ver para creer. Ciertamente es más fácil verlas que llevarlas.

Lo grotesco como extremidad

Beate Karlsson tiene un gusto que se inclina hacia lo excesivo. Desde tacones grotescamente desproporcionados en forma de garra hasta pantalones cortos de silicona con la forma del trasero de Kim K, esta joven de 25 años se atreve a volverse EXTREMA. Cerrando la brecha entre la moda y el arte, Karlsson ha abandonado el cuaderno de bocetos en favor de la arcilla. Moldea a mano cada pieza individual antes de trabajar con telas flexibles y ecológicas como la silicona para crear sus diseños únicos.

beate karlsson
beate karlsson

Me resulta muy natural, admite.La silicona realmente libera el proceso de hacer algo. Puedes transformar una forma muy orgánica en algo que se puede llevar puesto porque es muy flexible y duradero «.

En lugar de crear colecciones, trabaja pieza a pieza, pensando en la prenda individual más que en el look completo. «Creo que es ahí cuando reside la magia,  las piezas que he creado en los últimos años encajan en este proyecto que llamo Extreme Products. He tratado de alcanzar la alteridad, nuevas expresiones y formas «.

Beate Karlsson y lo sostenible

Pero Karlsson también piensa en verde. “No podía dejar de considerar los obstáculos de no ser sostenible. En AV, solo utilizamos tela de material muerto y fabricamos todas nuestras piezas localmente y en pequeñas cantidades. Realmente trato de practicar lo que predico «.

Mientras creía  en Estocolmo, soñaba con estudiar en Nueva York, y finalmente consiguió una beca en la Parsons School of Art. Tenía muchas ganas de saltar y crecer”, dice sobre su reubicación transatlántica a los 19 . “Quería hacer muchas becas desde el principio y estaba muy estresada. Luego me di cuenta de que tenía que abandonar la escuela temprano para tener éxito«.

Beate Karlsson
Beate Karlsson

Una beca  en Vera Wang, sin tener que abandonar Parsons, llevó a Karlsson a donde está ahora: ganando terreno para sus ideas poco ortodoxas, confiando en su propio proceso creativo. Ahí no terminan sus éxitos. A Karlsson le ha llamado  el  legendario  fotógrafo de moda Nick Knight en busca de inspiración. «Fue algo muy importante para mí ser contactada por alguien que es un gran modelo a seguir para mí. Hacer colaboraciones con creativos tan increíbles es algo que quiero seguir haciendo«.

El trabajo en AV

Ahora, en su trabajo diario en AV, se le está dando la posibilidad de convertir su visión en prêt-à-porter. Llegué a AV en un momento en el que estaban muy abiertos al cambio”, explica. «Estamos creando una parte de la marca que se llamará Extended Fantasy que se integrará con lo que he estado haciendo fuera del trabajo».

Más allá de eso, el sueño de Karlsson es ofrecer una perspectiva diferente sobre la moda, haciendo piezas vestibles que también sean conceptuales. La colección Extended Fantasy está programada para lanzarse en enero pero, hasta entonces, todavía está presionando para que Kim Kardashian use su «propio» trasero de silicona, mientras  desarrolla al mismo tiempo planes para lanzar una exhibición colaborativa exclusivamente en sus curvas.-

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre