Temple retrata a Shane MacGowan, pero va más allá del personaje y alcanza a la persona. José Luis Rebordinos ha revolucionado el festival donostiarra. Apostó por la animación (Futbolín, El niño y la bestia) y por el cine de género (I saw the devil). También ha apostado por el documental, un género emergente, y espacialmente por el documental musical. Crock of Gold: A Few Rounds with Shane MacGowan es una de estas elecciones. También es nuestra primera película de la Sección Oficial de esta 68 edición de SSIFF marcada por la pandemia.

Comentario de Crock of Gold

Julien Temple ha filmado múltiples cortos y documentales musicales así como diversos videoclips. Entre ellos ha trabajado en varios proyectos en torno al punk. Es por tanto una elección muy acertada para abordar Crock of Gold.

En esta ocasión, sin tomar especial riesgo en el planteamiento, rescata material de archivo de conciertos, animaciones, fragmentos de entrevistas a MacGowan y sorprendentes vídeos del artista en primera línea de innumerables conciertos de punk. Parece increíble la cantidad de veces que el artista fue fotografiado antes de hacerse famoso.

Pero Temple logra descubrir a un hombre que es mucho más que el frontman de The Pogues. El director nos muestra a un hombre tímido y muy leído, una persona dotada de un agudo ingenio y fino sentido del humor que no se arrepiente de sus contradicciones. Nos descubre a un hombre al mismo tiempo carnal e inesperadamente espiritual. Aunque no sorprende su afición a la bebida, pues empezó a beber con 6 años, no es una vía de autodestrucción para él, es una vía de disfrute. Porque el cantante y compositor se declara amante de la vida.

Unos jovencísimos The Pogues
Unos jovencísimos The Pogues

Increíblemente aficionado a la música, especialmente al soul y en general a la música negra, aunque es un gran letrista no le gusta ser descrito como poeta porque « habría estado haciendo el tonto con la música».

Shane MacGowan es un irlandés en la diáspora londinense que no ha sido asimilado. Un artista que no disfruta de la fama ni la busca, sino que tiene una visión y una misión. Su genialidad fue fusionar punk con folk irlandés. Y su misión, salvar la música irlandesa, para ello viajaba su condado natal de Tipperary a buscar inspiración, pero sin quedarse en «las viejas canciones». Su deseo es ser recordado por «salvar la música irlandesa».

Al mismo tiempo, educado en el punk, no deja de tener una importante carga reivindicativa. MacGowan declara que no es anti británico, pero sí nacionalista irlandés. Su polémico tema Birmingham Six llegó a estar prohibido por la BBC, aunque contribuyó a la revisión del juicio y la liberación de los seis de Birmingham.

Streets of Sorrow / Birmingham Six

Cuándo llegó la fama y el grupo perdió el foco, el artista se desilusionó y consideró un alivio dejar The Pogues. Llega al punto de decir que odia Fairytale of New York, su gran éxito.

Este entretenido documental es ocasión de descubrir a Shane MacGowan y de redescubrir a The Pogues. No podemos sino esperar para volver a verlo en salas con algunos amigos músicos.

Fairytale of New York

Ficha técnica

  • Director: Julien Temple
  • País: Reino Unido
  • Duración: 124 minutos
  • Fotografía: Steve Organ

Sinopsis de Crock of Gold: A Few Rounds with Shane MacGowan

Johnny Depp ha producido este documental en torno a la figura de este amigo personal que es, además, músico. Crock of Gold es una celebración del poeta punk irlandés Shane MacGowan, cantante y compositor principal de The Pogues. La cinta combina imágenes de archivo inéditas y de la propia familia de MacGowan, así como animaciones de, entre otros, el ilustrador Ralph Steadman.

Cartel

Cartel de Crock of Gold: A Few Rounds with Shane MacGowan
Cartel de Crock of Gold: A Few Rounds with Shane MacGowan

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre