Gered Mankowitz es un fotógrafo británico, autor de algunas de las imágenes con valor de icono del siglo XX. Gered recuerda que la primera persona que le introdujo en la fotografía fue el actor Peter Sellers. Sellers era amigo y socio de su padre. Un domingo, durante una comida familiar, el actor tomó algunas imágenes de los Mankowirtz con una Hasselblad que había comprado y de la que se mostraba entusiasta. A Gered le fascinó todo el proceso, desde la captura a la impresión, pasando por el revelado de los negativos. «Peter Sellers captó enseguida mi interés y me introdujo en los secretos técnicos de la cámara. Yo estaba tan feliz que desde entonces esa cámara para mí pasó a significar risas y felicidad».

Un fracasado escolar

Gered Mankowitz llegó por tanto a la fotografía a través de una de las cámaras míticas del mundo de la imagen: la Hasselblad 500 C. Formato medio, negativos cuadrados de seis centímetros de lado, y unas ópticas que alcanzan una nitidez precisa. Fue durante un viaje escolar a Holanda cuando Gered Mankowitz llegó a la conclusión de que tenía un buen ojo para la imagen. De regreso al Reino Unido, convenció a su padre para que le apoyara en su incipiente camino por la fotografía. Sus notas en el colegio eran malas, y su expediente académico un erial. El padre se convenció pronto de que era mejor invertir en aquel entusiasmo que persistir en la vía académica.

Una vez descubierta su vocación, a Gered le quedaban algunas asignaturas importantes. La primera de todas la formación técnica. La segunda, buscar un aspecto de la realidad, un mundo para mirar y retratar. La primera la resolvió a través de su aprendizaje con el fotógrafo Tom Blau y en años de trabajo en la agencia Camera Press. Recibió algunos encargos profesionales. Uno de ellos fue retratar el primer Boeing 707. En otro de esos trabajos de tanteo, viajó a París con el fotógrafo Alec Murray para la semana de otoño de la moda.

Jimi Hendrix
Jimi Hendrix

De la moda a la música

Su primera imagen en el mundo musical fue el retrato del dúo de folk rock Chad and Jeremy. Esa imagen fue la portada de un disco del dúo para Ember records. Y ya no abandonó el mundo de la música. Marianne Faithfull le presentó a Andrew Loog Oldham, que era productor de The Rolling Stones. Su primer trabajo con la banda fue en 1965. Gered estaba ya en el epicentro de la música de los sesenta, y pasó a ser un fotógrafo de portadas de disco, de imágenes de giras, o de reportajes fuera de los escenarios para los músicos más célebres de esos años.

Entre ellos Jimi Hendrix, un guitarrista poco conocido en la época en la que Gered le retrató. Le impresionó su carisma, y utilizó para el retrato una técnica que recuerda a las imágenes de Avedon o Irving Penn. Un fondo blanco, una luz frontal y un contraste acusado. En este video podemos ver parte de su trabajo y sus reflexiones sobre la técnica del retrato.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre