El dilema social. Documental. Netflix

Cuando algo es gratis, el producto eres tú. Esta es una de las frases centrales de El dilema social, el documental del que todo el mundo habla, después de verlo. Ex directivos de Facebook, de Twitter, de Instagram, de Pinterest, cuentan cómo se desarrollaron las redes, cómo se utilizó la persuasión tecnológica con un doble objetivo: mantener a los usuarios el mayor tiempo posible pegados a la red, y convertirlos en mercancía. Tú eres el producto quiere decir que todo lo que haces se ve, se utiliza, se comercializa, se vende a los anunciantes. El valor es tu atención. Y tú lo regalas a diario, horas de atención, a cambio de tener conversaciones con amigos a quienes no conoces.

La mercancía es tu atención

El dilema social es un documental inquietante. A cambio de enseñar tu vida y ver la de otros, de encontrar quizá un amante que te comprenda, o alguien que piense como tú que la tierra es plana y que el hombre nunca llegó a la luna. La tecnología nos prometió más tiempo libre y más conocimiento. Las oportunidades de ser un cretino, sin embargo, son mayores que nunca.

El dilema social se puede ver en Netflix. Habla de todos nosotros, porque todos utilizamos las redes. La tecnología, dice uno de los entrevistados, es mágica. Te permite disponer de un coche en la puerta de tu casa con tan solo pulsar un botón. En minutos tienes un Uber que te espera, un Cabify disponible para ti, una caja con sushi de tu japonés favorito, un sobre con el libro que quieres leer. Lo quieres leer ahora, sin tener que salir de casa e ir a la librería. Y lo tienes.

Tu eres el producto

A cambio, eres un producto para las redes sociales. Es el precio que pagas. Tus gustos forman parte de los activos de Facebook. También tus preferencias se tienen en cuenta. Tus likes se venden a los anunciantes. La tecnología está diseñada para que estés atento a la pantalla. Y estás atento. Cuando escribes un mensaje en el Messenger aparece una línea intermitente de puntos suspensivos. Al otro lado, ella, o él, está escribiendo. Y tu esperas ansioso, como un perro de Pavlov.

Mientras aguardas, Facebook programa anuncios en función de tus preferencias. Y tú recibes los estímulos. Te bombardean con mensajes políticos que refuerzan tu posición ideológica. Y cada vez estás más seguro de que lo que piensas es lo correcto. Hay miles que piensan como tú. Los adversarios son una banda criminal. Cada vez estás más convencido. Y algunos pasan a la acción

Drama y control

En El dilema social se dramatizan esas escenas. En una sala de control, varios individuos siguen la evolución en las pantallas. La localización geográfica de los usuarios les dice quien está cerca de quién. La tecnología permite invitarles a conectarse. La atención crece, el tiempo que dedicamos a la red aumenta. El capital de las redes, nuestra atención. Aplicado a las preferencias políticas, el resultado es una polarización cada vez mayor. Las posiciones se van a los extremos, las conversaciones se desarrollan entre afines. La sociedad que se asoma a la red evoluciona en burbujas. El que no piensa como el grupo acaba excluido.

Lo mejor de este trabajo que publica Netflix es el testimonio de los ex directivos. Algunos aseguran haber abandonado Facebook o Twitter por razones éticas. No es fácil creerles. Antes han trabajado con entusiasmo y dedicación en el desarrollo de algoritmos programados para captar la atención y para manejar las preferencias de los usuarios con un criterio comercial.  Cuando termines de ver el documental tu percepción sobre las redes será diferente. Los ex directivos y algunos críticos de las redes te recomiendan no seguir los consejos de YouTube, no activar las notificaciones, vivir en la proximidad de la red, utilizarla, pero no concederle ninguna ventaja. Cualquier asentimiento, cualquier concesión, será utilizada en tu contra.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre