corral cervantes

El heredero – Rafael Tarradas Bultó – Espasa editorial – 19.90€

Huir es a veces la mejor solución, aunque eso te cambie la vida para siempre. Eso lo saben muy bien los protagonistas de “El heredero” quiénes tuvieron que huir de España para proteger su vida, sin saber en ese momento que descubrirían quiénes son ellos.

Una sinopsis singular pero necesaria

Con tan solo 7 años a la pequeña Josefa la abandona su madre en la finca de los Marqués, ella no sabía leer, ni escribir, no tenía un oficio conocido, pero poco a poco fue aprendiendo a hacer todo tipo de labores en la finca, aquel era ya su hogar y no quería perderlo por nada del mundo.

El tiempo fue transcurriendo y la ingenua niña fue cambiando, ahora ya era toda una sirvienta y remendaba los pantalones como nadie. Ella vivía estrictamente bajo las órdenes de Rosa, pero contenta por al menos disponer de un hogar. La llegada del buen tiempo hizo que la familia Márques visitara la finca, y estuviera allí durante el periodo estival.

Portada de "El heredero" de Rafael Tarradas Bultó
Portada de «El heredero» de Rafael Tarradas Bultó

Los Márques constituían la clase alta en la sociedad Barcelona de principios del siglo XX, el matrimonio junto a sus hijos Isidro y Blanca, eran todo amabilidad, “saber estar” y calidad humana, nada se les podía reprochar. Y es que eran una estampa ejemplar con todo el servicio, especialmente la relación de amistad que mantenían Isidro y Josefa.

Esta historia como en tantas otras Josefa se quedó embarazada del “señorito”, ella tuvo que escapar de ahí y nadie debía enterarse de que ese hijo era fruto del pecado, él no podía ser el futuro heredero y ella tampoco quería hacer daño a Isidro. Él era un hombre bueno y esto solo era un “error”, pero del que no quería huir y del que tenía que hacerse cargo, porque a él nunca le faltaría de nada.

El problema vino después cuando el niño nació y es que en ese momento la inocente Josefa perdió la vida y ese niño de nombre Antonio no tenía nadie que quisiera hacerse cargo de él, al menos no de manera presencial y es que el orfanato donde vivió durante gran parte de su vida casi todos sabían quién era y es por ello que tenía algún que otro privilegio, pero nunca se le pasó por la cabeza que eso era a causa de su sangre, siempre pensó que era porque estaba bendecido.

El tiempo pasa y las circunstancias se modifican

En El Heredero el tiempo es un pilar fundamental porque ayuda a esclarecer cómo han ido evolucionando los personajes a lo largo de la historia. Ya no queda rastro de Josefa, ni de Isidro, ahora solo quedaba Antonio como parte de ese triángulo; sin embargo, hay otra persona destacable en esta novela y esa es Blanca. Ella es la hermana de Isidro y actualmente la única heredera del imperio Marqués, el cual fue aún mayor cuando se unió en matrimonio con los Bultó.

Foto de una masía barcelonesa similar a la de "El heredero"
Foto de una masía barcelonesa similar a la de «El heredero»

De ese matrimonio nacieron 4 hijos, dos varones y dos mujeres, los cuales serán ahora los encargados de narrarnos la historia. Blanca, es la única que sabía el secreto de su hermano, se enteró tarde pero permaneció callada para así seguir respetando la memoria de su hermano.

Ella era una mujer devota y buena y daba gracias por poder estar con sus hijos, que era lo único que le quedaba tras morir su marido, pero en el 36 todo estalló y tuvieron que huir, llevándose con ellos poco de lo que tenían y es que permanecer a la clase alta en ese periodo era lo más cercano a la muerte.

Cambios convulsos

Pablo y Adela huyeron con ella, pero Jose Manuel se quedó en tierra esperando tener noticias de Montse, su hermana cuya vocación religiosa la había llevado lejos de ellos. Por el otro lado, tenemos a la familia Signer, ellos también debieron abandonar Barcelona, pero eran muchos más, por lo que la movilización era más complicada. 12 personas entre niños y adultos fue toda una heroicidad, pero tenían que escapar lo más importante era salvaguardar la vida.

Alejados ya de la ciudad condal los Bultó-Marqués y Los Signier vivieron más de una aventura juntos y eso hizo que saltarán también las chispas de amor entre las dos familias, pero en esos tiempos tan convulsos, lo importante era la supervivencia y el ayudarse los unos a los otros.

Al contrario que estas familias, Antonio estaba metido en toda la vorágine de las rebeliones, sin saber muy bien que es lo que hacía pero se encontraba solo y ayudar a los “suyos” era lo único que tenía.

Mi opinión personal

 Rafael Tarradas Bultó  autor de "El heredero"
Rafael Tarradas Bultó autor de «El heredero»

Rafael Tarradas Bultó ha creado una novela compleja porque muestra la guerra civil desde las dos perspectivas, sin dar visto bueno a ninguno de los dos bandos, algo que resulta complicado en este tipo de historia.

Por encima de todo, destaca la calidad de todos sus personajes porque ninguno se queda atrás, mostrando siempre en todos ellos los aspectos positivos de esa situación. Ahora que estamos en un momento también complicado al no poder salir de casa y donde  ayudarnos los unos  a los otros es el objetivo fundamental, puedo entender en mejor medida lo que hacían los personajes a lo largo de la novela.

Ante todo, ellos vivían por y para ayudar, encontrándose a sí mismos y descubriendo que no todo vale por el poder. Es una novela que he disfrutado y con la que he aprendido a ver la guerra civil desde otro punto de vista.

Si que hubiera gustado en algunos momentos menos descripciones y más acción pero considero que tal y como lo ha plasmado nos enseña muchos más valores que una simple historia. En el interior de sus páginas encontrarás situaciones de todo tipo y es que el amor, la valentía, el coraje y el destino juegan muy bien sus cartas en este libro.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre