domingo, febrero 25, 2024
Tag:

Barcelona

‘Estás muerto y tú lo sabes’, un relato negro con sangre, orina y arena

El estilo. Casamayor es un escritor que va directo al corazón, o más bien habría que decir que se dirige directo a la herida, a la cicatriz, en busca del latido de las venas y las arterias, pero también de la roña, de la sangre seca, del nervio y su dolor. Así, el comienzo de la novela traza en cuatro líneas las condiciones del relato: una madrugada de difuntos y un narrador omnisciente que es el ángel guardián de Pacho Heredia, un recluso de la Modelo que está a punto de salir de la cárcel después de dos años encerrado por agresión a su pareja, a la Visi. Y el ángel establece los límites de su intervención: "muy a mi pesar, sin disponer de los privilegios de acceso necesarios, un ángel guardián de oficio no puede alterar el curso de los acontecimientos en los que está inmerso su protegido". ¿Protegido? 'No me toques los huevos" podría decir Heredia, que sale de la cárcel donde vive seguro a una Barcelona donde le esperan para cobrarle unas deudas que no son de dinero. La de Casamayor es una novela negra con todo el fatum clásico de una obra griega, el destino trágico de los malacabeza.

Hannan Serroukh, el coraje como principio vital

Barcelona. En la explanada de la estación de Sants una señora de pelo crespo de peluque- ría le grita a un teléfono móvil de aquellos de bisagra. Aspira las eses y golpea el acento de las palabras agudas. A su lado, un marido inmóvil y silente custodia dos maletas colosales. La hija del matrimonio no les encuentra. Al final los localiza, no por el teléfono sino por las voces estridentes de la mujer. España como plaza de un pueblo. Escenas repetidas en un mundo de nómadas. En el Paseo de Gracia los hay de los cinco continentes. Visten mini shorts y camisetas. Solo los dependientes de las tiendas de lujo llevan traje negro y unas corbatas estrechas como sables. El portero del hotel donde hemos quedado con Hannan nos saluda en inglés. Y tan feliz.

5 libros magistrales para no perderse en el ruido soberanista de la Diada

Llega la Diada, con "su polisón de nardos", que diría el poeta. Y viene con el ruido de siempre de consignas, tergiversación de la historia, aspavientos, heridas de la historia exageradas, tergiversadas, y persecuciones. Las cotidianas afectan a todo aquel que ose hablar español, ya sea en la TV3 o en la cafetería del parlamento autonómico. El español, ese idioma que algunos proponen que sea una lengua íntima, doméstica, como para hablar con el servicio o dar órdenes a las secretarias. Una lengua de dictado. O para el amor cortesano. Ya lo dijo Cambo cuando con su solemnidad de tendero de coloniales dijo aquello de "quiero más este revivir de la conciencia catalana que cien leyes de autonomía, quiero más una Cataluña sin ninguna libertad hablando en catalán, y sintiendo en catalán que una Cataluña con los mayores atributos de soberanía política". Y aquí estamos de nuevo. En el 11 de septiembre. Vuelve la función. Por eso les proponemos un puñado de libros para conocer un poco mejor todo este lío, y para orientarse en la verdad de los hechos de la historia

BCN Film Festival se celebrará el 25 de junio

El BCN FILM FEST 2020 tenía previsto celebrarse en abril coincidiendo, como cada año, con el Día de Sant Jordi. La declaración del estado de alarma a consecuencia de la crisis de la COVID-19 precipitó el aplazamiento del festival al mes de junio. La Sección Imprescindibles estará dedicada a Éric Rohmer.

Cayetana Álvarez de Toledo:» no soy víctima como mujer; no pertenezco a ningún colectivo»

Tiene un aire quijotesco, una mirada soñadora, y una voz grave que contrasta con su cuerpo, delgado como una nota musical. Las manos. Las manos vuelan durante la conver- sación, hacen gavillas con su pelo, lo recogen, lo sueltan, se abren, y solo reposan cuando escucha las preguntas. Sus manos quietas son dos pájaros en las ramas de un árbol. Caye- tana irrumpió en el periodismo, luego combatió en un PP que abandonaba la batalla de las ideas, y ahora milita en la libertad y la igualdad de los españoles. Cayetana irrumpió en el periodismo con algunos artículos valientes de defensa constitucional frente a las im- posiciones violentas del secesionismo. Regresó al PP con Casado, pero esa es una aventura posterior a esta entrevista.

Marina Garcés: «lo posible no puede ser una cárcel»

Dice Doris Lessing en alguna de las Conferencias Massey que la especie humana cuenta con una enorme cantidad de información precisa pero no la utiliza para mejorar la vida de la gente. Y añade que seremos recordados por esa paradójica impotencia. Algo similar subyace en Nueva ilustración radical, el libro de Garcés en el que propone una insumisión contra lo que llama la ideología póstuma, la que da por perdida toda esperanza de futuro. La conversación transcurre en la Biblioteca Jaume Fuster de la Plaza Lesseps de Barcelona: un espacio público, un lugar de cultura, una arquitectura abierta a la participación. Uno entiende enseguida que en la elección del lugar hay un mensaje.

Rosa María Calaf: «Vivimos en un continuo simulacro»

“Ahora todo es un simulacro. Estamos en un permanente simulacro”, dice Calaf. Nos sentamos junto a una chimenea de troncos fingidos, eternos. Un fuego de gas simula un entrañable hogar, un rincón íntimo. Las llamas acarician unos leños indiferentes al fuego. Nos hemos citado en el Club Financiero, alturas de Madrid. Fuera sopla un ventarrón frío y desapacible, y la terraza de club es como un mascarón que tiembla en medio de la tempestad. La charla discurre por los senderos de la vida de Calaf, que nació con un atlas bajo el brazo.

Lola Mitjans, la mujer que creó la colección de arte de La Caixa

Un inmenso lienzo cuelga en la pared de la entrada. Un caballo imposible mira con aire aristocrático. El portero se ha contagiado de ese espíritu elevado, y apenas nos ve nos ordena que nos sentemos a esperar, disciplinados, bajo el jamelgo. Antes de que inicie un sueño de jockey en el tramo final de esta tarde tibia, aparece Lola, todo sonrisa y abrazos. Se lamenta de que no nos hayan hecho pasar al salón. La Casa Samanillo es un edificio modernista donde tiene su sede el Círculo ecuestre. El modernismo es un estilo decorativo y teatral. Hay una escalera en espiral por la que se podría bajar a caballo, y molduras de caoba en los umbrales, y unos sillones mullidos para asistir con distancia y desdén a la función nacional disparatada. Desde el ventanal se contempla, en la esquina de la Diagonal, la majestad de la torre del Banco Atlántico, obra del arquitecto Francesc Mitjans Miró.