jueves, febrero 22, 2024

La directora de la Galleria dell’Academia compara a Florencia con una “prostituta” y provoca indignación en Italia

Share


«Una vez que una ciudad se prostituye, es difícil que vuelva a ser virgen». Esta es la frase pronunciada por Cecilie Hollberg, responsable del museo que alberga la estatua del David de Miguel Ángel, la Gallería dell’Accademia de Florencia. A partir de ahí, el escándalo. Los comentarios de Hollberg han sido considerados graves y ofensivos por el ministro de cultura italiano, Gennaro Sangiuliano. De fondo, la masificación del turismo en la capital toscana. Un viejo problema.

El turismo de masas ha transformado a Florencia en una «prostituta». Esa fue la declaración contundente, todo un golpe encima de la mesa de la directora de uno de los principales museos de la ciudad. Quizá la única forma de provocar algunos debates sobre viejos problemas es un escándalo como el que han provocado estas palabras. Lo cierto es que tan gruesa afirmación ha levantado la indignación de los dirigentes políticos, incluido el ministro italiano de Cultura.

«Florencia es muy bonita y me gustaría que volviera a sus ciudadanos y no fuera aplastada por el turismo», añadió Hollberg, historiadora alemana, que deplora las calles colonizadas por tiendas de souvenirs. Pero «ya es demasiado tarde», añadió, advirtiendo que si no frenamos la cifra, no es posible albergar «más esperanzas». Poco después la Galleria dell’Accademia emitía un comunicado en el que Holleberg se disculpaba «por utilizar palabras tan inapropiadas» para referirse a una ciudad que ama con pasión: » lo que quería decir es que Florencia debe ser testigo, para toda Italia, de un turismo cada vez más sostenible y no de un turismo de masas».
Pero el ministro de Cultura, Gennaro Sangiuliano, le responde que sus comentarios de «graves y ofensivos» para Florencia y para toda Italia y amenaza con tomar medidas. De hecho, su respuesta promete «evaluar todas las medidas apropiadas» en el marco de la legislación actual. Vamos, que quiere aplicar a Holleberg el código penal italiano. El gobierno nacionalista de la primera ministra Giorgia Meloni ha sido acusado de intentar promover a más italianos a altos cargos culturales, lo cual es una advertencia para figuras como Hollberg.

El año pasado, los ministros aprobaron un cambio que exige que los directores de ópera dejen sus puestos cuando cumplan 70 años, una medida ampliamente vista como una forma de desplazar de sus cargos a algunos extranjeros. La vicealcaldesa de Florencia, Alessia Bettini, también se ha manifestado en contra de Cecilie Hollberg, diciendo que si la ciudad fuera una prostituta, «¿serían los florentinos hijos de una prostituta y los turistas clientes de una prostituta?». El ex primer ministro Matteo Renzi, senador de Florencia, dijo que Hollberg “debería disculparse o dimitir”. Es fácil ver en las derivas de estas polémicas a los que ven solo el dedo que señala a la luna.
Otros funcionarios en Italia han expresado preocupación por el impacto del exceso de turismo, particularmente en ciudades como Florencia -donde el centro histórico está abarrotado durante gran parte del año- y Venecia. Después de que la UNESCO advirtiera del riesgo de perder su preciado estatus de patrimonio mundial, Venecia anunció el año pasado su intención de probar un sistema de venta de entradas para intentar controlar el número de visitantes, a partir del mes de abril.

Mar del Val
Mar del Val
Lectora desde la tierna infancia, aprecio el arte en los relatos y también la honestidad. Cautivar al lector con trampas es una tarea compleja, por eso una se siente un detective en el ejercicio de desentrañar los trucos retóricos, los falsos espejos, los fondos de ilusionista de novelistas y cuentistas. Creo que el público con el tiempo se ha hecho crédulo y poco crítico. No estamos en la vida para ser amables, aunque a nadie le amarga un dulce.

Read more

Otras historias en FANFAN