corral cervantes

En esta serie de Fanfan os queremos presentar a algunos fotógrafos jóvenes que ya han transformado el mundo de la fotografía y que dejarán huella en este arte. La primera de la serie es Flora Borsi, una joven húngara de apenas 26 años, célebre por su interpretación del retrato como un juego surrealista.

La influencia de la pintura

De la biografía de Flora Borsi sabemos que estudió en la universidad Moholy Nagy de Budapest, que es hija de un ingeniero apasionado de la fotografía clásica y que empezó joven. Cuenta que le gustaba el dibujo y su hermana le regaló una suscripción a Phosohop. Empezó por jugar con las fotografías que se bajaba de Google. De ahí paso, como un paso lógico, a la fotografía. A los quince años ganó una Canon Eos en un concurso. Y ya el viaje por la imagen cogió fuerza.

Flora Borsi
Flora Borsi

A Flora Bosi le gusta trabajar en su propio estudio. En sus fotografías non hay exteriores, hay imágenes superpuestas, hay juegos con las bocas y con los ojos como haría Picasso con sus modelos. En sus fotografías hay también imágenes superpuestas de la modelo (siempre ella) y animales que prestan un perfil, un ojo, o la caricia de una mariposa. Hay pieles decoradas con arabescos o con dibujos florales. Y hay mucho juego.

Flora Borsi no trabaja con modelos. Es ella misma la modela, que se repite una y otra vez en todas las imágenes, con flores, mariposas, pájaros tropicales, gatos, peces, o con el mapa mundi marcado en tinta sobre la geografía de su cara. Muestra la voluntad de controlar todo el proceso, desde la idea hasta la posproducción.

Selfies y otros montajes

Es célebre su serie de Selfies en la que aparece con pintores, escritores, y actrices. Son montajes que imitan el selfie actual. Si no lo puedes hacer, lo puedes inventar, recreándolo en una tableta de dibujo sobre la pantalla de Photoshop. En el trabajo de Flora hay mucha inspiración en la fotografía, en el cubismo y en el surrealismo.

Asegura que se siente muy deudora de la imaginación de Tim Walker, un fotógrafo que ha llevado el mundo de la imaginación más fantástica a la fotografía, pero también por Itsvan Sandorfi, uno d elos grandes pintores húngaros. Huído del régimen comunista, Sandorfi vivió en Alemania y en Francia. Su pintura gira en torno a su propio autorretrato de una forma obsesiva, y de una gran potencia expresiva.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla.

Flora con Marylin, de la serie Selfies
Flora con Marylin, de la serie Selfies

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre