Jérôme Lejeune. La libertad del sabio. Aude Dugast. Editorial Encuentro

Ya está en las librerías una biografía completa, minuciosa y precisa de uno de los grandes hombres de ciencia del siglo XX, Jérôme Lejeune. Esa ciencia en la que algunos se afanan por desplazar todo sentido de trascendencia, como si la razón fuera camino único de conocimiento. Jérôme Lejeune fue el pionero de la genética moderna, el científico que descubrió la razón por la que algunos niños nacen con un cromosoma de más: la trisomía. Su gloria científica fue un drama personal, porque enseguida comprendió que su hallazgo sería pretexto para el aborto. Así que su vida fue un afán constante para que la ciencia se lanzara no a eliminar a los enfermos sino a buscar un remedio para su enfermedad. Ese ejercicio de la libertad le costó el premio Nobel, que mereció con motivos sobrados. Se paga un gran precio por ser libre, pero la libertad no tiene precio. Y lo único que nos hace libres, recuerden, no son los gobiernos con sus leyes, ni el trabajo, como afirmaba la propaganda nazi. Lo único que nos hace libres es la verdad.

Ciencia y dignidad

lejeune
Jérôme Lejeune, de Aude Dugast

Hay un momento en la película de De Gaulle en el que el entonces coronel (1940) y su esposa acuden a un médico para saber qué le sucede a Anne, la pequeña hija con síndrome de Down. Tienen la esperanza de una curación. El médico les dice que están trabajando en encontrar la causa de la enfermedad. Ese mismo año, los nazis no dudaban en asesinar de un tiro en la cabeza a esos niños, o adultos, en plena calle. No existe una imagen más profunda de la dignidad humana que la de uno de esos muchachos plantado ante el bárbaro uniformado que le va a matar. Jérôme Lejeune fue el científico que descubrió que el síndrome se debe a la trisomía, un cromosoma de más en la carga genética.

Fue a finales de los años 50 cuando Lejeune y su equipo identifican la causa del síndrome de Down y las implicaciones genéticas de otros males. Vino primero la gloria y el reconocimiento, no exento de envidias y zancadillas. Luego el temor de que la ciencia médica cambiara de objetivo y se dedicara, en lugar de salvar vidas y ocuparse de la enfermedad, a eliminar a los enfermos. Con la colaboración de quienes han trazado un programa político para atacar a la familia. El relato de un coloquio en la abadía de Royaumont en abril de 1973 es revelador. Lo organiza la prensa. En un momento de los debates una influyente mujer se levanta para afirmar el aborto como derecho, y para explicar que forma parte de su programa de destrucción de la civilización judeo-cristiana.

¿Cuándo empieza un ser humano?

A partir de su descubrimiento, la vida científica de Lejeune es «una carrera contrarreloj para salvar a los niños enfermos, Jérôme no desea más que una cosa: consagrar el máximo tiempo posible para encontrar por fin el medicamento que no solo los cure, sino que los salve, porque la trisomía, que no era una enfermedad mortal, va a serlo si la detección prenatal se vuelve sistemática».

Llega así al debate sobre el aborto. La explicación sobre el origen de la vida humana que Lejeune da el 23 de abril de 1981 ante el Congreso y el Senado de los Estados Unidos es de una sencillez y una fuerza colosal (página 291). ¿Cuándo empieza un ser humano? se pregunta. Y su respuesta no tarda: «en cuanto los 23 cromosomas paternos se reúnen con los 23 cromosomas maternos, toda la información genética necesaria y suficiente para expresar todas las cualidades innatas del nuevo individuo ya está reunida».

La autora

Su posición desde la verdad le costó a Lejeune insidias, ataques, campañas de desprestigio, el ahogo financiero de sus proyectos y la marginación de los grandes premios de la medicina, como el Nobel. Por contra, tuvo el afecto de miles de padres y madres de niños con síndrome de Down, a los que salvó la vida. De madres a las que inspiró con la verdad de su ciencia.

Aude Dugast ha construido una biografía completa, minuciosa, plagada de testimonios relevantes, que ahonda en los momentos decisivos. Hablan los hechos de la vida de Lejeune. Dugast ha pasado más de una década consultando archivos y documentos, hablando con las personas cercanas a Lejeune. Dugast es filósofa de formación y postuladora de la causa de canonización de Jérôme Lejeune.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre