Desde el pasado día 26 de marzo, el mítico músico de country, está ingresado por COVID-19. Permanece intubado y esperemos que pronto el desenlace sea favorable. El mundo de la música americana ha perdido ya unas cuantas figuras en poco tiempo. Este mes se fueron, Joe Diffie, con apenas 61 años, y el gran Kenny Rogers, por causas naturales a la edad de 81 años en su residencia de Georgia (Estados Unidos).  

El autor de Paradise

Veamos quién es John Prine, y cómo de importante ha sido a lo largo de su carrera para la industria de la música popular.  Prine nació en el estado de Illinois, aunque sus padres eran  del condado de Mulhenberg en Kentucky. Un lugar que está muy presente en míticas canciones suyas como Paradise, la que para mí es su gran obra maestra.  Estudió en la escuela, combatió en la Guerra de Vietnam, y trabajó como cartero. Su hermano le enseñó a tocar la guitarra con 14 años. Ya en los años 60, viviendo en Chicago, compaginaba su labor repartiendo cartas con los recitales en los tan conocidos como “pases de micrófono abierto” que se hacían en algunos bares de la ciudad como los situados en Armitage Avenue.  Se convirtió así en una pequeña y conocida figura dentro de los artistas de Chicago, llegando a obtener buenas críticas culturales debido a sus dotes para la composición.  

El primer disco

En los años 70, debuta con su primer disco. John Prine fue descubierto por uno de los grandes músicos del country más reivindicativo como es Kris Kristofferson. Desde entonces ha movido entre el country y el folk.  Su primer disco fue publicado en 1971 por el sello Atlantic Records, y está catalogado, aunque muy abajo, en el ranking de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos. Se llamaba “John Prine”, nombre con el que se le conoció a lo largo de su carrera, al igual que le pasó a Bob Dylan 9 años atrás con su primer sencillo.

La imagen de portada es el propio Prine apoyado en una montaña de paja y con una guitarra a un lado de los pies. Ahí se incluyen algunos de sus mejores temas como “Angel of Montgomery”, “Sam Stone” o el mítico “Paradise” tantas veces versionado. En esta última canción me quiero quedar. Habla sobre su padre,  una ciudad llamada Paradise, que está en el condado de Mulhenberg, en el estado de Kentucky, y hace referencia a la compañía de carbón Peabody Coal Company, que estaba situada en el valle del río Green. Un lugar muy minero. Ha sido versionada por gente como John Denver, Johnny Cash, Roy Acuff o John Fogerty.  La de Cash es impresionante, con una voz rasgada en sus últimos años de carrera.  

Cuando yo era niño mi familia iba de viaje 
Por el oeste de Kentucky, donde nacieron mis padres 
Y hay un pueblo que a menudo es recordado 
Tantas veces que mis recuerdos están desgastados. 
 
Y papá no me llevará de vuelta a condado de Muhlenberg 
Por el río Green donde estaba el paraíso 
Bueno, lo siento, mi hijo, pero es demasiado tarde para pedirmelo 
El tren de carbón de Mister Peabody ha remolcado lejos 

 “Paradise” John Prine 1971. 

Entre mineros y ferroviarios

Reamente la trascendencia de este tema es abrumadora en el país de los campos de algodón. Es conocida por prácticamente todo el mundo y evoca a una etapa en la cual el mundo minero y ferroviario tuvieron especial importancia a principios del siglo XX.  Un músico a quien Bob Dylan tenía especial cariño, le menciona como una de sus referencias en una entrevista en el año 2009, y con quien comparte una anécdota, cuando recién empezada la carrera de Prine, en un concierto Dylan apareció por sorpresa y tocó la armónica para él y su público. Un acto muy importante, ya que si había en ese momento una gran figura dentro del folk y la canción protesta, ese era el maestro de Minesotta. 

El Gran Compromiso

Hay que decir que los 70 fueron una etapa muy productiva para John Prine.  Sacó temas muy bien recibidos por la crítica inspirados en la Guerra de Vietnam como “The Great Compromise”, e incluso atrajo muchos seguidores gracias a su acercamiento y cariño por la música country y el  Bluegrass de los Apalaches, que tanto éxito tuvo en los años 30 y 40. Vieron en él un nuevo Hank Williams, salvando las distancias. Cierto es que Prine ha sido ganador en dos ocasiones de un Premio Grammy como Mejor Album de Folk Contemporáneo en 1991 y 2005.  Os dejo un vídeo de un directo del año 2018 en la ciudad de Austin (Texas) tocando otro de sus primeros y grandes temas como “Angel From Montgomery”. 

Durante los años 80, creó su propio sello discográfico, y aunque no paró de sacar discos, se centró de una forma más ferviente en el mundo de la composición para otros artistas. El grupo “The Highwaymen”, que formaron a mediados de esa década los conocidos como cantantes de country fuera de la ley; Waylon Jennings, Kris Kristofferson, Johnny Cash  y Willie Nelson, publicaron un tema escrito por Prine llamado “The Twentieth Century Is Almost Over”.

Su gran compañero de fatigas fue Steve Goodman, con quien compuso muchas canciones y quién falleció en esos años debido a una leucemia. Prine, ha sido agradecido y siempre le ha tenido muy presente inclusive en sus conciertos. Le recuerda con varias canciones escritas por Goodman como “My Old Man”. 

La bendición de Johnny Cash

En los años 90, siguió componiendo y grabando mucha música. Su talento es innato y por ejemplo Johnny Cash en su autobiografía no duda en citarle como una de sus grandes referencias de la composición con otras personas de la talla de Rodney Crowell, Guy Clark o el fallecido Steve Goodman.

Fue también una época donde empezó a hacer duetos con voces femeninas como Emmylou Harris o Lucinda Williams. Además en el año 1998 se le diagnostica un cáncer de células en el cuello, que le aparta de los escenarios un año y por el cual se tiene que someter a una cirugía. Además fruto de la operación la voz se le queda bastante más grave.  

El tramo final

Los años 2000 son muy productivos en cuanto a material ya grabado con anterioridad. Nuevas versiones, reconocimientos y premios. Hay un tema de canción protesta llamado “Some Humans Ain`t Human” donde se mete directamente con el Presidente George W.Bush, y habla del peor lado del ser humano.

Tras unos cuantos años de éxito, nos situamos en el 2018 y en el mes de abril, cuando publica el álbum “The Three Of Forgiveness”  y que se sitúa como el disco más alto de su carrera en el ranking de Billboard. Cierto es que es su primer álbum desde hace 13 años donde incluye material nuevo y original. En definitiva, una estrella de la composición, un emblema del country y el folk, y un artista que le cantó al amor, a la familia, a los problemas de la sociedad y a la melancolía de la vida.  

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre