La avenida de las ilusionesXavi Barroso – Editorial Grijalbo – 19.90 €

Xavi Barroso publica La avenida de las ilusiones, su primera novela. Y lo hace de la mano de la editorial Grijalbo. Con ella nos adentra en la Barcelona de principios del siglo XX y nos relata la historia de Francisca Romero, una mujer adelantada a su tiempo que no duda en trabajar incansablemente para que sus sueños, y los de muchos otros, se conviertan en realidad.

¿Cuál es el argumento?

Francisca y María son hermanas. Apenas son unas niñas y viven en un pequeño pueblecito con su padre, que se dedica a la agricultura, y sus hermanos. A pesar de su parentesco, ambas son completamente diferentes. La primera, una muchacha a la que le gusta jugar con sus amigos, salir con ellos y muy dada a mostrar su fortaleza ante sus “jóvenes enemigos”. Pero también es soñadora, cabezota y muy tenaz, capaz de hacer lo que sea para salirse con la suya, y para la que la palabra “no” no existe. María, sin embargo, un par años mayor, es tranquila, realista, de las que se conforma con todo y acostumbrada a hacer las labores de la casa, tal y como se estila en la época.

Reseña de La avenida de las ilusiones, de Xavi Barroso – Image vía @Amazon.es

Nos encontramos a principios del siglo XX. Barcelona está revolucionada por la Semana Trágica. En las calles se respira de todo menos tranquilidad. Los trabajadores luchan por unas condiciones más dignas mientras la clase alta se aferra a sus privilegios. Y este es el momento que el padre de Francisca y María ha elegido para enviarlas a trabajar, como sirvientas, a la casa de los Puig, una acaudalada familia que habita en la ciudad condal. Al llegar allí, ajenas a todo y sin entender muy bien lo que pasa, se encuentran en un lugar nuevo y muy distinto al que estaban acostumbradas. ¡Menos mal que se tienen la una a la otra!

Francisca, la inconformista que tiene las ideas claras

Y, poco a poco, comienzan a emerger las verdaderas personalidades de ambas. Sobre todo, la de Francisca. Inconformista por naturaleza y con ganas de seguir creciendo hasta conseguir el objetivo que se ha marcado, ser artista, se muestra indomable. Se queda maravillada en cada una de sus salidas (en una de las cuales conocerá a Joan, un joven anarquista, que acabará enamorándola) y por todas las posibilidades que ofrece la ciudad. No está dispuesta a rendirse, pues cada día tiene sus ideas más claras.

Manos a la obra para conseguir que sus sueños se hagan realidad

Un día, tras un desgraciado suceso, decide que no pueden seguir así y que tiene que ponerse manos a la obra para lograr que su sueño se convierta en realidad y así cambiar las cosas para ambas. Tiene claro lo que quiere. Está segura de que si lo da todo podrá conseguir reinar en los teatros de la Avenida, y comienza a dar sus los primeros pasos para ello. Pronto se da cuenta de que las cosas no son tan fáciles como imaginaba. Sin embargo, no se amilana. Esas piedras que encuentra en el camino no hacen que su deseo desaparezca y trabaja con más ahínco, si cabe, en pos de ese sueño. Se topa con una y mil trabas, vive situaciones complicadas y difíciles. Negras, muy negras. Acabará conociendo de primera mano el significado de la deslealtad, la soledad e incluso la traición, pero gracias a su tenacidad y fortaleza vuelve a resurgir para seguir adelante con su sueño.

¿Lo conseguirá? ¿Se quedará en agua de borrajas? ¿A qué tendrá que hacer frente? Sí, son muchas preguntas, lo sé. Pero no voy a adelantarte nada más para que seas tú quien descubra todas las respuestas.

Xavi Barroso, autor de La avenida de las ilusiones -image vía
@Megustaleer.com

Sobre el autor: Xavi Barroso

Xavi Barroso nació en Granollers, en 1984. Estudió Comunicación Audiovisual mientras devoraba libros como 1984, La ciudad de los prodigios o El retrato de Dorian Gray.

Ha escrito guiones de humor, de divulgación y de ficción para diferentes canales de televisión y ha trabajado en el ámbito del marketing online gestionando proyectos digitales.

La avenida de las ilusiones es su primera novela y con ella espera colarse en la biografía de muchos lectores. A través de esta entrevista podrás conocerlo un poco más.

Opinión personal sobre La avenida de las ilusiones

Gustave Flaubert decía que «hay que tener cuidado con los sueños: pues son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos«. Algo parecido debió de ocurrir a Francisca Romero, la gran protagonista de esta novela escrita por Xavi Barroso. Pero no es la única, porque hay una gran cantidad de personas que también consiguen que, al menos, alguno o parte de sus sueños e ideales se materialicen y se conviertan en realidad. Una realidad que dura hasta nuestros días y que nosotros también disfrutamos.

Dicho así, suena bonito y hasta fácil. Sin embargo, como ya sabrás, estimado lector, los sueños son eso, sueños. Y si no se trabaja arduamente para alcanzarlos nunca llegan a conseguirse. Si ya lo decía el escritor irlandés George Bernard Shaw, y con toda la razón, al afirmar que «si se han construido castillos en el aire, el trabajo no se pierde; ahora hay que colocar las bases debajo de ellos«.

Y así es como empiezo la reseña de La avenida de las ilusiones. Una ficción contada de forma bella y cuidada y que nos habla de la vida de Francisca y de todos los que la rodean. Una vida tan real como la vida (valga la redundancia) misma. Como la tuya. O Como la mía. Como la de cualquier mortal. Con sus luces y sus sombras. Sus ilusiones y decepciones. Con un mundo lleno de luces y vivos colores y con las oscuridades. Y es que así es la vida: una montaña rusa que tan pronto te hace viajar hasta lo más alto para que te deleites de las mieles del éxito y las disfrutes (no sin un dificultoso y complicado trabajo previo), como te arrastra hasta las profundidades más absolutas. Sin embargo, tenemos que tener algo claro durante todo ese recorrido: no debemos perder de vista los ideales o las ilusiones. Son los que nos mantienen vivos. Y Francisca, adelantada a su tiempo, piensa así.

Semana Trágica de Barcelona, momento en el que Francisca y María llegan servir a casa de los Puig
Image vía @Elmundo.es

Ficción que invita a filosofar

Sí, probablemente estés pensando, estimado lector, y con gran acierto, que me he puesto filosófica. Y así es, pero es que La avenida de las ilusiones invita a ello. No solo nos relata la historia de una criada que llega a convertirse en una de las principales actrices de Barcelona, no. Tampoco se trata de contarnos una ficción enmarcándola en un contexto histórico convulso y complicado. Sino que es mucho más que todo eso. Te hace ver la realidad. De otra época, sí, pero la realidad al fin y al cabo. Mostrándonos en todo su esplendor los aspectos positivos y negativos y, a la vez, haciéndonos reflexionar acerca de muchos aspectos. Aspectos que no cambian y siguen persistiendo (muchos de ellos) aún en nuestros días.

Características de la pluma del autor

Como comentaba anteriormente, está escrita de forma cuidada y con detalle. De forma pausada y sin grandes giros inesperados, pero sembrando en el lector esa incuestionable necesidad de continuar con la lectura. Y lo hace a base de pequeños, y casi imperceptibles, matices capaces de captar nuestra atención. Y así es como Xavi Barroso nos transporta hasta la Barcelona de principios del siglo XX. Hace que nos sintamos en esas calles donde los movimientos obreros luchan por una condiciones más dignas. Percibamos la precariedad y la miseria reinantes. Veamos cómo piensan y cuáles son las prioridades de la clase alta, o diferencias entre las diferentes clases. La posición del hombre con respecto a la de la mujer o las dificultades que existen en ese momento, entre muchos otros.

Narrada en primera persona, está dividida en tres grandes partes, llamadas actos (como en el teatro), y estas a su vez en diferentes capítulos. Se percibe cierto sosiego en la escritura y crea, de igual modo, esa misma sensación en el lector, incluso en los momentos en los que se narran las cosas más complicadas y difíciles, pues no son pocos los momentos en los que se relatan estas últimas de forma un tanto poética. Y frases como «no me quedaba más remedio que arremangar los miedos, coser las heridas y vestir las ilusiones con la mejor de las esperanzas» o «nos encanta escuchar historias tórridas para quejarnos de la crudeza de la vida y luego seguir con nuestras rutinas como si nada como si a nuestro alrededor no existieran personas dolientes» son un claro ejemplo. Quizás, dichos así y fuera de contexto no digan nada, pero en la lectura adquieren todo el sentido.

Teatro El Español de Barcelona – uno de los escenarios de La avenida de las ilusiones
Image vía @barcelofilia.blogspot.com

Ambientación y escenarios

He de decir que la ambientación y los escenarios me han parecido extraordinariamente trabajados. Se siente y se palpa cada momento, lugar y situación. Y he de reconocer, estimado lector, que se nota el ingente trabajo de documentación que ha habido detrás. Pero también el esmero utilizado por el autor para plasmar cada acontecimiento en el momento exacto y de forma impecable para que resulte totalmente creíble.

Solo por poner un pequeñísimo «pero», ya sabes que soy de las que intento ser sincera y me gusta contarte cada una de mis impresiones, te diré que, quizás y siempre en mi humilde opinión, en algunos momentos se ha profundizado en exceso en el contexto histórico y eso ha hecho que en algunos momentos haya perdido agilidad el relato. Algo muy parecido, salvando las distancias, a lo que me pasó con Papel y tinta, de María Reig.

¿Cómo son los personajes?

Los personajes que Xavi Barroso ha creado para La avenida de las ilusiones son tan reales como la vida misma. Tienen vida, autenticidad y alma. Sobre todo alma y verdad. Y los hay para todos los gustos: desde las personas cabezotas, tenaces, luchadoras por aquello en lo que creen y quieren a otras que se conforman con lo que tienen y no tienen apenas aspiraciones. O personas que no se cuestionan absolutamente nada porque han nacido y han sido educadas para ejercer ese papel y lo tienen totalmente asumido. Tal y como te decía anteriormente, los hay para todos los gustos. Y lo más importante es que no difieren de las que existen hoy en día. Ni en su forma de ser, ni de ver la vida o de actuar, a pesar del tiempo transcurrido.

Hay personajes que llaman poderosamente la atención. Y Francisca es una de ellas, la gran protagonista. Una mujer increíble en todos los sentidos. Con ideas muy claras y que lucha con uñas y dientes para conseguir aquello que quiere. Que no duda en trabajar duramente, incluso en situaciones realmente complicadas, para llegar a donde desea. Una mujer adelantada a su tiempo y que se remanga en pos de lo que cree. No se siente especialmente orgullosa de algunas de sus etapas, pero es consciente de que la vida es así. A veces, para ganar la guerra hay que perder alguna batalla, y esa idea es su máxima. Y su evolución a lo largo de la historia es espectacular. De la misma forma que la de María, a la que le cuesta un poco más, pero también se percibe.

Teresa Puig, Mercé, Joan, Tomás, Jaume, Anna son algunos de los otros personajes con los que podrás disfrutar. Y, aunque algunos de ellos tienen un protagonismo más secundario, son muy necesarios e importantes para la ficción. Resultan muy reveladores en muchos aspectos.

La Bella Lulú, cupletista con traje típico de la época
Image vía @consuelitoyotrasbellasdelcuple.blogspot.com

Mis conclusiones finales sobre La avenida de las ilusiones

Cuando una ficción logra que te rías, se te encoja el corazón, te emociones, se te salten las lágrimas, y además reflexiones acerca de cuestiones como la auténtica amistad, el amor, las traiciones, la ambición, los tortazos que te da la vida o la lucha por aquello en lo que crees, es que se trata de una lectura más que interesante. De esas que merecen realmente la pena. Y La avenida de las ilusiones, estimado lector, es sin duda una de ellas. Si nos olvidamos de algunas páginas que, a mi entender, sobran, como he adelantado anteriormente, y alguna inconsistencia aislada se convierte en una gran novela.

Como ves, y habrás intuido, es uno de esos títulos que recomiendo sin ningún género de dudas, por eso lo he incluido entre las 16 lecturas recomendadas para este verano 2020. Y te aseguro que, de aquí en adelante, le seguiré la pista a Xavi Barroso, su autor.

Si te apetece trasladarte a principios del siglo XX, sentir de cerca todo lo que acontecía en aquella época convulsa donde los movimientos sindicalistas y la lucha por unas condiciones dignas o la gripe española, entre otros, imperaban; Conocer más de cerca la importancia del arte de la época y vivirla desde dentro, y eres amante de la novela histórica, no dudes en darle una oportunidad. Estoy segura de que la disfrutarás.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

1 Comentario

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre