Hace muy pocos días que La avenida de las ilusiones, la primera novela de Xavi Barroso, ha visto la luz. Una ficción histórica que retrata a la perfección los momentos convulsos que vive la Barcelona de principios del siglo XX y que nos relata parte de la historia vital de Francisca, una joven muchacha inconformista y adelantada a su tiempo cuya ilusión es ser actriz.

A raíz de la publicación de esta nueva ficción, y que como sabrás fue reseñada en esta web y a la que puedes acceder a través de este enlace, hemos tenido la gran suerte de poder entrevistar a Xavi Barroso, su autor, y charlar un poco de La avenida de los sueños. Desde aquí queremos agradecerle que nos haya dedicado unos minutos a responder a nuestras preguntas.

A modo de presentación

Si buceamos un poco por la red y hacemos una búsqueda nos encontramos con que Xavi Barroso es un joven autor al que siempre le han apasionado las historias. Prueba de ello, los estudios que has cursado, tu trayectoria laboral en diferentes medios televisivos, tu relación con una editorial como Penguin Random House y los proyectos que lideraste en ella, ahora tu novela… Podríamos definirte como “un contador de historias nato”. Pero tú, ¿cómo te defines a ti mismo?

Xavi Barroso
La avenida de los sueños, novela histórica de Xavi Barroso

Mi padre me dijo una vez que yo era un narrador, aunque luego añadió que los narradores no se hacen de oro. ¿Podría servir esa definición? Desconozco la respuesta pero, como bien dices, me encantan las historias, así que podría definirme como alguien que ama las narraciones, ya sea como creador o como lector o espectador.

Si te cito “La avenida de las ilusiones”, ¿qué es lo primero que te viene a la cabeza aparte de ser como “tu primer hijo” literariamente hablando (si me permites la expresión)?

Afortunado, esa es la palabra que me viene a la cabeza. Me considero afortunado por haberme topado con el universo del Paralelo, por que dos sellos como Grijalbo y Rosa Dels vents se hayan interesado por la novela y por poder ver el libro en las librerías. Solo espero que la fortuna me siga acompañando en las ventas.

Historia desconocida de la Avenida del Paralelo

Con esta primera criatura tuya, te embarcas en una ficción histórica que nos traslada a la Barcelona de principio del siglo XX. ¿Qué tenía esa época, aparte de lo que todos conocemos y que se plasma de manera espectacular en La avenida de las ilusiones, para que te decantaras por ella como marco temporal de la novela?

Lo que primero me llamó la atención fue la historia desconocida de la avenida del Paralelo y las historias personales de dos de sus protagonistas, Raquel Meller y Elena Jordi. El resto, es decir, los personajes, el teatro, los cafés, los mítines, las huelgas, la lucha de clases, los sindicatos o la historia de triunfo, llegaron junto al proceso de documentación.

Algunos «Sueños» que se hicieron realidad gracias a la perseverancia

Relacionada un poco con la pregunta anterior. Un momento complicado y convulso en el que los obreros luchan por una mejora de sus condiciones laborales; donde la clase alta solo piensa en ella y en sus beneficios; los primeros movimientos sindicales… Es en estos momentos, cuando lees ficciones históricas como esta, es cuando a los lectores nos da por pensar en cuánto trabajaron, y lucharon, nuestros abuelos y bisabuelos para que nosotros disfrutemos de algunos de aquellos “sueños” que persiguieron y por lo que sufrieron (horarios de 8 horas, los sindicatos, el derecho del voto…) ¿Qué opinas?

Que nos hemos dormido en los laureles, que todavía quedan muchas injusticias sociales y laborales por combatir y que estas quedan ocultas tras Netflix, las cañas y el día adía. Ojo, no hablo de los demás, me incluyo en ese grupo. Nuestros antepasados lucharon porque no tenían nada que perder y nosotros nos pensamos que, si reivindicamos según que derechos, perderemos algunos de los privilegios ganados. Creo que esa concepción es errónea y que deberíamos aprender de los primeros movimientos obreros.

Descubriendo a la protagonista

En esta ficción hay varios personajes interesantes. Sin embargo, la protagonista absoluta es Francisca. Una mujer adelantada a su tiempo, con carácter e ideas propias, capaz de hacer lo que sea para conseguir su objetivo (aunque hay momentos que preferiría olvidar) y muy inconformista. Háblanos un poco de ella y en quién te inspiraste (si es el caso) a la hora de perfilarla.

Pues los aspectos más importantes de su biografía los construí a partir de las de Raquel Meller y Elena Jordi, dos de las grandes actrices del momento, junto con las de alguna otra artista de la avenida. El resto los tomé prestado de las mujeres que me rodean, que por suerte son personas muy interesantes.

Francisca es una alma libre, una artista atrapada en una época tan clasista y tan machista que ve limitadas sus posibilidades. Es una mujer tan egoísta como altruista, tan buena como rencorosa, tan comprensiva como, a veces, obtusa. Supongo que, al fin y al cabo, es una persona como otra, con un componente de valentía o de inconsciencia que terminan por convertirla en una persona excepcional.

Foto de cupletista de la época, como la protagonista de «La avenida de las ilusiones» – Image vía
Javier Barreiro

¿Cómo era la zona del Paral·lel de principios del siglo XX?

Y, a través de ella, has querido mostrarnos el panorama cultural que reinaba en aquella época en Barcelona, y sobre todo en la zona del Paral·lel. Bien podría decirse que era una especie de Montmartre catalán. Y, sobre todo, se habla del mundo del teatro. El arte sobre el escenario que contaba y cantaba, además de algunas obras clásicas, algunos de los acontecimientos, críticas y miserias del momento (aspectos políticos, sociales, culturales…) Háblanos un poco acerca de ello.

Para que te hagas una idea de cómo era la avenida a principios del siglo XX, imagina una calle de teatro, cabaret, vedetes, salas de juego, salas de cine, vendedores ambulantes, cocaína, cafés, bares, salas de baile, bohemios, artistas, músicos, circos… El Paralelo era cultura, ocio y golfeo, un lugar donde se representaba desde a Shakespeare hasta zarzuela o el vodevil más malo.

De hecho, fue un lugar muy conocido internacionalmente, una avenida que compitió con Montmartre por la hegemonía del cabaret en Europa. Se hizo famosa durante la Primera Guerra Mundial, momento en que España es neutral y muchos artistas e intelectuales del continente se exilian a Barcelona.

La avenida está situada en una ciudad que se halla en plena guerra entre dos clases sociales: la burguesía y los obreros. De hecho es el momento del pistolerismo, en el que anarquistas y la patronal se matan a tiros. Por todo ello, el Paralelo se convierte en el gran espacio del ocio obrero por donde corren las ideas anarquistas, socialistas o lerrouxistas como por su casa. En los cafés se hablaba de teatro pero también de revolución.

Café Español, uno de los cafés situados en la zona del Paral·lel – image vía Creative Commons.

Acerca del trabajo de documentación

En relación con lo que comentaba anteriormente, está claro que la documentación ha sido una parte esencial e importantísima en esta ficción a la que no le falta de nada. ¿Cómo ha sido ese proceso y cuánto tiempo te llevó?

Pues no sabría cuantificarte el tiempo. Más o menos y con altibajos, pasé dos años leyendo sobre ese mundo. Trabajaba más de ocho horas al día en una empresa, por lo que aprovechaba ratos libres para ir leyendo. Fue lento y divertido, pero al final me hice un mapa conceptual del momento y conseguí el trasfondo necesario para escribir la novela.

Sobre algunos momentos líricos de la novela

Claramente, con La avenida de las ilusiones te mueves entre una mezcla de ficción y realidad. Y también despiertas en el lector esa sensación teatral en algunos momentos, gracias a cómo se expresa el narrador (no contaremos nada más para no hacer spoiler, risas). Como en todas las ficciones de este género, hay amor, trabajo, lucha, perseverancia, pero también hay drama y dolor. Y estos dos últimos aspectos son los que, quizás y a mi entender, están recogidos de una forma como más poética. Como ejemplo la siguiente frase: “No me quedaba más remedio que arremangar los miedos, coser las heridas y vestir las ilusiones con la mejor de las esperanzas”. Dicho así, ¿suena menos cruel, menos duro? ¿Más edulcorado, quizá?

Yo creo que fue un decisión más basada en el narrador que escogí que en una voluntad personal. Piensa en el carácter de Francisca, ella nos cuenta su historia, mira atrás y rememora los grandes momentos pero también sus fracasos y el dolor. Creo que ella lo contaría así, con cierto lirismo, porque de esta manera se siente más cómoda, porque así la congoja y sus errores tienen un aroma más suave y un gusto más llevadero.

Frases de la ficción que crean curiosidad 

Para el narrador de esta ficción: “las dudas son villanas disfrazadas de inteligencia. Si eres débil, son cadenas que te retienen; si eres fuerte, son caricias que pueden dejarte cicatrices”. ¿Qué dudas tuvo, si es que las tuvo, Xavi Barroso después de acabar de escribir La avenida de las ilusiones?

Supongo que las que tiene cualquier autor o autora novel: si alguna editorial se iba a interesar por la historia, si aquello era el fin de una aventura o el inicio de muchas otras. Y aquí estamos.

Hay un momento en el que uno de los personajes dice “No tenía fe en sí mismo ni en su trabajo”. ¿Has sentido algo así alguna vez durante este proceso?

Pues sí, como todas las personas que nos cuestionamos las cosas. Existen tantas adversidades que pueden hacerte perder la fe en ti mismo… Las circunstancias, el dolor, un accidente, la incertidumbre, la coyuntura económica, etc. No es relevante el hecho de perder la fe en lo que haces, incluso puede llegar a ser sano, lo que realmente importa es tener herramientas para recuperarla.

Conociendo más de cerca al autor

Y ahora, unas breves preguntas para conocer un poco más de cerca al escritor. Imagínate por un momento que pudiera concederte el deseo de tomarte un café con un personaje (de libro, serie, película…). ¿Quién sería? ¿Por qué? Y ¿Qué tres preguntas le harías?

Sin duda me sentaría con Dorian Gray, porque me parece un personaje apasionante, porque caracteriza una serie de cualidades que, a pesar de la distancia, definen a mi generación. Ahora bien, lo que le preguntaría, quedará entre él y yo.

¿Qué tres lecturas recomendarías a nuestros lectores?

El retrato de Dorian Gray (claro está), El escritor comido y El Pasado.

Lecturas que nos recomienda Xavi Barroso

En tu web se dice que, durante una época, pensabas que tu vocación era la música. Mi paisano, Pio Baroja (su archiconocida casona familiar está en mi pueblo) decía que “La música es un arte que está fuera de los límites de la razón, lo mismo puede decirse que está por debajo como que se encuentra por encima de ella”. ¿Qué es la música para Xavi Barroso?

La música es aire, me acompaña durante casi todo el día y me roba mucho dinero cada año. Es un lenguaje que entiendo sin equívocos, es sosiego y compañía. No sé qué haría sin ella.

Y si tuvieras que elegir una canción como banda sonora para La avenida de las ilusiones, ¿cuál sería?

El anarquista, claramente, en el libro solo leéis la letra, pero la melodía está en mi cabeza.

Y para finalizar, te dejo este espacio en blanco para que añadas o digas lo que desees.

Agradecerte la entrevista e invitar a los lectores y las lectoras a leer La avenida de las ilusiones. Seguro que os va a emocionar.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre