La cara norte del corazón. Dolores Redondo. Destino

Regresa la Inspectora Amaia Salazar y el caso que resolvió en EE. UU. antes de los acontecimientos de la Trilogía del Baztán. Una novela en la que Dolores Redondo, Premio Planeta por Todo esto te daré, combina la intriga policial con el huracán Katrina y sus consecuencias como telón de fondo.

Amaia Salazar tuvo su aventura americana. Ya desde la primera novela que protagoniza, Redondo hace referencia al caso que la inspectora navarra resolvió durante su colaboración con el FBI. Salazar, extraordinaria perfiladora de asesinos, se gana el puesto en el equipo y viaja a Nueva Orleans donde los agentes norteamericanos sospechan que el asesino que buscan va a matar otra vez. Esta primera parte de la novela es a mi juicio la mejor, la más ágil y la más entretenida y estimulante.

En la profunda Louisiana

La segunda parte de la historia se desarrolla durante los días previos y los inmediatamente posteriores al huracán Katrina, que devastó la ciudad en 2005.  Este escenario le es muy útil a la autora por dos motivos. De una parte, le permite recurrir a ese universo mágico que tan presente está en sus novelas sobre el Baztán y que encaja perfectamente en Louisiana.  En Nueva Orleans, el vudú, la magia, las loas y los traiteurs no desentonan y permiten a la autora desplegar una trama secundaria relacionada con la investigación principal. También le sirve para hacer una crítica justificada de las autoridades estadounidenses y del abandono que sufrieron los habitantes de Nueva Orleans tras el paso del Katrina. 

la cara norte del corazón
La cara norte del corazón

Dolores Redondo ha dicho en alguna ocasión de sí misma: ‘Creo que soy una excelente contadora de cuentos’. Y me parece que no puede estar más acertada. No es una escritora extraordinaria, (en todas sus novelas sus personajes ‘expulsan todo el aire de sus pulmones’ con diversos grados de intensidad y en ésta lo hacen la friolera de 14 veces), pero sabe armar bien sus historias. La autora tenía en esta ocasión el reto de escribir la precuela de la vida de la inspectora Salazar y sale airosa de la empresa. Encaja muy bien la experiencia de Amaia en EE. UU. con su biografía posterior y traba de manera efectiva el caso principal con el secundario y con retazos de la infancia de la inspectora que completan el cuadro de su historia.

Una tiene la impresión de que Redondo ha escrito esta novela pensando en sus lectores. Le gusta ser generosa con ellos, lo es en las firmas de libros, y les ha escrito casi 700 páginas con una mezcla equilibrada de intriga policial, magia y un poco, no demasiado, de Elizondo. Como si racionara la información para ofrecerla en futuras entregas. Sus seguidores, que son legión, estarán encantados porque no parece que las aventuras de Salazar vayan a quedar aquí. Aún queda mucho de su vida por saber. Aunque me parece a mí, que Navarra no da para tantos asesinos en serie.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre