corral cervantes

En este relato clásico de aventuras digno de Mark Twain, un pescador desafortunado y un joven, empeñados en lograr un sueño imposible, se abren paso río abajo en una mítica América del Sur con la ayuda de una sucesión de extranjeros pintorescos. Protagonizada por Shia LaBeouf, Dakota Johnson y el debutante Zack Gottsagen, La familia que tú eliges es todo un inspirador pedazo de Americana intemporal que logró el Premio del Público de 2019 por su intensa narrativa en el SXSW Film Festival.

Un viaje único

En La familia que tu eliges se narra un sueño imposible, una aventura inalcanzable. Sin nada que hacer desde la muerte de su hermano, para sobrevivir Tyler (LaBeouf) recurre al robo de la pesca de otros pescadores de cangrejos. Mientras,  Zak, un muchacho con Síndrome de Dawn, sueña con una vida como profesional de la lucha libre. Ambos van a verse pronto perseguidos: un par de pescadores airados (John Hawkes y Yelawolf) van tras Tyler, y Zak se fuga del Centro de Acogida y corre de Carolina del Norte a Florida para encontrar la escuela profesional de lucha libre de su héroe, Salt Water Redneck (Thomas Haden Church).

La familia que tu eliges
La familia que tu eliges

Sin dinero, mapa y ni tan siquiera pantalones, los planes de Zak pronto se frenan estrepitosamente, igual que la maltrecha barca de pescar de Tyler. Un encuentro fortuito sitúa a ambos en un sendero que les va a introducir en un mundo que nunca soñaron existiera. Junto a Eleanor (Dakota Johnson), una escrupulosa asistente de la residencia de Zak que acude para recuperar a éste, los tres zarpan en un viaje único sobre una balsa improvisada a través de un paisaje tan extraordinario como imprevisible. Rodada en Savannah, Georgia, y alrededores, La familia que tú eliges es una historia popular, alegre e inspiradora que celebra la amistad entre tres almas inesperadamente gemelas.

Un papel a medida

Tyler Nilson y Michael Schwartz escriben y dirigen La familia que tú eliges, cinta con la que debutan en el largo. Protagonizan el film, Shia LaBeouf (la serie de Transformers, American Honey); Dakota Johnson (la franquicia de Cincuenta sombras de Grey, Suspiria); John Hawkes (Winter’s Bone, Las sesiones); Bruce Dern (Nebraska, El regreso); Thomas Haden Church (Entre copas, Spider-Man 3); Jon Bernthal (la serie The Punisher, El lobo de Wall Street); el rapero Yelawolf; y, en un papel escrito particularmente para él, Zack Gottsagen.

Los productores son Albert Berger (Pequeña Miss Sunshine, Nebraska); Christopher Lemole (Mudbound, El club de los jóvenes multimillonarios); Lije Sarki (Concrete Kids, ToY); David Thies (las series Fantasy Factory, y Man vs. Machine); Ron Yerxa (Pequeña Miss Sunshine, Nebraska); y Tim Zajaros (Mudbound, Ártico). La dirección de fotografía es de Nigel Bluck (Deadpool, The Home Song Stories).

El diseñador de producción es Gabrael Wilson (la serie The Ropes, Nightstalker). Los montadores son Nat Fuller (Maléfica, El último cazador de brujas) y Kevin Tent (Los descendientes, Nebraska). La diseñadora de vestuario es Melissa Walker (The Neon Demon, Keanu). El supervisor musical es Zachary Dawes. Los productores ejecutivos son Carmella Casinelli (The Blue Mauritius, el corto Connie & Consuelo); Manu Gargi (La sombra de la traición, Silencio); Aaron Scotti (Ártico, Beast Mode); Tim Shriver (El farsante, Amistad); y Michelle Sie Whitten. El coproductor ejecutivo es Matthew J. Malek (Silencio, Hasta los huesos).

La familia que tu eliges
La familia que tu eliges

Sobre la producción de La familia que tu eliges

La inspiradora historia de La familia que tú eliges comienza con su notable protagonista, Zack Gottsagen, quien efectúa un inolvidable debut en el largo en este relato de dos soñadores que van hacia el sur, a la deriva, sobre una balsa de andar por casa. Mediante una historia escrita expresamente para él, el coguionista y codirector Tyler Nilson vio la posibilidad de ponderar el carisma, la determinación y seguridad en sí mismo de Gottsagen, tras cruzarse con él hace seis años en un campamento para actores con minusvalías.

“Pude comprobar que tenía una capacidad singular” –dice Nilson–. “Es en verdad todo un actor. Hará unos cinco años, mi socio de guión y dirección, Mike Schwartz, y yo decidimos que era el momento justo, y nos concentramos en crear un papel que le permitiera mostrar sus habilidades.”

Una fábula moderna

Schwartz y Nilson decidieron elaborar una fábula moderna sobre dos extraños que se abren paso por vías fluviales remotas y carreteras secundarias para descubrir un inesperado vínculo que les cambia la vida a ambos. “El marco establecido nos permitía explorar algunos personajes singulares para que Zack actuara” –informa Schwartz.

Ambos cineastas admiten que lanzar un guión en el que el protagonista principal tuviera Síndrome de Dawn era una labor abrumadora. Para evitar a los escépticos, decidieron crear un corto que exhibiera la capacidad de  Gottsagen. El proyecto atrajo la atención de Tim Zajaros y Christopher Lemole, productores del crudo drama post Segunda Guerra Mundial, Mudbound, que obtuvo cuatro nominaciones a los Oscars de 2018, así como la de los veteranos cineastas independientes Albert Berger y Ron Yerxa, nominados en los Oscars de 2014 por Nebraska.

Una película que se recuerde toda la vida

“Cuando leí esto, tuve la misma sensación que cuando leí Mudbound ” –nos dice Zajaros–. “Lo acabé y dije: de acuerdo, hagamos esta película. El motivo por el que me metí en el negocio del cine está en la voluntad de hacer películas especiales que uno recuerde toda la vida. Uno no se topa con este tipo de material muy a menudo, así que si se presenta la ocasión hemos de procurar hacerlo. Era arriesgado, pero no necesariamente juzgamos lo que hacemos en base a una hoja de cálculo Excel.”

“Hay proyectos que te atrapan” –admite Lemole–. “Hacer una película puede llevar un par de años o más, así que tratamos de confiar en nuestro instinto y hacer lo que nos gusta. Este guión era muy ambicioso. La historia tenía que hacer frente a algunos filmes clásicos. Nuestro protagonista principal tenía Síndrome de Dawn. Y además trabajamos con dos directores debutantes. Era un desafío.”

Pero el video demostrativo de But Schwartz y Nilson con Gottsagen los convenció. “Sabíamos que podía actuar en un film de dos o tres minutos” –añade Zajaros–. “Decidimos aprovechar la oportunidad. Nos henchimos de fe. Mi instinto me decía que Gottsagen estaría inmenso.”

Comienza la aventura

Con un puñado de cortos en su haber, Nilson y Schwartz se vieron súbitamente en la dirección de un largo con nada menos que siete actores nominados al Oscar, los actores John Hawkes, Bruce Dern y Thomas Haden Church, y los productores Zajaros, Lemole, Yerxa y Berger.

Trabajar con directores en gran medida inexpertos, comenta Lemole, puede resultar complicado para los productores, pero no ha sido éste el caso. “El trabajo del director está para pedir la Luna” –explica–. “El del productor consiste en mantener los costes bajo control. Con Tyler y Mike tuvimos una dinámica muy buena que nos permitió avanzar en línea recta. Entendieron que no se trataba de recortar gastos, sino de qué era lo mejor para la película. Su pasión por el proyecto nos hizo fácil trabajar como un equipo.”

Sin tiempo para estar cansados

Una vez que hubo luz verde para el film, Schwartz y Nilson se vieron engullidos en el remolino de su primera producción importante sin demasiada ocasión para las dudas. “Fue como un tornado” –recuerda Schwartz–. “Teníamos un organigrama, pero tuvimos que modificarlo a causa del tiempo atmosférico o de la disponibilidad de la gente. No teníamos siquiera tiempo para estar cansados.”

“Habíamos escrito La familia que tú eliges principalmente para que Zack tuviera la experiencia de hacer un largo” –añade Nilson–. “No había pensado demasiado acerca de lo que el proyecto significaba para mi futuro como director o sobre cómo podría ser esta experiencia para mí. Así que no había miedo y sí mucha excitación.”

Seis semanas de duro rodaje

Aunque Nilson admite que seis semanas de rodaje fue duro, los productores, actores y equipo técnico formaron una familia rápidamente. “Y lo más importante, aprendí a confiar en mi intuición pero también a estar abierto a nuevas ideas. Hay una línea de diálogo: ‘Aguanta y deja ir.’ Eso es lo que teníamos que hacer. Por ejemplo, tienes una idea de lo que es una escena, y tratas de ajustarte a la misma, pero a veces debes dejar escapar tus supuestos. ¡Quién sabe! Puedes acabar con algo incluso mejor.”

“Fluimos en comunión” –añade Schwartz–. “Somos el yin y el yang. Si fuéramos exactamente lo mismo sería muy difícil ejercer como socios. Pero queremos las mismas cosas. Nos importan las mismas cosas. Cada uno de nosotros nos dedicamos a lo que se nos da mejor, pero primero hablamos.

Según Lemole, aunque la barra del éxito estaba alta desde el principio, el producto final sobrepasó las expectativas de cada uno. “Si hubiéramos logrado el 75%, ya habría sido muy feliz” –dice–. “Pero sobrepasamos con creces lo que me esperaba. No me puedo esperar a mostrar esta película al mundo. Hubo ocasiones en las que todos perdimos el sueño. Tres semanas antes del rodaje, todavía no teníamos nuestro Salt Water Redneck o nuestra Eleanor, pero finalmente no podríamos haber congregado un reparto mejor.”

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre