Mónica Gutierrez nos habla en esta entrevista sobre la literatura feelgood en cuya estructura se basa su novela ‘La librería del señor Livingstone‘, que ya reseñamos en la web

Comienzos en la escritura y literatura feelgood

Buenas, en primer lugar quería darte las gracias por conceder esta entrevista a Fanfan. Y por ello, hay una pregunta que es obligada y que hago siempre al comienzo de mis entrevistas y es ¿Cuándo empezó tu aventura como escritora? ¿Siempre has escrito?

Pues escribo historias desde que tengo memoria, recuerdo que en el colegio inventaba cuentos y en la universidad gané algunos premios literarios de narrativa breve. Sin embargo, la primera vez que publiqué novela fue en 2012.

Foto de archivo de Mónica Gutiérrez, autora de La librería del señor Livingstone
Foto de archivo de Mónica Gutiérrez, autora de La librería del señor Livingstone

Además de dedicarte a la escritora eres periodista e historiadora, ¿hay alguna noticia que te haya impactado para que escribas sobre ella? ¿Por qué cómo surgen las ideas?

Sigo la norma de escribir sobre lo que conozco para darle verosimilitud a la ficción y no meter demasiado la pata. Por este motivo, a menudo mis protagonistas tienen una profesión relacionada con la Historia o con el Periodismo, o trabajan en lugares que conozco de primera mano.

Has publicado si no me equivoco 7 novelas, y casi todas ellas parten de algo esencial y se podían catalogar en novelas feelgood, un término que yo desconocía y que he descubierto gracias a ti ¿Podrías explicar a nuestros lectores que significa ese término?

La literatura feelgood es un género de ficción que nació en Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial y que volvió a ponerse de moda a principios del siglo XXI debido a la crisis económica occidental. Se basa en cuatro pilares primordiales: sentido del humor, final feliz, atmósfera agradable/cálida/envolvente y evolución optimista del personaje protagonista.

En tus novelas es más importante el mensaje general, que la trama en particular ¿crees que se debe a eso gran parte de tu éxito? ¿Por qué qué significa para ti el éxito?

Mis novelas no explican grandes historias ni tienen personajes extraordinarios sino que son historias que señalan la posibilidad de sentirse bien en los pequeños gestos cotidianos. Soy consciente de que eso me penaliza a la hora de vender porque la mayoría de lectores busca grandes dramas desgarradores protagonizados por héroes y heroínas legendarios. Creo que el concepto del éxito es muy subjetivo y depende de cada persona, para mí tiene que ver con sentirte bien con lo que haces y quien eres.

Anteriormente hemos dicho que se han publicado varias novelas y relatos,  ¿cuál es de las que te sientes más orgullosa? ¿Cuál crees que es aquella que hay más de ti? ¿Hay algo que te gustaría cambiar después de haberla publicado?

Mi novela más personal es La librería del señor Livingstone porque en ella se refleja todo mi bagaje literario, mis novelas y autores preferidos. No es, ni mucho menos, una novela perfecta, pero me encanta porque me lo pasé en grande escribiéndola y ahora estoy disfrutando mucho compartiéndola con los lectores.

También tienes una faceta muy importante como historiadora, por ello quisiera saber si escribirás alguna novela histórica y si así fuera, ¿en qué periodo histórico te basarías? ¿Por qué?

Me encantan los ensayos históricos, pero no suelo leer novela histórica porque me pone muy nerviosa y no me gusta, así que no creo que escriba nada del género. Aunque ya se sabe: nunca digas nunca jamás.

Su última publicación: La librería del señor Livingstone

Ahora entraré de lleno en tu última novela La librería del señor Livingstone,  donde hay numerosas críticas positivas esta una historia donde el amor por los libros está muy presente, pero también las relaciones humanas ¿Para ti qué crees que es aquello que tiene esta novela para que funcione también? Si no me equivoco, esta novela se hizo más visible durante el confinamiento ¿a qué crees que se debió ese éxito?

Durante el confinamiento necesitábamos leer una ficción amable, necesitábamos desconectar de todo el ruido mediático y de las malas noticias que nos asolaban día y noche. Cuando abres una novela como La librería del señor Livingstone sabes que nada malo puede ocurrir entre sus páginas; el lector se relaja, es un oasis de paz, un momento de calma.

Portada de La librería del señor Livingstone de Mónica Gutiérrez
Portada de La librería del señor Livingstone de Mónica Gutiérrez

Edward Livingstone es la típica imagen que tenemos de un librero huraño, reservado y un poco apático, pero que en realidad es un ser especial y muy noble ¿por qué se esconde bajo esa imagen de ser irascible? ¿Puede que sea fruto de la relación con Agnes? Porque él mantiene una relación amorosa donde se muestra bastante romántico

Edward Livingstone prefiere los libros a las personas porque con los libros siempre sabe a qué atenerse. Pero no es una persona amargada, simplemente es poco social, su fuerte no son las relaciones sociales. Me gusta pensar que además es honesto y habla con sinceridad, pero sobre todo es alguien que nunca pierde el sentido del humor.

Agnes llega a Londres con un firme propósito, encontrar un trabajo como arqueóloga en alguno de los museos de la ciudad, su decepción y desesperación hace que coja el trabajo como dependienta. Ahí expone que ella no sabe de eso, que solo es arqueóloga y le responde el niño que eso no es cierto y es que ella también es amiga, hija y sabe hacer más cosas… Esa expresión hace que ella cambies ¿y es que crees que hay veces que alguien te da una lección de vida sin quererlo y hace cambiar tu modo de ver la vida?

Pienso que es muy difícil contestar a la pregunta de quiénes somos. ¿Cómo definirnos? ¿Según nuestros estudios? ¿Nuestra profesión? ¿Nuestro rol familiar? Agnes está perdida, no sabe demasiado bien quién es o si será lo suficientemente fuerte como para seguir persiguiendo su sueño o volverse a casa. Pero sobre todo, Agnes está muy sola.

La librería del señor Livingstone está escondida, es un lugar casi de culto donde solo se venden libros clásico ¿por qué no quiere vender libros actuales? ¿Cree que perderá valor personal o es porque no considera a los libros actuales como verdaderas piezas literarias?

Edward Livingstone no está familiarizado con los libros y autores contemporáneos. Al igual que J. R. R. Tolkien, que consideraba demasiado moderna para su gusto toda la literatura posterior a Chaucer, Livingstone se mueve mejor entre los clásicos, son todo su mundo y no necesita más

Oliver Twist es ese niño que está de manera constante en la librería, es un huérfano ocasional ¿Es él consciente de ese abandono por parte de su madre? ¿Por qué decide la madre dejarlo allí? ¿Hay algo que la una a Edward?

Cuando empecé a escribir La librería del señor Livingstone tenía claro que quería elementos dickensianos, como ese Londres en Navidad o como Oliver Twist, un niño abandonado. Oliver representa a todos esos niños que van de extraescolar en extraescolar cada tarde, y de los abuelos a los canguros, porque sus padres trabajan tantas horas al día que apenas tienen tiempo para decirle buenas noches. La decisión de pasar la tarde en Moonlight Books es de Oliver, quizás porque allí encuentra la calidez y el cariño que le falta en su casa vacía.

Otras novelas de Mónica Gutiérrez, autora de La librería del señor Livingstone
Otras novelas de Mónica Gutiérrez, autora de La librería del señor Livingstone

En esta historia también encontramos a un inspector cuya vida cambia cuando va en busca del libro perdido del señor Livingtone, es decir, es otro de los agraciados al conocer esa librería ¿pero para ti qué es lo importante y significativo que tiene Moonlight books, para que cambie la vida de la gente?

No creo que una librería cambie la vida de nadie, pero sí que es un lugar amable y cálido donde pasar un tiempo precioso. Pienso que quienes nos ayudan a cambiar, a encontrarnos, son otras personas.

He echado en falta más desarrollo de los personajes y es que apenas los conocemos superficialmente, puede ser que tras la gran acogida del libro te plantees la posibilidad de hacer una continuación y así explicar más sobre Agnes, Edward pero visto desde el punto de vista de Oliver. Creo que sería interesante y es que ellos también forman parte de su vida.

En absoluto. Quería mostrar a los personajes tal y como eran en ese momento de la historia, en el momento en el que todos coinciden en la librería y se cambian la vida mutuamente. Una serendipia es un encuentro o hallazgo afortunado, el encontrarse en el momento adecuado en el lugar propicio.

Nuevos proyectos y recomendaciones literarias

El 2020 es un año cuanto menos controvertido y que ha dado para reflexionar, ¿estará alguna de tus novelas inspiradas en este periodo? ¿qué otros proyectos tienes para el 2021?

De momento no pienso escribir sobre la pandemia ni el confinamiento, me siento saturada por el exceso informativo y por el protagonismo del virus en nuestra vida. Necesito desconectar cada día un poquito para dar esquinazo a la ansiedad. Disfruto escribiendo ficción, así que de momento seguiré sin pisar la novela realista. En 2021 espero con mucha ilusión que salgan al mercado las traducciones al alemán, al italiano, al hebreo y al francés de La librería del señor Livingstone.

Y ya para finalizar, siempre pido a mis entrevistados que me muestren algunas de sus recomendaciones literarias ¿Cuáles son las tuyas? ¿Qué libros escogerías para regalar en navidad?

Esta Navidad voy a regalar Recuerdos de un jardinero inglés, de Reginald Arkell, Los dioses muertos, de Juan Antonio Fideu, Cluny Brown, de Margery Sharp, y La librería del señor Livingstone, que me han dicho que está ambientada en navidades.

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre