corral cervantes

Eduardo López Collazo es el Director Científico del Instituto de Investigación del Hospital La Paz. Hace unos días, en un tiempo récord, consiguió financiación para investigar la sepsis del coronavirus, los mecanismos por los que, una vez que entra en el cuerpo humano, provoca una caída del sistema inmunológico. Banco Santander, Reale seguros y Mutua madrileña pusieron fondos. Fanfan ha conversado con López Collazo para hablar del virus, pero también del Hackaton convocado en Madrid, impulsado por el Consejero de Ciencia de la Comunidad, Eduardo Sicilia, y que busca provocar una tormenta de ideas entre los científicos para encontrar vías eficaces para combatir el COVID-19

El error con la ciencia

Le estamos pidiendo a la ciencia resultados inmediatos, una vacuna contra el Covid, o formas de controlar sus efectos, y se lo pedimos a una comunidad cientifica a la que hemos maltratado, y López Collazo es categórico: «la metedura de pata ha sido enorme, en varios niveles. Primero con los recortes en ciencia por la crisis mundial financiera. Ha sido una de las áreas que más ha sufrido, sobre todo en España. Alemania sin embargo aumentó su inversión en ciencia. Pero también hay algo importante, la visión que tiene la sociedad de la ciencia, que la ve como un lujo positivo»

Eduardo López Collazo apunta otra cuestión importante que condiciona la investigación en España: «la ciencia ha estado orientada, se ha orientado en qué hay que investigar, porque las convocatorias van a ciertos temas. Gestores y políticos decían qué hay que investigar. Esta orientación venía no de un consejo de científicos independientes, sino de gestores y políticos, que por lo general no tienen ni idea de ciencia».

Estamos instalados en la paradoja: la urgencia de los resultados exigidos a una ciencia que tiene sus tiempos y que trabaja con inversiones a largo plazo: «si, es una paradoja. Ha tenido que aparecer la pandemia, y de manera muy real y muy palpable. Un tercio del planeta está confinado. Ha tenido que aparecer una pandemia para que el poder económico y político tome conciencia de que la ciencia es importante»

La sepsis mata más que el cáncer y el infarto

Eduardo López Collazo señala que no es la primera vez que ocurre. Hay enfermedades que no tienen reflejo en la prensa, ni golpes de efecto en las redes sociales: «Hemos tenido otras enfermedades importantes, entre ellas la sepsis, que mata a muchas personas, mata mucho más que muchos cánceres y que el infarto. Sin embargo, no se da financiación para esta enfermedad porque los medios no se hacen eco, y porque la perrsona que lo sufre no tiene tiempo de hacer un story en Instagram».

Llegamos al punto de analizar qué sería de nuestra condición actual si hubiéramos actuado con la ciencia de otra forma: «tendríamos herramientas para controlar lo que está pasando. Al princiipio de la sepsis hay una tormenta interior en el cuerpo que lleva a muchos pacientes a la muerte, y si se supera puede llevar al paciente a un estado de inmunosupresión en el que no se reactiva la inmunidad a la altura necesaria para concluir de una ofrma buena para el paciente la infección. Eso ocurre en la sepsis, y no hemos tenido mucho dinero para remediarlo, y por eso estamos hoy como estamos».

Hackaton en Madrid

Eduardo López Collazo está convencido de la humanidad va a aprender bastante de todo esto, y habrá más financiación para esta investigación. Hay unos 320.000 virus en mamíferos por descubir y algunos de ellos pueden ser la próxima pandemia: «ya hubo un coronavirus que provocó una pandemia hace tiempo. En España se cerraron las lineas de investigación en este sentido, porque un gestor decidió que no era importante»

Hablamos del Hackaton de Madrid, convocado para el primer fin de semana de abril: «pretende ser una tormenta de ideas que venga desde la sociedad del conocimiento. Está promocionado por una persona a la que admiro, sin que haya en ello nada político. Eduardo Sicilia, consejero de ciencia de la comunidad, es un ilustrado, y ha tenido la idea de reunir virtualmente a una cantidad de pensadores, humanistas, con experiencia en ciertos ámbitos, para promover acciones que ayuden en esta circunstancia y puedan prever lo que puede pasar después».

Y hablamos del COVID 19, un retrovirus que se transmite muy fácil: «se mantiene durante mucho tiempo activo en el aire, en superficie. Entra por las mucosas, y la transmisión es muy fácil. Y eso lo hace complejo para tratarse, fíjate la cantidad de sanitarios que están dando positivos, y que se tienen que ir a casa».

1 Comentario

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre