Ingenieros, arquitectos, diseñadores… todos tratan de crear algo que ayude a superar esta crisis. Hoy presentamos dos ideas, un robot con cámara térmica y detección de mascarilla y Plex’Eat, una campana de aislamiento individual

Es sabido que las épocas de crisis son épocas de ingenio. Las guerras han dado muchas desgracia y a avances médicos por la pura necesidad. La crisis del petróleo de 1973 provocó una revolución en el mundo del automóvil, liderada por Japón. Ahora, ante esta nueva crisis, el ingenio humano se activa. Por esto traemos dos ejemplos de lo que se va ideando para tratar de regresar a una cierta normalidad. Uno de ellos es una cámara robotizada que no sólo mide nuestra temperatura corporal sino que detecta si llevamos mascarilla. El otro es Plex’Eat, una campana de aislamiento individual para tratar de salvar terrazas y bares.

Plex’Eat, una campana de aislamiento individual

La hostelería ha sido, y parece que seguirá siendo, uno de los sectores más perjudicados por esta pandemia. Las soluciones propuestas son muy variadas. No sólo el distanciamiento y la reducción de aforo pueden ayudar. Quizá con ideas como meter las mesas en pequeños invernaderos, se puedan mantener las terrazas abiertas con o sin virus, manteniendo el aforo y sin poner a nadie en riesgo. Y además tienen otras ventajas, se podrían mantener abiertas en días de lluvia o de fría y mantienen la privacidad de la conversación.

Cabinas en restaurantes
Cabinas en restaurantes

Pero las ideas siguen fluyendo. Si hace pocos días hablábamos de Micrashell, una solución de aislamiento individual móvil, hoy hablamos de Plex’Eat, un diseño de Christophe Gernigon. Estamos ante una idea de aislamiento que nos da protección individual mientra permanece abierta por su parte trasera. De este modo se previene la sensación de claustrofobia. Al mismo tiempo se facilita la entrada y salida de la campana. No sé si yo querría cenar o tomar un café bajo esta campana.

Plex'Eat
Plex’Eat

No evitar el recuerdo de Maxwell Smart, el Superagente 86, y el Cono del Silencio. Un invento ingenioso que prevenía las escuchas indiscretas. Pero a menudo también impedía la comunicación que se pretendía proteger. Además de tener divertidos momentos de disfunción que hacían memorable y jocosa su presencia en un episodio. Incluso había una versión portátil.

El Cono del Silencio, ya en el capítulo piloto

El Cono del Silencio, ya en el capítulo piloto

Problemas técnicos con el Cono del Silencio

Problemas técnicos con el Cono del Silencio

La versión portátil del Cono del Silencio

La versión portátil del Cono del Silencio

Robot con cámara térmica

Aunque existen multitud de equipos con cámara térmica hemos escogido comentar las opciones del Grupo Add. El equipo se postula para su uso en hoteles, hospitales, residencia, aeropuertos, estaciones de metro o tren, centros comerciales. En resumen, para espacios públicos que requieran control de accesos ante esta crisis o futuras epidemias.

Nos ha gustado su combinación de alarmas y/o control de accesos, bloqueando o liberando tornos o puertas automáticas. También nos ha impresionado su capacidad para incorporar el reconocimiento de mascarilla con la misma intención que la temperatura. Igualmente es de interés la posibilidad de integrar el reconocimiento facial, incluso con mascarilla, para dar acceso a empleados. Además tiene la posibilidad de incluir lectores de tarjetas de acceso. Parece una solución completa de control de accesos y todo ello en un grupo español especializado en robótica y realidad virtual.

Cámara térmica y detección de mascarilla para el control de accesos

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre