La venta online de puzles se ha disparado en todo el mundo. Con un tejido empresarial casi parado y un comercio cerrado a cal y canto, la industria del puzle es la excepción en esta situación atípica. La venta de productos no esenciales se para. La de los puzles se dispara.

Llevamos casi cuatro semanas confinados en casa y las opciones para cubrir tanto tiempo libre empiezan a escasear. Las ocurrencias de las primeras dos semanas ya no parecen tan apetecibles y el tiempo da la sensación de que se expande de forma irremediable. ¿Qué hacemos para entretenernos? Parece ser que miles de hogares españoles han llegado a la misma respuesta: un puzle.

Un entretenimiento muy beneficioso

Los puzles son el entretenimiento perfecto para aquellos que tienen mucho tiempo y no saben en qué invertirlo. Si bien es cierto que se requiere de concentración y muchas dosis de paciencia, son para todos los públicos. No son un entretenimiento especialmente caro y la dificultad la escoge el propio usuario al decidirse por comprar un puzle de 100, 1.000 o 10.000 piezas.

También está demostrado que es un pasatiempo con numerosos beneficios para quienes lo practican, ya que ayudan a reforzar nuestras habilidades espaciales, nos permiten desarrollar valores relacionados con el trabajo en equipo, como la colaboración y la cooperación y reducen los niveles de estrés, a la vez que mejoran la capacidad de concentración.

Debido a estos beneficios, son un juego recomendado para combatir enfermedades relacionadas con la memoria y trabajar algunos aspectos cognitivos incluso en pacientes con ciertas patologías.

Las ventas se han multiplicado

Desde que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el estado de alarma, la venta online de puzles se ha disparado. Según Javier Buzón, propietario de Casa del puzzle,hemos triplicado las ventas con respecto al mejor periodo del año, que es la Navidad”. El empresario cifra en más de 500 los pedidos diarios en su comercio en esta fase de confinamiento, pero cree que, de extenderse la situación, “es factible que la demanda siga creciendo”.

La alta demanda ha pillado al sector por sorpresa. “Aquí caben 40.000 puzles. Ahora estamos al 50%”, afirma Buzón. La solución ha sido limitar las ventas. “Hemos limitado los pedidos diarios para seguir prestando un servicio de calidad”. Y esto ha sucedido porque las ventas se mantienen en número tan altos desde hace días. “No es un día suelto ni dos. Lleva pasando durante más de dos semanas y de forma sostenida”, confirma el empresario. “Somos el nuevo papel higiénico”, bromea.

Captura del incremento de ventas de este puzzle en Amazon
Captura del incremento de ventas de este puzzle en Amazon

Los rankings de ventas del gigante del comercio Amazon confirman los datos Buzón. Según sus cifras, las ventas tanto de videojuegos como de juguetes están disparadas. Y dentro de la categoría de juegos, los puzles son los líderes del ranking. Tanto es así que hay algunos puzles en la plataforma que han aumentado sus ventas casi un 3.000% en el último día.

Los puzles no son sólo cosa de niños

Con estos datos, muchos podríamos pensar que la venta de puzles está relacionada con la estancia de los más pequeños en casa. Ahora hay que entretenerlos más y percibimos los puzles como el pasatiempo perfecto para ellos.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Los datos de los agentes del sector elevan este entretenimiento a la categoría de «placer adulto», si se tienen en cuenta las cifras de ventas. La tienda malagueña Puzzles Tú Me Completas explica que “se están vendiendo puzles de todo tipo, pero en proporción han aumentado los puzles para adultos, y de entre 3.000 y 5.000 piezas”. A pesar de este aumento, los rompecabezas de 1.000 y 1.500 piezas siguen siendo los reyes de ventas, pero hay que destacar el aumento de aquellos de mayor nivel y número de piezas.

Falta de stock

El problema con el que les toca lidiar a los comercios del sector es la falta de stock. El aumento de la demanda ha pillado por sorpresa al comercio del juguete y en muchas plataformas empiezan a escasear los artículos. “Es tal el volumen de petición, que hemos tenido que sacar a la venta puzles descatalogados de años pasados para no quedarnos sin stock”, explica Caroline Bellés, propietaria de Puzzlemanía.

Por su parte, los fabricantes están poniendo todo su esfuerzo en atender esta gran demanda de sus productos. Este es el caso de Clementoni. La marca italiana, a través de su manager general, Marco Sebastiani, explica que “de momento, sólo abastecemos a las grandes plataformas de venta online, para atender la demanda existente”. La fábrica de Castorland, desde Cracovia, también confirma que trabajan al máximo “para satisfacer la fiebre puzzlera que recorre el mundo”.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre