Rafaela Cano nos habla de su última novela El linaje maldito una novela con tres historias paralelas que nos muestra entre ellas la vida de una de las nietas de Juana, la Loca, una mujer que nos cuenta en su lecho de muerte su vida, una vida marcada por el amor y en especial el desamor

Los primeros escritos de Rafaela Cano

Buenas Rafaela, qué placer poder entrevistar a alguien de mi tierra. Siempre que empiezo una entrevista me interesa saber cómo fue su introducción al mundo de la literatura y es que, seguro que ya desde pequeña escribías relatos ¿o no?

Encantada de saludarte, Laura.

Bueno, no fui una niña precoz que escribiera desde uy pequeña. Mi afición y mi pasatiempo era leer. Me pasaba las horas de la siesta en el verano devorando los tebeos de niño, como se llamaban entonces: el capitán Trueno, El Jabato, el Guerrero del antifaz. No se me ocurría que o pudiera escribir, yo lo que quería era ser la protagonista de aquellas historias. Comencé a escribir en la facultad, pero tardaría luego muchos años en publicar primero cuentos y luego novelas.

Eres licenciada en Filología Hispánica por lo que las letras es un mundo que dominas y en el que estás siempre inmersa, pero, ¿Cuál crees que es la esencia de la literatura? Y es que con los años y dando gracias el mundo lector ha aumentado ¿Qué crees que tienen los libros que tanto nos aporta?

Nos podemos acercar a la literatura con distintos fines: evadirnos del mundo que nos rodea, aprender historias, imitar a los héroes, …desde antiguo el hombre quiso aprender a través de la literatura, conocer noticias o las vidas de personajes que les eran muy lejanos.

Te introdujiste en el mundo literario adulto con Los ojos de Dios una novela de autopublicación. Seguro que fue un proceso complejo de escritura y más de cómo hacerlo llegar luego a los lectores, pero, ¿lo enviaste previamente a alguna editorial? ¿Cómo surge la idea de escribir una novela?

En realidad, Los Ojos de Dios la publicó la Diputación de Badajoz. Fue mi primera novela y rescataba una parte de la historia de Extremadura, la Inquisición en Llerena. Tal vez por eso a la Diputación le interesó el tema y la publicaron bastante rápido.

Yo ya había publicado varios cuentos con muy buena aceptación entre los lectores, por eso me animé y di el paso. Me llevó dos años y uno más hasta que me decidía a enviarla a la Diputación.

Tiempo más tarde recibiste el abrazo del público con La senda del rey, bajo el sello Caligrama donde obtuviste el segundo premio en la categoría best seller ¿Aun recuerdascómo recibiste la noticia? Supongo que ese fue el paso para que más gente te conociera a nivel nacional. Pero, ¿Qué cosas positivas te trajo la autopublicación? ¿Lo recomiendas o es algo muy duro?

Portada de 'La senda del rey' de Rafaela Cano
Portada de ‘La senda del rey’ de Rafaela Cano

Después de Los Ojos de Dios cogí confianza y me puse a escribir La Senda del Rey, una historia sobre la expulsión de los moriscos en un pueblo de Extremadura. Tenía mucha ilusión y desde un principio pensé en autopublicarla. Estaba ansiosa porque los lectores la leyeran cuanto antes y pensé que enviarla a las editoriales retrasaría mucho la publicación.

 Aparte de que es muy difícil enviar un manuscrito y que te lo acepten a la primera. A las editoriales llegan decenas de manuscritos todos los días. Así que me decidí por Caligrama que era la editorial de autopublicación de Penguin Random House. Y en efecto, gané el primer premio en la segunda edición de los Premios Caligrama. El premio consistía en publicar la obra en un sello de la editorial. La Senda del Rey se publicó entonces en Grijalbo. Fue un antes y un después en mi corta carrera literaria.

El linaje maldito según Rafaela Cano

Ahora estás en plena promoción de El linaje maldito, bajo el sello de Grijalbo. Esta es una novela de corte histórico donde una de las protagonistas es la nieta de Juana La loca. María de Avís nos explica en su lecho de muerte la historia de su vida, una vida de lo más interesante pero muy desconocida para el público ¿Qué te llevó a escribir sobre ella?

En un principio yo iba a escribir una novela de misterio que se desarrollaría en el monasterio de la Flor da Rosa. Pero en el proceso de documentación me topé con María de Avís y su personalidad me impresionó. De manera que decidí que sería una de las protagonistas. Por supuesto, tuve que replantearme toda la historia de la novela.

La vida de María de Avís pasa por mil requiebros de todo tipo, se enfrenta de manera peculiar al mundo y mantiene una historia de amor algo tóxica pero que recuerda hasta el final de sus días ¿Crees realmente que María fue feliz? ¿Para ti cuáles crees que son los valores principales de la protagonista? ¿El contar su historia es una liberación?

Yo creo que, a su manera, fue feliz. No hay frustración por no haber realizado sus sueños. Las mujeres de los Habsburgo o de los Avís fueron educadas para obedecer y eso es lo que ella hace. Aunque su corazón, a veces, se rebele.

Ella cuenta su historia cuando está en su lecho de muerte. La mayoría de los hechos que cuenta son históricos, pero hay otros muchos que se los atribuyo. Ella quiere contar, sobre todo, esos hechos que nadie conoce, como es su gran historia de amor.

Pero esta no es la única historia de la novela y es que también hay una parte de investigación tras la sucesión de unos crímenes en el Monasterio de Santa María de Flor de Rosa. Aparentemente no hay un móvil en sí, pero todo apunta a la muerte de una herbolaria, y es que la “magia” estaba reñida con la doctrina de la época. Frey Atilio es uno de los responsables de todas estas elucubraciones, pero ¿qué significa y ha significado para ti este personaje?

Frey Atilio es un personaje ficticio y es mi favorito. Asistimos a los cambios que se producen en su vida durante casi 30 años y vemos la gran personalidad, la grandes de espíritu y la generosidad a lo largo de todos esos años en los que se tiene que enfrentar a unos crímenes que suceden en su comunidad.

Portada de 'El linaje maldito' de Rafaela Cano
Portada de ‘El linaje maldito’ de Rafaela Cano

Como he dicho, frey Atilio se convierte en un ser imprescindible en la novela y es que fruto de su buen hacer la historia toma otro rumbo con el nacimiento de una niña, pero no una niña normal, una que tiene una mancha en forma de mariposa y que será parte de su condena. Ella vivirá entre pociones y medicamentos, y esto hará que sea reconocida, por lo que tanta ocultación durante tanto tiempo no habrá servido de nada. ¿Pero por qué el signo de una mariposa? ¿Crees que ella hubiera potenciado toda su capacidad de haber vivido con su verdadera familia? ¿O la habrían tomado por loca?

Bueno, lo de elegir la mancha de mariposa me pareció una particularidad. Su madre era herbolaria poseía un don y ella hereda las dos cosas. En la aldea a Margarida, su madre, la tienen por loca, así que seguramente ella habría heredado también eso. Al educarse con un médico toda su vida cambia.

El linaje maldito nos muestra tres historias muy bien documentadas y paralelas entre sí, pero que se aúnan en un punto, dando todo el sentido a la trama. Pero, ¿Cómo vives tú esta escritura a tres donde a priori nada converge? ¿Qué historia te resulta más complicada de relatar, la real o la ficticia? (Aunque sepamos que todo tiene un punto novelesco)

Desde luego siempre es más complicado escribir tres historias paralelas que cuando narras una sola historia. Sin embargo, y aunque al lector le cueste al principio centrarse, lo agradece porque la novela gana en riqueza, agilidad y ritmo.

En el momento de la creación de personajes históricos o ficticios, a veces no distingo porque existe tal conexión entre ellos que es muy difícil separar sus vidas.

Documentación y nuevos proyectos de Rafaela Cano

He destacado la labor de documentación y no quería dejarlo escapar, y es que cuanto tiempo has tratado en el proceso de documentación ¿Te gusta esta parte o es la que más te cuesta?

Yo estudié Filología Hispánica, pero podría haber estudiado Historia. Por eso la parte en la que me toca documentarme es muy entretenida para mí porque descubro hechos, datos, curiosidades, relaciones entre personajes …que no vienen en los libros de historia. Disfruto mucho con esa parte.

Foto de Rafaela Cano recogiendo su premio Caligrama en categoría Best Seller
Foto de Rafaela Cano recogiendo su premio Caligrama en categoría Best Seller

Después de dos años se podrán vivir de nuevo Las ferias de libros, no sé si anteriormente viviste alguna, pero ¿tienes ganas de encontrarte con el público? ¿Qué se siente?

El proceso de creación es un acto muy solitario, son muchas horas delante del ordenador sin contacto, a veces, con el mundo que te rodea. Cuando se publica la novela viene la parte más gratificante. Encontrarte con los lectores, que estos te comenten, que puedas contar las anécdotas sobre ese proceso creativo te compensa de toda esa soledad. Y desde luego, las ferias del libro, en ese aspecto, son muy gratificantes.

Tres novelas publicadas y tres del género histórico, ¿te gustaría adentrarte en otros géneros o te encuentras más satisfecha y feliz en este?

Me gusta mucho el género histórico, pero tengo ganas de escribir una novela que cuente hechos de la actualidad. En ello estoy.

Y ya para finalizar, si nos tuvieras que recomendar algunas novelas ¿Cuáles serían? ¿Cuáles son las últimas qué te han hecho disfrutar?

Yo siempre digo que soy lectora por obligación y por devoción. En mi época de estudiante de Filología Hispánica descubrí a los clásicos y sobre todo a los autores del Siglo de Oro que me cautivaron. Leo mucho biografías de personajes históricos y libros de historia pero también disfruto con novelas o ensayos de todo tipo.

Otras entrevistas que podrían interesarte son: Carla Montero, Paloma Sánchez-Garnica

Fanfan  te mantiene al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrece servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, InstagramIvoox, Spotify YouTube

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre