corral cervantes

El jurado del XXXV Premio de Poesía Hiperión concede el galardón a Rocío Acebal, por Hijos de la bonanza. El jurado ha estado compuesto por Ben Clark, Francisco Castaño, Ariadna García, Jesús Munarriz y Benjamín Prado.

El comunicado, que alude al contexto de confinamiento que padecemos por la pandemia dice así: » en este extraño 20 de marzo de 2020 en que se conmemora el 250 aniversario del nacimiento de Friedrich Hölderlin, el día de la poesía y de los árboles y el comienzo de la primavera, acosados por un virus excesivamente contagioso y dañino, dada la imposibilidad de reunirnos para fallar el XXXV Premio de Poesía Hiperión y carentes de medios técnicos para realizar una videoconferencia, pero modestamente conectados por internet y por teléfono, los integrantes del jurado de dicho Premio hemos decidido por unanimidad declarar ganador únicos del XXXV Premio de Poesía Hiperión el libro Hijos de la bonanza del que es autora Rocío Acebal, de 22 años.

La autora

Rocío Acebal nació en Oviedo en 1997. Estudia Doble Grado en Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III de Madrid. Desde 2014 es editora de la revista Maremágnum. Ha publicado el poemario Memoria del mar y ha colaborado en las antologías Diversos (2015) Mucho por venir: muestra consultada de la poesía asturiana (2018) y 52 semanas (2019)

El jurado del premio de poesís Hiperión señala que Hijos de la bonanza es un poemario lúcido, hondo, preciso, grave e irónico, un hito que repasa los asuntos más controvertidos para nuestros jóvenes: el contraste entre la formación académica y las expectativas laborales, la emancipación de la mujer y los cambios generacionales.

Un estilo claro y elegante

El jurado pondera su estilo claro y elegante, sustentado en imágenes y símbolos poderosos, su perfección rítmica -los cierres son rotundos- y su actualidad temática. No en vano, parece visionario: «no vamos a vivir mejor que nuestros padres, pero al menos sabemos que podemos resistir»

Dadas las circunstancias, con todas las librerías cerradas y suspendidas todas las ferias del libro, la editorial Hiperión no sabe cuándo se podrá publicar y distribuir el libro, pero asegura que «en cuanto volvamos a la normalidad, será el primero en ser impreso y difundido por la editorial.» Hiperión ha publicado en sus redes el poema central del poemario ganador del Premio.

HIJOS DE LA BONANZA 

Mi infancia son recuerdos de un piso a las afueras

y un huerto descuidado en la ventana;

mi juventud, veinte años de cuadernos de inglés.

Conseguirás —dijeron—

mucho más que tus padres y sus padres:

estudia cuatro años y tendrás un trabajo,

trabaja y vivirás siempre tranquila;

trabaja y serás digna de un futuro.

Asentí, como todos —hijos de la bonanza—.

No atendimos a aquel presentimiento

aquel olor a pólvora —aún distante—

que asomaba en voz baja

como un eco de angustia a puertas de palacio.

De aquel país ajeno a las fronteras

solo guardo el recuerdo de la luz

y una aversión a la palabra patria.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre