Eros dulce y amargo. Anne Carson. Traducción de Inmaculada Pérez Parra. Prólogo de Andreu Jaume. Editorial Lumen. 18,90 €

Hay un punto en el que el pensamiento y la lírica se unen. La poesía puede ser una de las formas de la filosofía. Y Anne Carson es poeta, se gana la vida enseñando griego clásico, y es una célebre traductora de los grandes poetas griegos. En Eros dulce y amargo demuestra además que es una gran pensadora, que sus caminos no están trillados, son nuevos, originales, y están basados en el método de la traducción de los clásicos. Su prosa es clara, te lleva dulcemente por el camino que va trazando en capítulos breves y en los que responde con claridad a cuestiones que nacieron hace veinticinco siglos. Carson lleva esos temas hasta el día de hoy, hasta la actualidad, con una habilidad deslumbrante. Eros dulce y amargo se publicó por primera vez en 1986. No pasa nada. Estamos ante un libro de una rotunda actualidad. Carson nos trae a los griegos hasta el salón de casa. Este es uno de los libros «mayores» de este 2020. Quizá el mayor, a la espera de que estos dos meses que le quedan al año nos traigan otros que lo superen. No es fácil.

Clásica y vanguardista

Anne Carson
Eros Dulce y amargo, de Carson

El mundo clásico en la vanguardia. Esa es la impresión cuando se lee a Carson. Comienza por el análisis de un poema, por su métrica, por el origen de las palabras, y de repente el arco de su pensamiento lanza una flecha que se clava entre tus pies. En Eros dulce y amargo empieza por Safo. Es la primera que habló de esa paradoja inscrita en el deseo: es a la vez dulce y amargo, encierra una contradicción esencial, una paradoja. «Hay un dilema en Eros que los pensadores han considerado esencial hasta el tiempo presente». Eros es hijo de la salud y de la pobreza.

Todo deseo humano está suspendido sobre un eje de paradoja, en el que la presencia y la ausencia son los brazos, movidos por el amor y el odio como energías motoras. Carson analiza a través de los poetas, de los filósofos o de la pintura ese conflicto de fronteras, los limites de la palabra, y la gran revolución que supone la alfabetización, la escritura. «Las culturas orales y las culturas alfabetizadas no piensan ni perciben ni se enamoran de la misma forma».

La gran revolución de la escritura

La escritura fue una innovación drástica. Transforma la creación literaria. Pero Carson va mucho más allá en Eros dulce y amargo. La escritura afirma que «la formación alfabética incita a incrementar la conciencia de los límites físicos y personales y el sentir esos límites como recipientes del yo». El alfabeto, la escritura, lleva a la conciencia individual, y al desarrollo de una polis democrática.

Anne Carson
Anne Carson

Carson ve semejanzas entre el deseo y el pensamiento. Eros en la mente del amante se comporta como el pensamiento en la del pensador. Es un motor, una paradoja, que Carson define como «un tipo de pensamiento que intenta alcanzar, pero nunca lo consigue, el final de su pensamiento». Eros es un verbo. La historia, dice Sócrates, comienza cuando Eros actúa en nosotros. Y el movimiento que provoca es el de intentar conseguir lo que desea, a través de la fantasía.

Carson desemboca en el presente político: «una ciudad sin deseo es una ciudad sin imaginación. El arte de contar historias se descuida sobremanera». La fantasía transforma la mente. Una polis sin fantasía es una ciudad acinética, sin movimiento. Eros lleva siempre una carga odiosa y deliciosa al mismo tiempo, una luz de conocimiento. Como concluye Andreu Jaume en el prólogo, Carson merece estar entre los que Canetti llama los «guardianes de la metamorfosis», es decir, los que mueven el deseo, en un mundo entregado al estereotipo, la propaganda, y la producción.

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre