Hielo y plata. Alena Pons. Nocturna ediciones – 17,50€ – 620 páginas

Alena Pons ha escrito en Hielo y plata un reflejo de la vida de una patinadora artística, disciplina que ella conoce a la perfección y es que ha estado inmersa en ese mundo. De sus conocimientos ha creado una novela sencilla, conmovedora y muy dinámica que nos ayuda a entender la presión y el esfuerzo que hay que hacer para convertirse en la mejor de una disciplina

Sinopsis inicial

No era más que una niña cuando Mayiya escucha una conversación entre su madre y su tía que hará que su vida cambie por completo, en ella le decía que se arrepentía de haberla tenido. Esa conversación que puede pasar desapercibida para una niña pequeña, se queda en el interior de Mayiya para siempre y desde ese momento intentará en convertirse en alguien casi perfecto para ganarse el afecto de su madre.

Portada de 'Hielo y Plata' de Alena Pons
Portada de ‘Hielo y Plata’ de Alena Pons

Sin embargo, su madre está más preocupada por la faceta artística de su hermana Nastya que en lo que ella pudiera pensar o querer. Nastya era la ganadora, la triunfadora, la que se llevaba todos los méritos y es que en esa familia lo más importante era ser la mejor en patinaje artístico. Toda preparación, tiempo y constancia era insuficiente con tal de ser la mejor, triunfar era la clave, aunque solo podía ser el objetivo de Nastya, Mayiya no  podía formar parte de tal elenco de ganadores.

Pero llegó el momento, Mayiya quería hacerse un nombre, su sueño siempre ha sido patinar aunque nunca ha tenido la oportunidad de demostrarlo, y es que para ella nunca había nada excepcional, se tenía que conformar con aquello que su hermana había utilizado anteriormente ya fueran coreografía o vestuario. Había llegado el momento, demostraría a su familia que ella también podía triunfar.

Tiempos de cambio

Casi sin apoyo Mayiya, desde ahora Ari Vilamarín, dejaría de ser la “hermana de” para ser una patinadora con personalidad. A escondidas de todos, ella había practicado, eso unido a su “don” natural hicieron que su entrada en escena fuera brillante. El público enloqueció con sus saltos, piruetas y acrobacias, Ari estaba cerca del podio pero si llegara ahí quitaría a su hermana de escena.

El campeonato de España estaba cerca, la ganadora conseguiría una plaza para el Campeonato de Europa, hasta hace solo una semanas se sabía que la patinadora seleccionada sería Nastya pero la entrada de Ari puso la situación crítica y es que solo una podría ir allí. Contra todo pronóstico Ari desbancó a su rival, pero Nastya no le tenía rencor, por fin podía tener algo de libertad y es que el mundo del deporté de élite, era una carrera acelerada, sin fin y muy exigente.

Quizás ahora cada una podría vivir aquello que anhelaba, pero antes del campeonato tocaba entrenar y muy duro, pero también tendría la oportunidad de conocer a otros grandes triunfadores en esa categoría, algunos sería amigos y otros quizás algo más. El sueño de Ari había comenzado, pero no tenía que ser solo una patinadora, tenía que ser ella para ello tenía que despojarse de todos los miedos que tenía en su interior, ella no era un error, no era la “segundona”, estaba ahí por mérito propio y demostraría al mundo, a su madre y a ella misma, que era merecedora de esa oportunidad, había llegado su momento y no lo despreciaría ante nada ni nadie.

Mi valoración personal

Hielo y plata me recuerda a esas películas de patinaje emitidas en Disney, los personajes son adolescentes en continua evolución que tienen que luchar por aquello en lo que creen enfrentándose a sus padres. Además tiene ese punto actual de blog donde se comentan lo sucedido entre los patinadores, y comentan todo lo que sucede durante las competiciones.

Foto de Alena Pons, autora de 'Hielo y plata'
Foto de Alena Pons, autora de ‘Hielo y plata’

Tiene un lenguaje sencillo intercalado con mensaje de whatsapp entre los miembros de los equipos, que hace que entres más en la situación y es que creo que es una novela más dirigida a un público juvenil, pero no por ello es mala, al contrario. Alena Pons expone cómo se sienten muchos patinadores ante las exigencias que requiere esta disciplina artística, además de la exigida por los padres sin importar a veces las decisiones de los propios patinadores.

Me ha gustado ese trato tan cercano entre los personajes, porque tienen esa originalidad que los hace especiales, porque ellos aparte de ser rivales son amigos, ya que son los que mejor entienden esas situaciones.  Entrenar durante años varias horas seguidas para solo un par de minutos es algo brutal, excepcional pero muy cansado. Tienen que rendir al máximo pero a veces no compensa, en esta historia conocemos la historia de dos hermanas que tienen un mismo sueño pero que dependiendo de quién lo consiga puede ser todo un error.

Una novela carismática, fácil de leer pero entrañable, un libro que se lee con facilidad haciéndote parte de él como si de una película se tratara, no es nada excepcional pero sí que te hace agradable su lectura y es que no todo tienen que ser textos con gran profundidad hay veces que una lectura de este tipo te apetece y se hace amena. Por lo que si decides adentrarte en el mundo del patinaje artístico, Hielo y Plata es una gran opción.

Otras recomendaciones literarias sencillas pero entretenidas son: Trilogía de Santa Manuela, Mi conquista tiene una cita o Esto te pasa por ser influencer

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre