La cruz de madera – Lola Solana – La esfera de los libros – 19.90€ – 365 páginas

En ocasiones es difícil narrar una historia y más cuando es la de tu familia, y en esto se basa La cruz de madera, la primera novela de Lola Solana quien con una elegante narrativa convierte una dramática historia en un recuerdo bello. Ambientada entre los años 1890 -1950 nos embauca de nuevo en uno de los periodos más recordados y significativos de la historia de España

Sinopsis general

María Dolores pregunta a su madre qué estaba buscando con tanto ímpetu, su madre le responde que el libro de la abuela, ella no se acuerda de él, era muy pequeña cuando hablaba día tras día sobre él. Pero ese viejo cuaderno con notas era para ella, su abuela se lo tenía reservado, y nadie antes lo había leído solo sabía el nombre y era La cruz de madera. La madre de María Dolores se quería quedar con ella durante más tiempo, pero no era posible se tenía que ir con su otro hijo; sin embargo, en muy pocos días se volverían a reunir.

Portada de La cruz de madera de Lola Solana
Portada de La cruz de madera de Lola Solana

Casi de madrugada una llamada interrumpe el sueño de María Dolores, su madre la había estado llamando en varias ocasiones y siempre le decía que esperara pero fue en ese último instante cuando decidió ir a verla, se tomó su tiempo sin pensar que esos cinco minutos de tranquilidad en el coche serán decisivos y es que llegó tarde, su madre había fallecido y ahora era el momento de contar la historia de su familia.

La cruz de madera

El nacimiento de Dolores Roda fue todo un acontecimiento para esta familia, tras varios años intentándolo y con solo un hijo, Antonio, esta ilustre familia desprendía felicidad por todos lados. La niña colmaría de alegría a este núcleo familia, ella tendría toda clase de estudios, trajes, modales todo era poco para ella, y es que su familia así se lo podría permitir. Con tan solo 22 años, Lolita, cómo todos la conocían se traslada junto a la familia de Sevilla a Madrid. Aunque poco será el tiempo que transcurra en esa ciudad, y es que tras la repentina muerta del patriarca de la familia Don Miguel Roda, deciden hacer un viaje a Alicante.

Es en esa ciudad donde coincide en una fiesta con un grupo selecto de personajes aristocráticos, diplomados y altos cargos militares. Lolita que nunca pasó desapercibida recayó la mirada en un militar muy apuesto, él también la miraba pero no sabía de sus intenciones. Ella siempre había creído en el amor verdadero y no sabía si él lo sería pero el destino lo tuvo claro y es que coincidieron en el mismo hotel para hospedarse,  pero más casualidad fue cuando le preguntó el nombre y era Miguel, ya no había vuelta atrás sus caminos debían encontrarse. Él se llamaba como su padre, eso ya no era cosa del azar.

Poco tiempo transcurrió cuando decidieron dar el sí quiero, pero la vida de un militar no es nada estable, pero Lolita siempre estaba dispuesta a acompañarlo en cualquiera de sus mudanzas, aunque luego se fue complicando con la llegada de sus descendientes, una vida aparentemente perfecta y feliz hasta que llegaron las batallas, y es que no solo era la guerra civil, también fue la decadencia que vino después. En esos momentos los viejos amigos ya no estaban, y ella solo buscaba respuestas y es que de manera accidental se encontró con la muerte y quería averiguar si era de verdad, nadie le sabía responder, todos callaban pero ella se enfrentó al mundo con tal de buscar una solución.

Mi valoración personal

Las novelas históricas ambientadas en la guerra civil española son habituales en mi lectura, me gusta conocer  parte de las raíces de nuestra cultura por eso no dejo pasar la oportunidad de leer libros de este estilo. En cuanto vi la sinopsis de La cruz de madera supe que tenía que ser para mí, pero durante su lectura me he encontrado con sentimientos encontrados, y es que al comenzar la historia suceden los hechos de manera precipitada pero bien expuestos, haciendo que me sumerja en la historia de manera rápida y es que la fluidez y narrativa lo hace perfecto.

Foto de Lola Solana, autora de La cruz de madera
Foto de Lola Solana, autora de La cruz de madera

Nos narra con agilidad la historia de María Dolores para luego adentrarse en la verdadera protagonista como es Lolita, de ella conocemos su nacimiento, juventud y su matrimonio precipitado todo ello ocurre en menos de las 100 primeras páginas del libro, por lo que creo que el resto del libro será así pero no. Hay un momento, en el que el libro de ralentiza y comienza la narrativa más densa, compuesta en mayor medida por cartas emitiendo información sobre el hallazgo de su marido.

La vida de sus hijos, en especial la de Conchita hija del matrimonio y madre de María Dolores, es apenas una breve intervención, de la que me hubiera gustado más dinamismo y participación especialmente al final de la historia. Por lo tanto, creo que ha faltado un poco más de tesitura a la hora de exponer la trama, demasiada exposición del mundo político y no tanto de los lazos familiares, y es que creo que debería no haber limitado tanto ese final.

En definitiva, una novela con un buen arranque, narrativa y ambientación a la que le han faltado ciertos detalles para brillar como debería, pero que para ser su primera novela ha sido un gran debut, ojalá y supiéramos más de estos personajes en una continuación y es que creo de verdad que aún hay mucho que decir.

Otras novelas históricas que te pueden interesar son: El pintor de almas, El destino de los héroes o Una promesa de juventud

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre