Rita es en España «la cocina mexicana». Sin más. Nada menos. Nació en Guadalajara, Jalisco. Viene de familia numerosa. Así que creció en los fogones, acostumbrada, como dice «a ver cazos grandes, ya que éramos once de familia, más los invitados que nunca faltaban desde el desayuno hasta la cena. Nadie se resistía a la sazón de mi mamá, que heredó de mi abuelita. Tradición que pasa de madres a hijas y de suegras a nueras». Tiene el español de Rita una música que uno no se cansa de escuchar. Una melodía que viene de antiguo, como una lengua que los españoles hubiéramos perdido y se hubiera conservado al otro lado del océano, enriquecido, amasado con suavidad. Y así también pasa con las historias que cuenta esta mujer que atesora un saber enciclopédico sobre la cocina mexicana. Todo un mundo que se despliega en su página web oficial.

Cuénteme más de su familia, de las comidas de casa.

Rita Sánchez.- Como muchas familias de México,  recuerdo  a mi mamá y mis tías a través de sus platillos dar amor a los suyos, igual te aliviaban cuando estabas enfermo con un buen caldo. O cuando estabas triste prepararte tu comida favorita. Era increíble ver cómo disfrutaban homenajeándote en fechas puntuales con platillos más elaborados. Era una forma de sorprenderte y de apapacharte a través de su comida, al igual que mi papá que también era un consentidor  llevándonos cosas que sabía que nos gustaban. De ahí mi esencia por disfrutar cada momento, compartir, luchar por mis sueños y ser agradecida. Eso es la cocina mexicana.

¿Cuándo empieza su pasión por la cocina?

Desde siempre. Tengo en mi memoria el registro de cada sabor, aroma, textura que he vivido a lo largo de mi vida, ya de jovencita comencé con un negocio de comida en México. Me fue muy bien, me alegraba ver como se deleitaban los clientes con mi comida además del vínculo que se creaba. Aun así lo deje aparcado y me dedique a realizar actividades referentes a mi carrera y otras pasiones que tengo.

¿Vino a España para dedicarse a la cocina o fue algo que surgió después?

Cuando vine a España nunca me imaginé que me fuera a dedicar a la gastronomía, fue algo que surgió después, al no encontrar  los platillos que me gustaban pensé y por qué no comenzar una nueva andadura a través de los fogones.

Taquería del Alamillo fue una aventura y un gran éxito, un éxito rotundo. ¿Por qué?

Lo principal poner el corazón en todo lo que hago, desde un principio mi objetivo fue traer México a Madrid, que recordaran la sazón, calidad, sencillez, amabilidad y el sentirse como en casa, acortando la distancia de mi país, apapachándolos en cada platillo que ellos me pedían fuera de carta, aunque nunca pensé  que esa aventura fuera a darme tantas satisfacciones y el cariño de tanta gente.  

En España se conoce una cuarta parte de la cocina mexicana

Rita Sánchez

Usted hace equipo con Efrén. ¿Cómo se debe organizar un equipo para  que las cosas vayan bien ¿sobre qué bases?

Confiando, valorando  y sacando el potencial y cualidades que cada uno tiene complementándonos  y sobre todo respetando el trabajo de cada uno. Formando así un único eslabón, con el fin común de dar el mejor servicio, el trato entrañable y a la vez  respetuoso que todos buscamos.

La cocina mexicana es un mundo. Basta ver su página web.

Si, incluso me sigo sorprendiendo en cada viaje que hago con ingredientes que no son conocidos de una región a otra, ya que cada Estado de la República Mexicana tiene sus propios platillos, ingredientes  y sazón característica. Un mismo platillo lo puedes encontrar en diferentes Estados con ingredientes y diversos  sabores, con un toque especial que lo hace característico de cada lugar.

Es también, creo, una cocina que hace platos sabrosos con ingredientes sencillos, por no decir pobres.

Hay ingredientes que para algunos pasan desapercibidos y sin embargo en las manos de las cocineras tradicionales es todo un homenaje a la gastronomía mexicana y a la vez un chef con técnicas vanguardistas lo convierten en platillo gourmet digno de una estrella Michelin. Es una pena que se conozca en España solo una cuarta parte de nuestra gastronomía incluyendo los productos del mar, semillas, hortalizas, adobos, moles, salsas, frutas, repostería y coctelería.

Un día pedí en un restaurante del D.F. un plato que picara intensamente. Todavía me estoy arrepintiendo.

Me imagino tu sorpresa, es muy peligroso pedirle a un mexicano que ponga bastante picante sino estás acostumbrado, hay tres elementos que no pueden faltar en nuestra mesa, el picante, la sal y el limón. En cuanto a la relación que tenemos con el picante ya desde el México prehispánico el chile formaba parte de la dieta diaria. Está presente en la mayoría de los platillos, hay una variedad tan extensa que puedes encontrar desde lo dulce hasta lo más picante con una gran variedad de sabor, color, olor y textura. Para la mayoría de los mexicanos es un ingrediente indispensable. Es adictivo y te provoca una sensación placentera. El chile de cualquier forma es delicioso, ya sea en polvo, en salsa, rellenos, en vinagre, frescos, secos, en helados, dulces  o simplemente a mordidas ya sean crudos o toreados, aunque parezca increíble no todos los mexicanos son adictos al picante.

¿Y cuál ha sido, o es, la influencia de la cocina española en la mexicana?

Ha sido enriquecedor tanto que desde la llegada de los españoles utilizamos ingredientes que hasta la fecha forman parte de nuestra gastronomía ampliando nuestro abanico de sabores.

Rita Sánchez y el árbol de la canela

Fanfan y Ludiana te mantienen al día de las novedades en entretenimiento, y te ofrecen servicios de comunicación y herramientas estratégicas para gestionarla. Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagramIvooxSpotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre