corral cervantes

¿No eres ni generación Z ni eres millenial? ¿Demasiado joven para hablar de tostadas de aguacate y demasiado viejo para tener una cuenta de TikTok? Podrías formar parte de los zillennials. Un tuit hizo saltar la libre: Las personas nacidas entre 1995 y 2000 no somos ni Gen Z ni milenarias. Solo conocemos el dolor “, escribió en Tweeter @ hipster_shit_ 4 de junio de 2020. Se compartió más de 150 mil veces. Está claro que muchos de los millennials más jóvenes y los zoomers más antiguos (Generación Z) se identifican con esta zona generacional menor.

Definición de zillennials

Según  el Urban Dictionary, «los zillennials son los nacidos durante los últimos años de la generación del milenio y los primeros años de la Generación Z con rasgos mixtos de ambas generaciones». Una microgeneración cuyas fechas de corte generalmente se establecen entre 1993 y 1998. Encajados entre dos generaciones claramente definidas, los zillennials se enfrentan a ser llamados millenials por los baby boomers y Gen Z por los millennials.

Aunque muchos califican  laxamente a todos los jóvenes como millennials, el Pew Research Center utiliza 1981 como el primer año de nacimiento y 1996 como el límite para esta generación. Definida por sus conversaciones sobre tostadas de aguacate, su incapacidad para independizarse y pagar un alquiler y la fetichización de los amigos, la cultura millenials es reclamada por los dos grupos. En un video de TikTok  con más de464.000 visualizaciones, un zoomista se queja de la combinación de la generación millenial y la Generación Z, «No quiero estar asociado con personas que todavía piensan que Harry Potter es un rasgo de la personalidad«.

TikTok y Tide Pods

Los  clasificados bajo la etiqueta de Gen Z, crecieron en la era del iPhone. Auténticos nativos digitales, investigaciones recientes han mostrados  que poseen fuertes rasgos propios de comportamiento, actitudes y estilos de vida, tanto positivos como negativos. La cultura de la Generación Z se define por el uso de TikTok, Tide Pods y la  conciencia por el cambio climático

Pero para quienes nacieron a finales de los 90, algunos abogan por una microgeneración propia. Los que tenían tanto Bebo como Snapchat. Los que recuerdan el baile de Crank That (Soulja Boy), así como El Renegado. De la generación analógica a  la digital, la diferencia de unos pocos años  supone un abismo que no  tiene precedentes. De 2000 a 2004  la diferencia estaba entre poseer un Nokia 3310 y  o ser  el dueño de un Motorola Razr. La diferencia entre 2005 y 2007 estaba entre tener un Sony Ericsson Walkman W800 o poseer el primer iPhone.

Soulja boy
Soulja Boy

Evolución digital

Si bien estas distinciones digitales pueden parecer arbitrarias, la velocidad vertiginosa del desarrollo tecnológico ha definido la infancia del milenio. Mientras que los millennials más antiguos habrían cumplido los 20 años alrededor del lanzamiento del iPhone, la generación zillennial fue la última en recordar una infancia no gobernada por la tecnología, pero también creció con evolución tecnológica a su alrededor. Esta evolución digital significaba que cumpleaños y Reyes eran épocas codiciadas  para la actualizaciones de dispositivos, desde reproductores de CD Walkman a MP3, o el salto de una Gameboy a una Nintendo DS.

En lugar de Instagram o Snapchat, las plataformas de redes sociales adoptadas por la infancia zillenal fueron Club Penguin y Habbo Hotel. Ella, de 23 años, por ejemplo, afirma: “Me identifico más como millenial que como  Generación Z  por la forma en la que uso la tecnología y las redes sociales. No  recurro al uso constante de Snapchat e Instagram para comunicarme con amigos y tampoco  participo en el boom de TikTok «.

Brexit y Black Lives Matter

La brecha generacional cultural se ha acrecentado en los últimos años, con 2020 como caso aparte. El Brexit, el Black Lives Matter y el Covid-19 son cuestiones polarizadoras cuando se trata de actitudes generacionales. Casi las tres cuartas partes de los jóvenes de entre 17 y 24 años dijeron que habían votado para permanecer en la UE, mientras que el 60 por ciento de los mayores de 65 años apoyaron el Brexit.

Casi las tres cuartas partes de la generación Z y los millennials ven  a las marcas que apoyan a los manifestantes de BLM en las redes sociales de manera más favorable, mientras que solo el treinta y nueve por ciento de la Generación X y Baby Boomers piensan así. Si bien son los boomers quienes tienen el mayor riesgo médico por Covid-19, son los millennials y la Gen Z quienes sufrirán más las consecuencias económicas,  mientras  los zillennials se gradúan en una economía que se desmorona ante sus ojos.

Tecnología y política

Formada por actitudes progresivas y desilusión política, esta nueva generación se posiciona en el punto donde se cruzan la tecnología y la política. La generación que creció en las redes sociales ahora se está movilizando a través de ellas, para lograr un efecto multiplicador.

Scarlett Curtis, de 25 años, cofundó The Pink Protest en 2017, un colectivo que ayuda a las jóvenes activistas feministas a actuar en línea con el lema: «La revolución se publicará en Instagram«. Del mismo modo, Amika George, de 20 años, lanzó la campaña Free Periods en 2017 para poner fin a la pobreza en el Reino Unido, con un seguimiento de Instagram de más de 17.000 usuarios. Mientras tanto, la modelo y activista de 24 años Yasmin Benoit ha estado haciendo campaña por una representación asexual con el hashtag #ThisIsWhatAsexualLooksLike y un impacto en  Instagram de más de 29.000 seguidores

Activismo digital

La generación de internet está dejando su huella tanto dentro como fuera de la red. Mientras las generaciones anteriores sentaron el precedente para manifestaciones en persona, el activismo digital ha demostrado ser una fuerza poderosa para el cambio. Al llegar a la mayoría de edad en un entorno digital ineludible, enfrentándose tanto el colapso ecológico inminente como el aumento del populismo de extrema derecha en todo el mundo, los jóvenes tienen el peso del mundo sobre sus hombros.

Sin embargo, mientras las guerras culturales continúan, los zillennials se resisten a participar: son lo suficientemente jóvenes como para ver los desafíos por delante y lo suficientemente mayores como para instigar un cambio impactante. Esta generación híbrida puede tener las respuestas  a un futuro en el que utilizar el  rápido desarrollo de la tecnología  a su favor en materia de  política. A caballo entre la nostalgia de los años 90 y Netflix, como dijo una vez el ícono cultural de Hannah Montana, «tienes lo mejor de ambos mundos».

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre