Tarantino nostálgico

SINOPSIS

Rick Dalton, una estrella televisiva en decadencia, busca una salida a su carrera junto a su amigo y doble Cliff Booth. Hollywood está cambiando y tiene la posibilidad de filmar en Italia. Ha de alejarse temporalmente de su residencia en Cielo Drive y de sus recién instalados vecinos, Roman Polanski y su esposa Sharon Tate.

Cartel de Érase una vez... en Hollywood

FICHA TÉCNICA

  • Director: Quentin Tarantino
  • Guión: Quentin Tarantino
  • Reparto: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Al Pacino, Margaret Qualley, Kurt Russell, Julia Butters, Austin Butler, Bruce Dern, Timothy Olyphant, Michael Madsen, Zoe Bell, Damian Lewis, Luke Perry, Emile Hirsch, Dakota Fanning, Damon Herriman, Mike Moh, Lorena Izzo
  • País: EE.UU.
  • Duración: 161 minutos
  • Fotografía: Robert Richardson

COMENTARIO

Acaba de estrenarse la esperada Érase una vez.. en Hollywood. Este es el trabajo más íntimo y con menor dosis de violencia de nuestro admirado Quentin Tarantino. El director nos presenta una versión tierna y muy distorsionada versión de aquella época. Por algo su título es Érase una vez… como comienzan tantos cuentos. Y Tarantino se va a permitir distorsionar la realidad a su voluntad, pero eso lo dejamos para la sala.

Cliff y Rick, Érase una vez... en Hollywood

La excusa para este homenaje es la relación entre Rick y Cliff, que ven como su versión de Hollywood se extingue. Cliff está inspirado en Hal Needham, un especialista y veterano de guerra que mantuvo una fuerte amistad con Burt Reynolds. Needham era un experto en acción que llegó a escribir guiones (Los caraduras, As de plumas) y dirigir (Los locos de Cannonball, Megaforce, Rad) Aunque Reynolds hizo western, Rick está inspirado en diversos actores del western televisivo.

Diseño Web

Pero lo que realmente importa es el homenaje y la visión del mundo de Tarantino. Una metáfora de un mundo donde todo parecía posible y el hombre pisaba la luna, en el que los hippies creían que podían cambiar el mundo cubiertos de barro y escuchando música. Un mundo en que había menos normas de seguridad y se consideraba razonable viajar en auto stop, y un famoso se atrevía a recoger a un desconocido. Un mundo que despertó de su fantasía con sucesos como el asesinato de Sharon Tate. Y Tarantino piensa, ¿qué habría sucedido si…?

Julia Butters

Aunque como premio para el director está la ocasión de hacer une película autorreferencial. ¿Qué más puede pedir un cineasta experto en cine que poder hablar dentro de una película de cómo se hace cine y de cómo se gestan las relaciones, los contratos…?

La sección técnica

El director es un mago de la ambientación, y aquí está a la altura recreando el ambiente de la época y el de los estudios. Ha recuperado y adaptado carteles, fragmentos de programas de radio, series y programas de televisión como Hullabaloo. Igualmente impecable es la coordinación de las pocas escenas de acción, como no esperábamos menos.

Rick Dalton en Hullabaloo, Érase una vez... en Hollywood

Para reforzar el realismo, además de a Polanski, Tate y los acompañantes de ésta en aquella trágica noche, Tarantino se toma la libertad de traer a su mundo a multitud de personajes reales, alguno de ellos aún vivo. Entre ellos están Bruce Lee (con una escena que ha levantado polémica), Sam Wanamaker, Charles Manson y diversos miembros de su « Familia», entre otros Tex Watson y Lynette Fromme, James Stacy, Steve McQueen, Mama Cass, Michelle Phillips, Connie Stevens, Billy Booth, Joanna Pettet, Wayne Maunder o George Spahn, que alquilaba el rancho a filmaciones de westerns y más adelanta al grupo de Manson.

Cliff contra Bruce Lee

Para la fotografía se ha apoyado en el magnífico Robert Richardson, habitual en sus rodajes y que ha participado en seis de los largometrajes del director. Como curiosidad hay que comentar que el tres veces oscarizado director de fotografía también trabajó indirectamente con Tarantino. Como habitual de Martin Scorsese y de Oliver Stone, fue director de fotografía de Asesinos natos, escrita por el mismo Quentin.

Banda sonora de Érase una vez... en Hollywood, vinilo naranja

Cierra con broche de oro la parte técnica con la selección musical. Escogidos por el propio tarantino como en el resto de sus trabajos, los temas musicales conforman una banda sonora de un gusto excelente. Tenemos a José Feliciano, The Box Tops, Los Bravos, Deep Purple… No en vano el director se ha confesado como un activo coleccionista de discos.

Los actores

Habitualmente el director gusta de rodearse de grandes actores, muchos de los cuales ya han trabajado con él en otras producciones. Esto no hace que su labor en este trabajo tenga menor mérito.

Margot Robbie, Sharon Tate

Margot Robbie nos presenta un lado tierno y humano de Tate, que apenas se cree su ascenso a la fama. La química entre Pitt y DiCaprio es evidente, y ambos bordan sus papeles de especialista con afición a las broncas y de actor en crisis.

Margaret Qualley, alfombra r oja

Pero hay dos descubrimientos que queremos resaltar. Por un lado tenemos la frescura de Margaret Qualley, que resulta magnética para la cámara. Es hija de Andie McDowell, de la que hereda un enorme encanto. Y por otro Julia Butters, una niña llamada a tener una gran carrera en el cine si logra mantener esa fuerza interpretativa. Sabemos que los niños siempre están bien ante las cámaras, pero ella parece ser capaz de ir más allá.

Julia Butters, Érase una vez... en Hollywood

Tenemos además un plantel de secundarios de lujo con Zoe Bell (habitualmente especialista pero también actriz), Kurt Russell, Dakota Fanning, Michael Madsen, Al Pacino, Bruce Dern, el fallecido Luke Perry, Damian Lewis o Timothy Olyphant entre otros.

Resumiendo

Se han escrito ríos de tinta sobre el noveno trabajo de Quentin Tarantino, Érase una vez… en Hollywood. Distintos autores han visto en ella la cantidad de referencias a una época de Hollywood ya desaparecida. Muchos críticos han comentado la visión melancólica de Tarantino. Se ha escrito sobre si este cambio de tono se debe a que Tarantino planea en serio dejar el cine. Pero detrás de tantas palabras lo fundamental es lo siguiente, son 161 minutos de estar pegados a la pantalla. Eso dice todo lo necesario de una película.

Margaret Qualley

TRÁILER

Si aún no la habéis visto, espero que este tráiler os anime a correr a los cines y disfrutar de ella en la paz de una sala con aire acondicionado.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre