El desván de los sueños – Elena Montagud – Grijalbo editorial – 17.90€ – 495 páginas

Elena Montagud tiene una de las plumas más significativas en el género romántico con El desván de los sueños nos muestra una historia de amor con toques de humor, sensualidad y una gran admiración por los libros y sus bellas historias. Una historia que nos hace creer en las segundas oportunidades y de que la esencia de la vida está en pequeños detalles como el compartir la ilusión del otro. Una novela sencilla pero ideal para desconectar y entretener, la perfecta historia para disfrutar sin más

Sinopsis inicial

Valentina casi ha perdido por completo hasta su nombre, pero lo recuperará al igual que su autoestima o al menos eso intentará. Huirá de su pasado para afrontar la vida con optimismo, alegría, vitalidad pero también con miedo y recelo y es que no es fácil comenzar de nuevo por muy joven que seas y es que ahora mismo no sabe muy bien quién es ella en realidad.

Portada del libro El desván de los sueños de Elena Montagud
Portada del libro El desván de los sueños de Elena Montagud

Tina que es como se la conoce popularmente acaba de llegar prácticamente a la treintena, pero es ahora cuando empieza a vivir. Ella acaba de divorciarse de Mario, con él compartió casi una década de vida y de ese matrimonio guarda recuerdos algunos buenos pero la mayoría son reproches, acusaciones, indicaciones de como tiene que actuar, vestir, pensar… de ese cese de convivencia se quedó con la vivienda y a pesar de su buena ubicación y tamaño lo vendió para hacerse con algo más personal, más suyo. Y es ahí a raíz de ese suceso cuando comienza su historia, su nueva vida.

En su mismo portal y puerta con puerta vive Diego, un apuesto hombre siempre elegante y bien vestido. Con él siempre pegado va un niño de corta edad, un niño que revolucionó la vida de Diego y que ahora trastocará la de Tina. Casi de forma accidental ambos coincidían en el ascensor de forma diaria y Tina no podía ignorar al pequeño pero tampoco a su acompañante, y es que era imposible negarse a la evidencia. Desde el primer momento conectaron Hugo y Tina y eso era fundamental porque ella lo tendría que cuidar en alguna que otra ocasión, eso también permitiría reforzar su labor como docente y es que el niño necesitaba refuerzos. Lo que supondría una alianza inalienable.

El desván de los sueños

A pesar de que ella estudió la carrera de Educación Infantil y ejerció de ello durante algún tiempo renunció a ello, fruto también de la casi imposición de su ahora ya exmarido, pero alejada de esa vida de lujos necesitaba un trabajo y su padre le encontró para ella el mejor, dependienta en una librería cuyo nombre El desván de los sueños sería un augurio de lo que vendría después. El jefe del local era un viejo amigo de su padre, este acababa de perder recientemente a su mujer, quien era el alma de ese sitio y necesitaba a alguien revitalizante que volviera a hacer despegar la ilusión por la magia de los libros.

Tina estaba encantada con su nuevo trabajo, poder recomendar libros era un auténtica fortuna para ella, pero no quería solo vender libros quería que la gente conociera su librería. Por ello no hacía más que sugerencias a Don Vicente para crear eventos, clubs de lectura… todo era bueno con la intención de  llegar a más público. Esta nueva etapa de su vida solo hacía más que mejorar pero aun tenía presente todo lo vivido tiempo atrás con Mario, despertó a tiempo de ese maltrato psicológico pero las secuelas aun estaban.

Pero si algo todavía le quedaba pendiente era recuperar el amor, no solo a alguien sino también a sí misma. En una de las noches que se quedó cuidando a Hugo soltaron “chispas” entre Diego y ella, quizás era pronto pero también era necesario y es que ella era joven, guapa y libre. Necesitaba sentirte querida, amada y respetada y puede que él se lo aportara, pero no solo ella quedó rendida a sus brazos y es que Diego también se sorprendió con ella, porque no era una chica más. Ella era ingeniosa y prestaba atención a lo que él decía y eso sí que no le había pasado nunca.

Mi valoración personal

La narrativa romántica es siempre una buena alternativa para desconectar, sabía de antemano lo que podría ocurrir en la novela pero no de qué manera y es que me ha gustado la manera de transmitir de la autora. El desván de los sueños no solo se basa en una temática de amor sino que incorpora pequeños elementos que muestran cómo y de qué forma son los comportamientos ante un maltrato psicológico, como él hace creer a su víctima que no es inteligente, atractiva, inútil hasta quedar casi relegada a un segundo plano.

Foto de archivo de Elena Montagud, autora de El desván de los sueños
Foto de archivo de Elena Montagud, autora de El desván de los sueños

En este caso, la protagonista se despierta de esa horrible pesadilla y puede tener una segunda oportunidad y creo que puede ayudar a concienciar a personas que estén en esa misma situación. Con respecto a la narración bien expuesta y con una historia sencilla pero tierna en algunos momentos, con muchos toques de sensualidad y es que se expresa sin rodeos.

Me ha gustado el tono de ambientación pero con respecto a la trama algo previsible aunque también sabemos a lo que nos atenemos ante novelas de este tipo, que no quiero decir que esté más sino que nos aporta ese tono fresco y divertido. El homenaje que rinde a los libreros y los libros es también algo que me ha encantado. En definitiva, una novela con el toque personal de la autora que nos hace saber que la vida no es limitada, de que todo es mejor si crees en ello y que los principios son duros pero nos ayudan a descubrir quiénes somos de verdad.

Otras novelas con un toque romántico que te pueden gustar son: Un cuento perfecto de Elisabet Benavent, En Bata y con zapatos de tacón de Raquel Calabuig , El alma de las flores de Viviana Rivero o La trilogía de Santa Manuela de Sylvia Herrero

Si quieres estar al día de la actualidad de FanFan y enterarte antes que nadie de todo lo que publicamos, síguenos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterInstagram, Ivoox, Spotify y YouTube.

Dejar respuesta

¡Deja un comentario!
Nombre